U.S. Markets close in 5 hrs 27 mins

Mitos y verdades de ganarse la lotería

Mike Periu
Tu seguro
Si esperas recibir de golpe una fortuna, en realidad no sería así / Foto: Thinkstock

¿Quién no sueña con ganar la lotería? ¡Qué bueno sería amanecer un día con un papelito en el bolsillo que valiera $100 millones! Por ese sueño, las loterías de los Estados Unidos venden más de $78,000 millones cada año. Cuarentaitrés estados, aparte de Washington, DC y Puerto Rico, tienen loterías estatales y muchos de estos estados participan en Powerball o MegaMillions, que son loterías compartidas por múltiples estados. Si piensas ¿por qué no juego la lotería? o ¿qué más da comprar unos cuantos boletos? y solo juegas para entretenerte pensando en cómo gastar el dinero, entonces sí vale la pena. Una hora de fantasías a cambio de $1 ó $2 no está mal. Pero si realmente lo ves como la salida a tus problemas económicos, entonces debes de pensarlo dos veces.

[Relacionado: Maneja (bien) tus finanzas después del divorcio]

La mayoría de los ganadores termina mal
La probabilidad de ganar la lotería es mínima pero es aún más difícil ganar y quedarte con el dinero. Es lamentable pero, después de cinco años de haber ganado una lotería multimillonaria, el 44% de ganadores se lo gasta todo. Y en poco tiempo, más de la mayoría termina en bancarrota. Esto sucede porque pocas personas están preparadas para administrar una fortuna multimillonaria cuando llega de repente. Peor aún es que la mayoría de jugadores de la lotería son personas de bajos ingresos y poca educación formal así que no tienen la formación necesaria para saber cómo buscar la ayuda que necesitan para preservar las ganancias.

Uno de los pocos ganadores que ha podido mantener su fortuna es Brad Duke, quien ganó $220 millones y en vez de gastarlos, invirtió su fortuna y solo se compró un auto usado de $16,000 y pagó la hipoteca de su casa de $125,000.

Compara su historia con ganadores que compran múltiples mansiones, colecciones de autos y siguen gastando hasta que se les acaba el dinero.

[Galería: 5 errores financieras comunes de los latinos]

Los premios no son tan grandes como los publican
Cuando las loterías anuncian sus premios, dan cifras enormes de hasta cientos de millones de dólares. Sin embargo, ningún premio es tan grande como parece porque no toma en cuenta dos cosas: impuestos y tiempo. Con respecto a los impuestos, los premios de la lotería se consideran ingresos y bajo la ley actual, las personas casadas tienen que pagar el 39.6% de sus ingresos que superan los $450,000 (en el caso de los solteros, es $400,000). Así que si tú y tu cónyuge ganan $20 millones, $7,920,000 van al Tío Sam por impuestos, lo que deja un premio de $12,080,000. No está mal, pero $12 y $20 no es lo mismo.

También tienes que tomar en cuenta el tiempo. Los premios de la lotería se pagan poco a poco, durante un plazo de hasta treinta años o más. Entonces, las cifras toman el monto anual y lo multiplican por el número de años. Así, un premio de $60 millones realmente es un premio de $2 millones al año pagado durante 30 años. Pero si no quieres esperar, puedes recibir todo el dinero al instante de ganar pero no serán $60 millones. El pagador del premio aplica un descuento por la inflación, ya que un pago de $2 millones en el año 2043 no es igual a uno hoy. Entonces, ese descuento toma en cuenta ese cambio. Otros premios, como los otorgados por Powerball, comienzan con un pago bajo y lo van incrementando 4% cada año durante 29 años. En todo caso, aquellos que esperan un cheque por el monto completo no lo recibirán.

[Relacionado: Ahorrar dinero o pagar deudas, ¿qué elijo?]

Si inviertes en la bolsa lo que gastas en boletos, te irá mejor
Las personas que compran unos cuantos boletos a la semana fácilmente pueden gastar $50 al mes en boletos. Ese mismo dinero invertido durante treinta años te haría ganar más de $50,000.