U.S. Markets closed

Quién gana más: ¿los hombres o las mujeres?

Mike Periu
Tu seguro

Que todo el que trabaje reciba su pago justo es un dicho que pertenece a la sabiduría popular. Ponerlo en práctica, sin embargo,  no resulta siempre fácil o por lo menos, las cifras así lo demuestran.

Estudios que miden la mano de obra y su salario han demostrado que los hombres ganan salarios más altos que sus colegas mujeres. En términos generales, para el año 2010, por cada dólar pagado a un hombre por su trabajo, una mujer no llegó a recibir más de 85 centavos por la misma actividad.


Las diferencias de salario entre géneros tienen raíces históricas. Aún en los años 60, los trabajos se ofrecían en los periódicos en dos columnas distintas: una para hombres y otra para mujeres. En 1962, una mujer recibía entre 59 y 64 centavos por cada dólar recibido por los hombres en un trabajo similar.

En 1942, un comité del trabajo aconsejó a los patrones que voluntariamente igualaran los salarios de las mujeres a los de los hombres. Pero parece que cuando es un consejo no lo seguimos tan fácil.

Fue una ley del gobierno de los Estados Unidos en 1963 la que declaró ilegal pagar según el género. Esto obligó, de cierta manera, a los patrones a pagar por igual a ambos sexos. Sin embargo, la equidad todavía no es una realidad.

El tema ha sido estudiado de muchas formas. Algunos reclaman a la mujer su papel de madre por naturaleza y al varón de ser el encargado de alimentar a su grupo. Esto sin dejar de mencionar a los que aluden a diferencias de género basadas en biología o religión.

Otro tema sobre la mesa es que debido a que las madres trabajadoras se ven obligadas a reducir horas de trabajo para cuidar a sus hijos, los hombres no poseen aún esa conciencia que les permita equiparar esas cargas.

Todas estas razones han sido desmitificadas en gran parte por las mujeres —sin olvidar el despertar cada vez mayor de los hombres. Se podría decir que las mujeres han ganado espacio en todas las esferas de la humanidad. Sin embargo, al recibir su cheque cada semana algunos dólares de menos todavía aparecen en sus ahorros comparados con aquellos con los de los hombres.

Lo bueno de todo esto es que para las nuevas generaciones, es decir, aquellos que apenas empiezan a trabajar, la diferencia de salarios es de tan solo cinco centavos entre hombres y mujeres.  Parece ser que para las mujeres no todo tiempo pasado fue mejor.

Quizás te interese:

¿Cómo aparentar que tienes dinero cuando no lo tienes?