U.S. Markets close in 3 hrs 52 mins

Cómo negociar un gasto médico no cubierto por el seguro

Mike Periu

Las pólizas de seguro médico ofrecidas en los Estados Unidos suelen tener un sinnúmero de detallitos que nos pueden costar miles de dólares. Muchas pólizas no cubren el gasto de dar a luz y los costos asociados con la estadía del nuevo bebé en el hospital.  Otras pólizas tienen límites estrictos con respecto a lo que están dispuestos a pagar por ciertos tratamientos, y cualquier costo por encima del límite es responsabilidad del paciente.  Incluso otras no consideran en lo absoluto ciertos servicios.

La realidad es que la gran mayoría de personas va a tener gastos médicos más allá de lo cubierto por el seguro y estos gastos pueden sumar miles de dólares.  Pero no todos los consumidores pagan lo mismo; algunos reciben descuentos enormes al momento de tener que pagar por servicios no cubiertos por seguro.  ¿Quiénes son los que reciben estos descuentos? ¡Aquellos que los piden!  Según un estudio recientemente publicado por Angie's List, el 74% de las personas que solicitaron un descuento relacionado a una factura médica lo recibieron. Pero solo 13 de cada 100 pacientes pide un descuento.

Si tienes gastos médicos, sigue estos consejos para negociar un descuento:

¡No sientas vergüenza!

Muchas veces, los latinos sienten vergüenza al momento de pedir un descuento por servicios médicos.  Lo mismo que hacen al momento de regatear la compra de un televisor de $500 no lo hacen con una cuenta médica de $5,000. Las empresas grandes continuamente le piden descuentos a los laboratorios, hospitales y clínicas. ¿Por qué tú no lo haces?

Ofrece pagar en efectivo y por adelantado

Según las cifras publicadas por el gobierno, los doctores pierden más de $35,000 millones al año por cuentas no pagadas. Se trata de una doble pérdida para ellos porque no solo no reciben el dinero que merecen, sino que también pudieron haber empleado su tiempo para tratar un paciente que sí tenía la intención de pagar. Por eso, es una buena idea ofrecer pagar en efectivo y por adelantado antes de un procedimiento.  A cambio, puedes negociar un jugoso descuento. Los doctores entienden que más vale pájaro en mano que cien volando.

No trates al doctor como un vendedor de chatarra

Algo que no debes de hacer es decirle a un doctor que "tal médico" me lo hace por $50 menos que usted así que debe darme el mismo precio. Esto puede ofender al doctor ya que sentirá que lo que hace él, lo puede hacer cualquiera. Trátalo siempre con dignidad y respeto porque lo merece.

Pide el mismo trato

Las grandes empresas de seguros nunca pagan el precio indicado; siempre reciben un descuento. Si ellos pueden recibir un descuento entonces tú también puedes intentarlo. Es cierto que eres solo un paciente — y no cientos de miles como las grandes aseguradoras cubren — pero aún así vale la pena el intento.

Si sigues estos consejos, vas a tener la mejor probabilidad de conseguir un descuento. ¡Adelante!  ¿Has intentado negociar gastos médicos? ¿Cómo te fue?  ¡Házmelo saber en tus comentarios!