U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,594.50
    +4.50 (+0.10%)
     
  • F Dow Jones

    35,260.00
    +48.00 (+0.14%)
     
  • F Nasdaq

    15,849.25
    +6.50 (+0.04%)
     
  • RTY=F

    2,206.80
    +3.20 (+0.15%)
     
  • Petróleo

    70.09
    +0.60 (+0.86%)
     
  • Oro

    1,780.50
    +1.00 (+0.06%)
     
  • Plata

    22.31
    +0.05 (+0.21%)
     
  • dólar/euro

    1.1296
    +0.0009 (+0.08%)
     
  • Bono a 10 años

    1.4340
    +0.0910 (+6.78%)
     
  • Volatilidad

    27.18
    -3.49 (-11.38%)
     
  • dólar/libra

    1.3279
    +0.0018 (+0.14%)
     
  • yen/dólar

    113.4800
    -0.0100 (-0.01%)
     
  • BTC-USD

    50,803.05
    +1,796.16 (+3.67%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,310.00
    +49.84 (+3.96%)
     
  • FTSE 100

    7,232.28
    +109.96 (+1.54%)
     
  • Nikkei 225

    28,282.01
    +354.64 (+1.27%)
     

Aprende a regatear para ahorrar miles de dólares

A la hora de ahorrar, hay que dejar de lado la pena y pensar con objetividad qué es lo mejor para tu bolsillo. Regatear puede causar un poco de vergüenza cuando no estamos acostumbrados a hacerlo, pero el regateo es en realidad una práctica común. En muchas regiones, sobre todo en África y en el Medio Oriente, no regatear es considerado una ofensa al vendedor… extraño pero cierto.

Thinkstockphotos
Thinkstockphotos

Regatear no es otra cosa más que negociar el precio de un artículo o servicio; por eso, no debes sentir pena pues no estás haciendo nada malo, sino cuidando tus finanzas. Hay algunas reglas cuya efectividad está probada. Cuando vayas a adquirir un producto, nunca seas tú quien dé la cifra a pagar. Si el artículo no tiene una etiqueta con el precio, pregúntalo; ahora, si te dicen cuánto ofreces, insiste en que el precio lo ponga la otra persona. El que da la primera cifra casi siempre pierde.

Al negociar el precio, debes hacerlo con calma y por más que te guste el producto o necesites el servicio, no debes parecer muy entusiasmado y mucho menos desesperado. Pon cara seria y negocia con tranquilidad. Demuestra convicción en lo que propones.

Siempre ofrece mucho menos de lo que estás dispuesto a pagar. Así en la negociación llegarás a una cifra que a ti te convenga y el vendedor pensará que hiciste concesiones en el precio, por lo que creerá que hizo un buen negocio. Por ejemplo, si el vendedor fijó el precio de su artículo en $100 y tú pagarías entre $75 y $100, jamás lo digas, pues la negociación se terminaría allí con un precio que por más que puedas pagarlo, quizás no sea el mejor que puedas obtener. Aunque te parezca un disparate, ofrece $40 y espera la reacción del vendedor. Seguramente así obtendrás un precio mejor al que estabas dispuesto a pagar en un principio.

Lo importante es la actitud: demostrar seguridad y una cuota de desinterés siempre es efectivo. Si el vendedor no está dispuesto a bajar el precio dile que muchas gracias pero que no te sirve la propuesta y haz como que te vas del negocio. Esa estrategia es casi siempre el detonante para que un vendedor poco dispuesto a negociar comience a hacerlo, pues preferirá una ganancia menor a una venta frustrada.

Por lo tanto, para ser un buen regateador, obtener buenos precios y ahorrar mucho dinero, debes tener una cuota de desenfado, mucha actitud y una gran capacidad de negociación. Recuerda que en toda negociación, ambas partes deben ganar así que trata de dejarle al vendedor la impresión de que también ganó.

Quizás te interese:

Cómo conseguir buenos muebles usados
¿Por qué cuesta tanto la gasolina?
El dinero necesario para vivir bien

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.