Guía de Seguros
Tu Seguro

Lo que el seguro de autos no cubre

Es importante que tu vehículo cuente con un seguro, pero igualmente importante es entender qué cubre y qué no cubre el seguro.  Muchas personas — después de sufrir daños a su auto — se sorprenden al recibir una notificación de la empresa de seguros de que ellos no son responsables por pagar.  Estas cartas siempre incluyen la frase "según tu póliza…", pero el problema es que la mayoría de personas no lee sus pólizas por lo que no actúan conforme a lo que está o no permitido.

¿Cuáles son algunas de las cosas que muchas personas creen que están cubiertas pero no lo están?

Los daños hechos a propósito no están cubiertos

Hoy en día es realmente peligroso manejar en muchas ciudades.  En cualquier momento, alguien se puede frustrar porque otro vehículo se le pega demasiado, le enciende las luces, entra en su carril o un sinnúmero de cosas.  Esto casi siempre no va más allá de unas malas palabras o un gesto soez, pero en algunos casos la "rabia en las pistas" toma el control y puede derivar en consecuencias violentas.  Si pierdes la cabeza y decides chocar tu auto contra otro a propósito, el seguro no cubrirá los daños de tu vehículo ni los de la víctima de tu agresión.

No tienes cobertura si operas tu auto como taxi o para hacer delivery

Las pólizas de seguro de auto personales no son responsables por cualquier tipo de accidente o daño que sucede si estás usando tu auto para brindar servicio de taxi o para hacer entregas.  Con el descenso de la economía, muchos latinos están buscando formas novedosas de ganar un dinero extra.  Transportar personas al aeropuerto o llevar a vecinos que no tienen auto a hacer sus mandados parecen buenas ideas pero no cuentes con tu seguro si pasa algo.  Aunque lo hagas como voluntario, eso también puede ser causa suficiente para que la aseguradora no pague beneficios en caso de que suceda algo.

No tienes protección financiera si tu auto está totalmente destruido

En la mayoría de las pólizas de seguro, la recompensa por un auto destruido se da en forma de un pago por el valor real del auto. Esto causa dos problemas. Primero, los autos pierden valor rápidamente así que es muy probable que el pago que te den no sea suficiente para comprar un auto nuevo, ni pensar de una versión nueva del mismo modelo.  El segundo problema es que este pago no considera cuánto debes por el auto.  Si compras un auto de $30,000 con un préstamo de $28,000 y pronto después de comprarlo queda destruido en un accidente, la aseguradora puede calcular el valor del auto en $18,000 (un descuento de 40% en el precio de compra). La diferencia entre la indemnización por el auto y el saldo del préstamo es tu responsabilidad.  Lo mismo sucede con un arrendamiento (lease).  Si no quieres tener este dolor de cabeza, debes comprar una póliza de "gap insurance" que cubre la diferencia o preguntarle a tu aseguradora si ofrecen este tipo de protección.

No esperes a tener un accidente para familiarizarte con tu póliza de seguro. Saca la copia de tu archivo hoy y léelo. Si te parece confuso o no entiendes algo, no tengas vergüenza y llama a la aseguradora o pasa por la oficina de tu agente para que te explique claramente todos los términos.  Es su deber hacerlo.

Si te gustó esta nota, quizás te interesen:

- Cómo deducir los gastos médicos de los impuestos

- Preguntas que nos debemos hacer antes de comprar una póliza

Últimos Blogs

ENCUENTRA UN AGENTE

Encuentra un agente de State Farm® cerca de ti.

Ingresa tu código postal a continuación.

Buscar
POLL

¿Para qué sirven los ahorros?

Cargando...
Opciones de encuesta

YAHOO RESPUESTAS