Mercados abrirán en 7 h 20 min

Ideas inteligentes para usar tu reembolso de impuestos

Mike Periu
Tu seguro
Disfruta tu reembolso en forma inteligente / Foto: Thinkstock

Ahora que la temporada de impuestos finalmente ha quedado atrás, es momento de alejarse de los formularios, los recibos y el cálculo de números y respirar profundamente. Ya pasó la parte difícil. Para millones de latinos, ahora queda esperar un reembolso por cheque o depósito directo. Los reembolsos de impuestos son enviados por la IRS a las personas que pagaron más impuestos de los que debían durante el año o que calificaron para créditos reembolsables que valían más que el monto que adeudaban al IRS. El año pasado, el reembolso tributario promedio superó los $2,900 y más de 120 millones de contribuyentes recibieron uno.

[Relacionado: Qué hacer si no puedes preparar a tiempo tu declaración de impuestos]

Si te deben un reembolso y todavía no lo has recibido, debes visitar el sitio web de la IRS y dirigirte a la sección ¿Dónde está mi reembolso? Después de que el IRS confirme tu identidad mediante unas cuantas sencillas preguntas, te proporcionará el estado actual de tu reembolso. Si presentaste tu declaración de impuestos de manera electrónica, tan solo 24 horas después de haberlo hecho puedes revisar el estado de la devolución. Pero si enviaste la declaración por correo, entonces debes esperar por lo menos 4 semanas antes de revisarlo.

Una vez que llegue tu devolución, la pregunta es qué hacer con el dinero. Dependiendo del importe del reembolso, puedes alcanzar muchas metas valiosas tanto a nivel personal como financiero.

5 ideas financieramente responsables para que las tengas en cuenta:

1. Compra una póliza de seguro de vida para proteger a tu familia. El seguro de vida es el instrumento financiero más básico y más importante para las familias latinas. Les paga a tus familiares en el caso de que tú mueras mientras estés cubierto. Los seguros de vida son mucho menos costosos de lo que la gente cree pues una buena póliza tiene primas que pueden comenzar desde los $20 por mes.

2. Liquida la deuda de esa tarjeta crédito con altos intereses. Esto no es ninguna novedad, pero es más importante que nunca. Cada dólar que gastas en una tarjeta de crédito con una tasa de interés del 18% con el tiempo te costará $0.90 en intereses si solo realizas pagos mínimos.

3. Crea un fondo de emergencia. La mayoría de las personas que se declaran en bancarrota lo hacen debido a que les sucede algo inesperado que les impide trabajar o acarrea grandes cantidades de deuda. Un accidente que te impide trabajar durante 6 semanas es el ejemplo perfecto. Un fondo de emergencia te puede ayudar a afrontar los costos sin que te endeudes.

4. Compra una póliza de discapacidad. Según la Administración del Seguro Social, hoy en día en los EE.UU. hay más de 37 millones de personas con discapacidad. Una de cada cuatro personas entre los 20 y 29 años pasará a ser discapacitada antes de jubilarse. Una póliza de seguro de discapacidad te paga una parte de tu salario en caso de que quedes discapacitado y ya no puedas trabajar o solo puedas ganar una fracción de lo que ganabas antes de quedar en ese estado.

5. Invierte en un IRA. La mayoría de latinos pueden invertir hasta $5,000 por año en un IRA (Individual Retirement Account) en la que tu dinero crece con el pasar del tiempo. A cambio de que prometas dejar invertido el dinero hasta que te jubiles, el gobierno te permite diferir (o esperar a pagar) o incluso te exime por completo de los impuestos que de otra manera hubieras tenido que pagar por las ganancias.

Invertir en clases de inglés es una gran idea / Foto: Thinkstock

También puedes utilizarlo así
Está bien tomar una parte del dinero y hacer algo que involucre a la familia. Puedes hacer esto y seguir siendo financieramente responsable. Considera estas opciones:

6. Abre una cuenta de ahorros para tus hijos. Ve con ellos al banco y hazlos que participen en el proceso de abrir la cuenta y depositar el dinero. Es una magnífica manera de comenzar a enseñarles el concepto de ser financieramente responsables.

[Galería: Claves para financiar la universidad de tus hijos]

7. Invierte en un programa para aprender inglés dirigido a la familia. Si eres nuevo en los Estados Unidos o necesitas ayuda con tus habilidades en el idioma inglés, se trata de una magnífica inversión ya que las habilidades lingüísticas son muy útiles para obtener un mejor trabajo y un salario más alto.

8. Invierte en una computadora. Los precios de las computadoras han bajado drásticamente y una máquina poderosa con acceso a Internet te puede ofrecer oportunidades tanto educativas como de entretenimiento.

9. Compra entradas para un seminario educativo o un programa de certificación. Cualquier inversión en tu educación es dinero bien gastado. Concéntrate en habilidades que puedas poner en práctica en el trabajo para que mejores tus perspectivas de un ascenso.

10. Reemplaza tus electrodomésticos viejos. Los electrodomésticos muy antiguos consumen más energía y tenerlos resulta más costoso que los nuevos.

[Relacionado: Gasta menos y disfruta más la primavera]

Un último consejo
Si en realidad recibiste un reembolso muy elevado, es importante asegurarse de que tu empleador no está tomando cada mes demasiado dinero de tu sueldo. Habla con alguien en el Departamento de Recursos Humanos de tu empresa para confirmar que tienen información correcta acerca de ti. Felicitaciones por tu reembolso. ¡Gástalo con sabiduría!