U.S. Markets closed

3 preguntas que todos debemos hacer antes de comprar una póliza de seguro

Mike Periu

Cualquier decisión financiera importante debe tomarse con cautela.  Es mejor perder una oportunidad por ser precavido que perder dinero por no serlo.  Esto se aplica muy bien a la compra de un seguro. Muchas personas piensan correctamente que el seguro es algo que vale la pena comprar.  Es cierto. Pero uno no puede decir esto y pensar que ya está listo para comprar.  También hay que ser precavido con el seguro.

Antes de firmar cualquier contrato para la compra de cualquier tipo de seguro debes hacerte estas tres preguntas.  Las respuestas te permitirán saber si comprarlo es realmente una buena idea o no:

¿Puedo costear la cuota?

La mayoría de seguros requieren el pago de una cuota mensual, trimestral o anual. La protección que ofrece el seguro depende del pago a tiempo de esta cuota.  Muchas personas compran una póliza de seguro, comienzan a pagar las cuotas y después de unos meses o unos años se dan cuenta de que es demasiado caro para ellos y dejan de pagar la cuota, perdiendo en consecuencia la póliza, los beneficios acumulados y la protección futura.  Antes de comprar asegúrate de que puedes costear la cuota. Piensa lo que harás para poder seguir costeando el seguro si de repente tus ingresos bajan.

¿Quiénes serán los beneficiarios?

Si estás comprando un seguro de vida, entonces es importante decidir quiénes serán los beneficiarios de la póliza.  Los beneficiarios son las personas que recibirán el pago si mueres mientras que esté vigente la póliza. Para algunas personas la respuesta es obvia: mi pareja o mi hijo. Pero no siempre es tan sencillo. ¿Qué tal si tienes hijos de un primer y un segundo matrimonio? o ¿qué tal si aún tienes padres viejitos que dependen de ti u otros parientes?  O como pasa muchas veces, ¿qué tal si tienes un hijo que ha tenido éxito y otro que le va mal con muchas deudas?  Tienes que decidir a quiénes les vas a dejar dinero y cuánto le vas a dejar a cada persona.  También debes de nombrar a beneficiarios "contingentes" que son las personas a quienes les dejas el dinero si uno de los beneficiarios originales no lo puede o no lo quiere tomar.

¿He comparado las primas de por lo menos tres aseguradoras?

Ningún tipo de seguro  — auto, vida, incapacidad, médico, etc. — es sencillo.  Existen muchas diferencias en el tipo de póliza que se vende. Una vez que hayas decidido los detalles del tipo de seguro que quieres comprar, entonces debes contactar a por lo menos 3 empresas para conseguir precios. Existen grandes diferencias entre el tipo de cliente que cada aseguradora busca y esto se refleja en el precio.   Ten cuidado porque a veces para darte una prima más baja cambian un detalle en la póliza que estás cotizando para dar la impresión de que son más baratos cuando realmente no lo son.

Si puedes contestar estas tres preguntas satisfactoriamente entonces puedes seguir adelante con la compra de un seguro teniendo la certeza de que estás tomando la mejor decisión para ti y tu familia.  Si por el contrario, tus respuestas quedaron cortas, entonces tómalo como una señal de que debes dedicar un poco más de tiempo a investigar para luego poder tomar una buena decisión.