U.S. Markets open in 2 hrs 59 mins

Ahorrar dinero o pagar deudas, ¿qué elijo?

Mike Periu
Tu seguro
Existe variables para determinar qué decisión tomar, pero siempre debes tomar una / Foto: Thinkstock

Llevar una vida financiera responsable consiste en tomar buenas decisiones. Siempre tenemos opciones qué elegir. Algunas personas se ponen nerviosas cuando tienen que tomar una decisión financiera y se paralizan, pero no se dan cuenta de que no tomar una decisión también es decidir, ya que significa optar por no hacer nada y dejar que la situación o un tercero decida por uno. Nunca debes permitir que otra persona decida por ti. Está bien aceptar consejos y aprender de otros, pero en asuntos financieros las decisiones siempre deben ser tuyas.

[Galería: Cómo sobrevivir a la pérdida del empleo]

Entre las decisiones fundamentales está la elección entre ahorrar y pagar deudas. Siete de cada diez familias en los Estados Unidos debe dinero, según las últimas cifras del Census Bureau. La familia media debe aproximadamente $70,000. Esto quiere decir que la mitad de las familias con deudas debe más y la otra mitad debe menos de dicha cantidad. Cuando se debe dinero, hay que pagar intereses, los cuales pueden representar cientos de dólares al mes si se deben miles de dólares. Dada esta realidad, ¿no siempre es mejor usar los ahorros para pagar deudas? ¿Acaso no es esta la forma de minimizar gastos? No necesariamente.

Las buenas decisiones financieras tienen en cuenta las realidades de la vida y no se pueden tomar como si fuésemos computadoras. Hay que reconocer que las emergencias médicas, las pérdidas inesperadas del trabajo y otras situaciones requieren acceso a ahorros.

Situaciones cuando es mejor ahorrar
Según el Departamento del Seguro Social, uno de cuatro trabajadores estará incapacitado por un tiempo durante su carrera. La mayoría no cuenta con un seguro de incapacidad que ayude a pagar los gastos cotidianos mientras están en recuperación y sin trabajar. Al no tener un buen seguro, solo quedan los ahorros como fuente responsable de dinero. Las personas que no cuentan con ahorros tienen un doble problema: los gastos suben cuando están incapacitados y sus ingresos bajan a cero si no pueden trabajar. Para evitar encontrarse en esta situación precaria es mejor ahorrar primero hasta tener tres meses de gastos en el banco. A partir de ahí, puedes usar tus cuotas para ir saldando las deudas.

[Relacionado: Simplifica tu vida financiera]

Situaciones cuando es mejor pagar deudas
Existen deudas buenas y malas. Las buenas son las que cobran tasas de interés bajas y donde el dinero se está usando de manera productiva. Algunos ejemplos incluyen hipotecas y préstamos de negocio. Las malas son las que cobran intereses altos y el dinero no está trabajando para uno. Entre los ejemplos se incluyen las tarjetas de crédito usadas para salir a comer o comprar ropa que no necesitas. Si se te están acumulando las deudas malas, entonces es sumamente importante dejar de gastar y comenzar a pagar las deudas para que los saldos no crezcan a tal punto que ya los intereses lleguen a cientos de dólares al mes.

Tercera opción: haz ambas cosas
No hay por qué ser extremista. Puedes hacer ambas cosas —ahorrar y pagar— cada mes. Primero cumple con los pagos mínimos de tus tarjetas de crédito y las cuotas de tus préstamos con términos fijos. Luego, ahorra la mitad del dinero que te sobra y la otra mitad puedes usarla para pagar la deuda con la tasa de interés más alta.

[Galería: 5 errores financieros comunes de los latinos]

Por ejemplo, si te sobran $300 al final del mes y debes pagar $120 en préstamos, paga los $120 a los acreedores y luego toma los $180 que te sobran y usa $90 para saldar deudas y $90 para tu fondo de emergencia. Piénsalo.