Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,487.03
    +13.80 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    38,834.86
    +56.76 (+0.15%)
     
  • Nasdaq

    17,862.23
    +5.21 (+0.03%)
     
  • Russell 2000

    2,025.23
    +3.22 (+0.16%)
     
  • Petróleo

    81.47
    -0.10 (-0.12%)
     
  • Oro

    2,347.20
    +0.30 (+0.01%)
     
  • Plata

    30.18
    +0.62 (+2.08%)
     
  • dólar/euro

    1.0742
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2170
    0.0000 (0.00%)
     
  • dólar/libra

    1.2713
    -0.0008 (-0.06%)
     
  • yen/dólar

    158.0790
    +0.0970 (+0.06%)
     
  • Bitcoin USD

    65,155.57
    -242.26 (-0.37%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,384.65
    +46.89 (+3.51%)
     
  • FTSE 100

    8,205.11
    +13.82 (+0.17%)
     
  • Nikkei 225

    38,324.10
    -246.66 (-0.64%)
     

Por qué una exitosa CEO decidió ocultarles a todos su embarazo

Talia Goldstein, a 33-year-old CEO with a new company, hid her pregnancy to attract investors and keep her business alive.

A pesar de ser ya una empresaria y tener un matrimonio estable, Talia Goldstein decidió esconder que esperaba su primer hijo.

“Es la peor sensación del mundo tener que ocultar tu embarazo. Es horrible saber que el segundo en que revele que estoy embarazada, los inversores de repente dudarán de si soy lo suficientemente capaz de dirigir una empresa. Por lo tanto, voy a ocultar mi embarazo, siempre y cuando pueda".

Con esas palabras, Golstein, entonces de 33 años, registró en su diario la dolorosa resolución que tomó en 2012.

La mujer había comenzado por esos días la recaudación de capital para su compañía startup de citas, llamada Three Day Rule. Era un sueño hecho realidad que surgió cuando Goldstein era productora de E! Entertainment. Allí dio sus primeros pasos como “Celestina” y llegó a organizar eventos para solteros, hasta que decidió dar el gran paso de crear su propia compañía.

PUBLICIDAD

Con una socia empezó a presentar el negocio a posibles inversionistas para recaudar fondos; fue justo en ese momento que descubrió su embarazo. Insegura sobre qué hacer, Goldstein comenzó a sondear a sus colegas sin revelar que esperaba un hijo.

“Muy a mi pesar, todos coincidieron abiertamente”, escribió la empresaria en una extenso artículo para la revista Fortune. "Es una enorme señal de alarma cuando la fundadora de una empresa está embarazada”,  "Honestamente, nunca invertiría en una empresa con un CEO embarazada”, fueron algunas de las opiniones que recibió.

Aunque su esposo estaba extasiado, Goldstein se sentía “avergonzada y molesta conmigo misma por quedar embarazada durante este momento crucial de recaudación de fondos”.

De modo que decidió esconder su creciente barriguita de todos: posibles inversionistas, familiares y hasta su socia en el negocio.

Para esto, Goldstein llegó a extremos: usaba ponchos o ropa muy ancha y en una ocasión llevó un sobretodo a una reunión a pesar de que había unos 80 grados Fahrenheit (26 grados Celsios) de temperatura exterior.

“Pero sabía que tenía mejores oportunidades de recaudar dinero luciendo ridícula en vez de embarazada”, afirmó.

Después de la primera ronda de varios meses con los inversionistas, rememora, dejó de esconder su embarazo. Pero sus temores previos se vieron justificados con la reacción de sus colegas una vez que su estado quedó a la vista de todos.

“En vez de felicitarme, como lo harían con una mujer en una carrera diferente, expresaron confusión acerca de por qué quería seguir trabajando duro y hacer crecer la empresa. Era como si me hubiera transformado inmediatamente de una líder capaz en un recipiente incapaz, sólo por estar embarazada”, relató a Fortune.

Para empeorar las cosas, su socia abandonó el negocio y Golstein se vio forzada a hacerle frente sola durante los últimos meses del embarazo.Afortunadamente el pequeño Max vino al mundo con energía y salud.

En 2014, Three Day Rule firmó un contrato que la convirtió en la compañía Match, el sitio de citas más grande del mundo; tiene 30 empleados y ha lanzado su servicio en seis ciudades de Estados Unidos.

Ya es hora de una nueva ronda de recaudación de capital, y Goldstein está embarazada nuevamente.

Solo que esta vez no esconderá su estado de gestación, porque quiere a la vez llamar la atención sobre los prejuicios que enfrentan las mujeres en el mundo de las startups tecnológicas.

“Voy a estar orgullosa de mi embarazo, no sólo por mí, sino también por otras mujeres que están demasiado asustadas como para formar una familia en esta industria. Y para aquellas que tienen demasiado miedo para empezar en esta industria porque quieren una familia”, aseguró.