U.S. markets open in 8 hours 24 minutes
  • F S&P 500

    3,597.25
    -4.25 (-0.12%)
     
  • F Dow Jones

    28,829.00
    +28.00 (+0.10%)
     
  • F Nasdaq

    10,980.50
    -55.00 (-0.50%)
     
  • RTY=F

    1,671.90
    +2.10 (+0.13%)
     
  • Petróleo

    81.58
    +2.09 (+2.63%)
     
  • Oro

    1,671.10
    -0.90 (-0.05%)
     
  • Plata

    19.22
    +0.18 (+0.95%)
     
  • dólar/euro

    0.9790
    -0.0012 (-0.12%)
     
  • Bono a 10 años

    3.8040
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    31.62
    -0.22 (-0.69%)
     
  • dólar/libra

    1.1096
    -0.0070 (-0.62%)
     
  • yen/dólar

    144.9400
    +0.2110 (+0.15%)
     
  • BTC-USD

    19,107.89
    -218.33 (-1.13%)
     
  • CMC Crypto 200

    434.32
    -9.10 (-2.05%)
     
  • FTSE 100

    6,893.81
    +12.22 (+0.18%)
     
  • Nikkei 225

    26,091.81
    +154.60 (+0.60%)
     

Tácticas para negociar tus deduas

Negociar una deuda no es fácil pero tampoco imposible. Los acreedores y los cobradores son los primeros en recordarte que tu deuda seguirá aumentando si no haces nada. Entonces, ¿por qué no comenzar a negociarla? La balanza puede estar de tu lado si sigues estos consejos.

Da el primer paso

La comunicación es muy importante por eso es recomendable que te acerques a tus acreedores. Hazle saber sobre tu situación financiera y el interés que tienes de pagar la deuda. No ignores la correspondencia que te envían y mucho menos la tires a la basura.

Haz un presupuesto

Es necesario que hagas un presupuesto mensual sobre tus ingresos y gastos, con el fin de informar a tus acreedores sobre tu estado financiero. De esta manera, ellos podrán estimar y determinar cuánto es lo que puedes pagar en caso de llegar a un acuerdo.

Conoce tus derechos como consumidor

Infórmate y prepárate antes de negociar con tus acreedores. Asegúrate de conocer tus derechos. Puedes buscar más información en el FDCPA (Fair Debt Collection Practices Act). El FDCPA es una ley federal que protege a los consumidores contra las prácticas de cobranza injustas y abusivas. Gracias a esta ley, tienes el derecho de disputar una deuda y controlar la manera y el momento en que un cobrador de deudas puede contactarte y lo que te puede decir. Además, te da el derecho de obligar a los cobradores de deudas a que te dejen de hostigar.

No dejes que te presionen

Si el acreedor o la agencia de cobranza te envían una carta con una oferta, no la aceptes. Según varios estudios recientes los consumidores pueden resolver con éxito la mayoría de las deudas y lograr bajarlas hasta en un 50 y 70%.

Negocia tus deudas con los saldos más bajos primero

Una forma de comenzar a negociar es considerar primero las deudas con los saldos más bajos. No ofrezcas nada que no puedas cumplir. Es mejor ser honesto, así tus acreedores estarán más dispuestos a hacer un arreglo de pago.

Explícales los beneficios de negociar

Cuando estés negociando con tus acreedores trata de explicarles los beneficios que conseguirán si llegan a un acuerdo. Primero, no piensas declararte en bancarrota a menos que no llegues a un arreglo de pago de tus deudas. Segundo, ellos no tendrán que contratar una agencia de cobranza ni tampoco acudir a los tribunales a demandarte.

Haz todo por escrito

Las palabras se las lleva el viento, por eso es muy importante que cualquier negociación que hagas con tus acreedores o la agencia de cobranza sea por escrito. Pídeles que te envíen una copia firmada de los acuerdos, así como recibos de pagos, contratos y guárdalos.

Limpia tu crédito

Cuando los acreedores acepten que pagues menos por la deuda, enviarán un informe de tu estado de cuenta a las agencias de crédito. En la mayoría de los casos, esto se verá reflejado en tu reporte y tendrá un impacto negativo en tu puntaje de crédito. La forma de subir tus puntos es pagando. Una vez que canceles la deuda, asegúrate de que los acreedores o la agencia de cobranza envíen un reporte a las agencias de crédito. Puedes obtener gratuitamente tu reporte de crédito una vez al año a través de Internet.

Elimina cargos

Muchos acreedores estarán dispuestos a negociar al eliminar ciertos cargos por pagos atrasados, multas, penalidades e intereses devengados a cambio de que canceles la deuda. Cuando hables con ellos, explícales el motivo por el cual dejaste de pagar. Si antes fuiste un buen cliente, seguramente te tomarán en cuenta.

No des tu información bancaria

Si estás negociando la deuda con el acreedor original, no tienes otra opción más que pagar mediante tu cuenta de cheques o débito. Pero si estás tratando con una agencia de cobranza, nunca des tu información financiera. Algunas agencias de cobranza pueden aprovecharse y ver la forma de sacar dinero de tu cuenta. Evita esto y diles que enviarás el pago a través de un cheque personal o giro postal (Money Order). Debes guardar todos los recibos y facturas de los pagos que realizas.