Guía de Seguros

Administrando deuda y crédito

Evitar sobregiros en su tarjeta de crédito aumenta sus oportunidades de ahorro e inversión para objetivos importantes.

ANTES DE COMENZAR

- Reúna estados de cuenta recientes de sus tarjetas de crédito y otros tipos de deuda.

- Analice las tasas de interés y cobros de finanzas que paga actualmente en cada cuenta.

- Déle un nuevo vistazo al presupuesto de su hogar (o a sus hábitos de gasto, si es que aún no tiene un presupuesto).

- Piense en su habilidad de dejar de usar crédito con regularidad y qué cambios podría estar dispuesto a realizar para mejorar su panorama financiero.

TEMAS

1. Administrando deuda y crédito

2. Deuda a plazos

3. Crédito rotativo

4. Usando el crédito con inteligencia

5. Eliminando la deuda de tarjetas de crédito.

6. El papel de la deuda

1. Administrando deuda y crédito

El crédito se definió alguna vez como "la confianza del hombre en el hombre". Pero de hecho, la definición del crédito hoy en día es más bien "la confianza del hombre en sí mismo". Actualmente, disponer de crédito significa tener confianza suficiente en nuestra habilidad futura para saldar esa deuda. Hace 40 años, nuestros padres probablemente pagaron sus casas y automóviles en efectivo, algo en gran parte inusitado en estas fechas. Si llegaban a pedir dinero prestado, lo más probable es que fuera a un amigo o pariente, no a una institución financiera.

La deuda y el crédito instantáneos de hoy en día son parte de nuestras vidas cotidianas. La comodidad del crédito instantáneo, sin embargo, ha tenido consecuencias. Muchos individuos usan las tarjetas de crédito para gastar más de lo que ganan y unos cuantos de hecho construyen una prisión de deuda a su alrededor de la que algunos no salen nunca. Por otro lado, a quienes nunca disponen de crédito se les puede negar un préstamo o un crédito cuando tienen una necesidad que justifique su uso. Tener crédito establece una historia de responsabilidad financiera: hasta que establezca un historial crediticio, sus probabilidades de calificar para un préstamo importante, como por ejemplo una hipoteca, son bastante reducidas.

¿Cuál es el equilibrio entre un uso inteligente del crédito y no caer en una deuda abrumadora? Veamos los hechos, y algunos pros y contras.

2. Deuda a plazos

La deuda tiene muchas formas y la mayoría de los tipos de deuda son de ayuda para nuestra vida diaria -cuando se usan con responsabilidad. La mayoría de la gente no puede comprar una casa sin algo de asistencia financiera y muchas personas no pueden comprar un automóvil (especialmente uno nuevo) sin algún tipo de financiamiento. El dinero que se toma prestado para adquirir ese tipo de artículos se llama deuda a plazos: el deudor paga una porción del total en intervalos regulares durante un periodo específico de tiempo. Al final de dicho periodo, se salda el pago del préstamo con todo e intereses.

La deuda a plazos permite comprar artículos a una tasa de interés competitiva: por ejemplo, entre 5% y 7 % para una hipoteca a 30 años y entre 8% y 9% para un préstamo automotriz. El préstamo se paga en base a una agenda amortizada, pagos mensuales de una cantidad fija que permanecen constantes durante la vida del préstamo. Al principio, la mayoría de los pagos iniciales consisten de intereses. En años posteriores, el capital comienza a reducirse.

La deuda a plazos se presupuesta con facilidad y la deuda se salda en una fecha predeterminada. Incluso para quienes pudieran tener de hecho el efectivo necesario para comprar el artículo deseado, la deuda a plazos puede tener sentido financieramente si se puede ganar un rendimiento sobre su inversión de efectivo (después de impuestos) más alto que lo que debe pagar sobre su deuda a plazos.

3. Crédito rotativo

Una línea de crédito rotativo, también llamado "crédito sin plazo fijo", está a su disposición para ser usado en cualquier momento. Algunos ejemplos de crédito rotativo son las tarjetas de crédito como Visa y Mastercard, y las tarjetas de tiendas departamentales. Cuando usted solicita alguna de estas tarjetas, recibe un límite de crédito en base a su historial de pagos crediticios e ingreso. Cuando hace uso de la línea de crédito, debe realizar pagos mínimos mensuales basados en el saldo total pendiente de ese mes. Algunas líneas de crédito también cobrarán una cuota anual por manejo de cuenta.

Aunque el crédito rotativo es una forma conveniente de tomar dinero prestado, también puede convertirse en un pozo sin fondo de pagos mínimos que apenas si cubren los intereses que se deben. Muchas tarjetas cobran tasas de interés anuales del 18% o más. A medida que va pagando la deuda, el pago mínimo también se va reduciendo, lo que de este modo extiende su periodo de pagos y, por lo tanto, los intereses que paga. Pagar únicamente el mínimo para un préstamo de $2,000 en una tarjeta de crédito podría significar realizar pagos mensuales de intereses durante 10 o más años.

Contar con crédito, además de ser conveniente, elimina la necesidad de cargar grandes cantidades de efectivo y puede ayudar a establecer su riesgo de solvencia para préstamos futuros. Los estados de cuenta mensuales desglosados también pueden ayudarlo a llevar un registro de sus gastos. Pero algunas personas pueden ser presas fáciles de la tentación que ofrecen las tarjetas de crédito. Las compras impulsivas, no comparar costos y comprar artículos grandes que no se pueden pagar son desventajas creadas por un poder de compra disponible en todo momento. Gastar más dinero del que se gana en un periodo determinado es, en el mejor de los casos, una práctica peligrosa, pero hacerlo durante un periodo prolongado de tiempo puede equivaler al suicidio financiero.

Deuda a plazos vs. deuda rotativa

Las tasas de interés más bajas y una agenda de pagos amortizados pueden hacer que la deuda a plazos sea una alternativa mucho más barata que el crédito rotativo.

A plazos          Rotativa

Saldo inicial $2,500              $2,500

Tasa de interés 10%                 18.5%

Años para pagar 4                      30*

Costos del interés          $544                 $6,500

*Realizando un pago mensual mínimo del 2%.

Fuentes y costos de deuda

Fuente                                       Tipo de deuda             Costo

Bancos y uniones de crédito Personal, con garantía              Bajo

Personal, sin garantía               Moderado

Hipoteca                                  Bajo

Tarjeta de crédito                     Bajo a alto

Compañías hipotecarias Hipoteca                                  Bajo

Tiendas departamentales Rotativa                                   Alto

Aseguradoras Personal, sin garantía               Alto

4. Usando el crédito con inteligencia

Para usar un crédito con inteligencia, comience por analizar los términos de la(s) tarjeta(s) que usa actualmente. Llevar un registro de sus tarjetas, sus cuotas y sus saldos actuales le ayudará a tomar conciencia de la forma en que utiliza sus tarjetas de crédito. Una mayor competencia en años recientes ha llevado a algunas compañías de tarjetas de crédito a ofrecer presentaciones tentadoras para atraer nuevos clientes, que incluyen no cobrar comisiones anuales y tasas de interés bajas durante un periodo inicial. (Y las compañías de tarjetas de crédito en ocasiones le brindarán tasas iniciales a sus clientes existentes para evitar que éstos transfieran el saldo de su tarjeta a otra compañía de tarjetas de crédito).

5. Eliminando la deuda de tarjetas de crédito

Si piensa que tal vez ha acumulado demasiada deuda en sus tarjetas de crédito, aborde el problema al evaluar primero sus hábitos de gasto. Examine sus gastos existentes y analice la forma en que gasta el dinero. Lo más probable es que logre identificar las áreas problemáticas en las que se muestra más propenso a gastar demasiado o con mucha facilidad con sus tarjetas de crédito. Luego, en base a sus hábitos actuales de gasto, cree un presupuesto realista para pagar la deuda de su tarjeta de crédito en el tiempo más breve posible al tiempo que deja de acumular más deuda. Para recibir ayuda, recurra a su asesor financiero, quien puede ayudarlo a asignar sus recursos con prudencia para abordar la deuda de su tarjeta.

6. El papel de la deuda

Actualmente, una deuda a plazos es prácticamente algo que se da por sentado. Hipotecas, préstamos para comprar autos y préstamos para negocios pequeños (por nombrar sólo algunos) son parte de la vida de casi todo el mundo. Por otra parte, tener deuda en una tarjeta de crédito generalmente no es una buena idea. Con tasas de interés del 16% en adelante, es difícil justificar tener ahorros en el banco a una tasa del 2% que podrían pagar esa tarjeta de crédito de una tienda departamental que tiene una tasa del 18%.

La deuda y el crédito juegan papeles cada vez más importantes en nuestras vidas. Al tiempo que la generación de los "Baby Boomers" se acerca a la cúspide de sus ingresos, muchos se dan cuenta de que necesitan reducir su deuda e incrementar sus ahorros. Aún cuando analizar sus hábitos de gasto y crear un presupuesto para hacerle frente a sus deudas podría ser algo abrumador, la simplicidad de la filosofía de la era de la Depresión sigue siendo vigente: nunca gaste más de lo que gana. Una vez que haya aceptado este hecho elemental, administrar su deuda será más fácil y gratificante.

RESUMEN

Una deuda a plazos significa que el préstamo se paga durante un periodo específico de tiempo al realizar pagos predeterminados de forma periódica.

El crédito rotativo es una línea de crédito disponible en cualquier momento a través de una tarjeta de crédito (y en ocasiones, de cheques).

A medida que se paga la deuda de una línea de crédito rotativa, el pago mínimo disminuye, lo que a su vez prolonga el periodo de pagos y, por lo tanto, los intereses que hay que pagar.

Gastar más de lo que se gana en un periodo determinado es una práctica peligrosa en el mejor de los casos, pero hacerlo durante un periodo prolongado de tiempo puede equivaler al suicidio financiero.

LISTA DE PENDIENTES

- Saque de su cartera o bolso las tarjetas de crédito con tasas de interés más altas, para así reducir la tentación de usarlas innecesariamente.

- Lea la letra pequeña de todos sus estados de cuenta para comprender cómo se calculan sus comisiones y cantidades de pagos.

- Prepárese para transferir saldos de las cuentas que tienen tasas bajas de interés temporalmente y que próximas a aumentar.

- Utilice los ahorros de sus iniciativas de reducción de deuda para reservar más dinero para objetivos financieros importantes a corto y largo plazo.

ÚLTIMAS GUÍAS

BLOGS MÁS POPULARES

ENCUENTRA UN AGENTE

Encuentra un agente de State Farm® cerca de ti.

Ingresa tu código postal a continuación.

Buscar
POLL

¿Para qué sirven los ahorros?

Cargando...
Opciones de encuesta

YAHOO RESPUESTAS