U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,693.23
    -64.76 (-1.72%)
     
  • Dow Jones

    29,590.41
    -486.27 (-1.62%)
     
  • Nasdaq

    10,867.93
    -198.88 (-1.80%)
     
  • Russell 2000

    1,679.59
    -42.72 (-2.48%)
     
  • Petróleo

    79.43
    -4.06 (-4.86%)
     
  • Oro

    1,651.70
    -29.40 (-1.75%)
     
  • Plata

    18.83
    -0.78 (-3.99%)
     
  • dólar/euro

    0.9693
    -0.0145 (-1.47%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6970
    -0.0110 (-0.30%)
     
  • dólar/libra

    1.0857
    -0.0398 (-3.54%)
     
  • yen/dólar

    143.3300
    +0.9950 (+0.70%)
     
  • BTC-USD

    18,963.26
    -195.28 (-1.02%)
     
  • CMC Crypto 200

    434.61
    -9.92 (-2.23%)
     
  • FTSE 100

    7,018.60
    -140.92 (-1.97%)
     
  • Nikkei 225

    27,153.83
    -159.30 (-0.58%)
     

Una vida saludable puede reducir el costo del seguro

¿Cuánto cuesta una hamburguesa con papas fritas en tu local favorito? ¿$7.99? Quizás ese sea el precio que pagas en el momento, pero el verdadero costo es mucho, mucho más alto si no las consumes con moderación. La comida chatarra tiene un costo en términos de salud y calidad de vida pero también tiene un costo monetario adicional que se refleja en las primas que pagas por tu seguro de vida y tu seguro médico.

Las primas para estos seguros se calculan usando muchos factores. Pero en ambos casos, la salud de la persona cubierta entra directamente en la prima. Una persona que come saludablemente tiene: mayor probabilidad de pesar dentro de un rango considerado normal, menos probabilidad de padecer de enfermedades crónicas como la diabetes, y también menos probabilidad de sufrir problemas de salud agudos como un infarto. Esto también aplica para los fumadores y las personas que abusan del alcohol. No hacen falta estudios científicos (a pesar de que hay muchos que lo confirman), sino simplemente el sentido común lo dicta.

Las empresas que venden seguros toman esto en cuenta al evaluar y aprobar tu solicitud. Además, tu prima para el seguro se basa en gran parte en estos factores. Tiene sentido que hagan esto. Si tienes un estilo de vida que te puede generar grandes problemas de salud, será la aseguradora la que deberá pagar por el costo del tratamiento. Si otras personas prefieren hacer ejercicio y comer saludablemente, no es justo que ellos paguen la misma prima.

Los ahorros pueden ser significativos. Una persona que lleva un estilo de vida no saludable puede pagar cientos o hasta miles de dólares más al año en primas adicionales por su seguro médico y su seguro de vida. Para aquellas familias que no pueden ahorrar dinero, llevar una vida más sana puede convertirse en la fuente de ahorro financiero.

Las empresas también se están dando cuenta de esto. Por ello, muchas aseguradoras y empleadores que ofrecen un seguro a sus empleados han lanzado programas que enseñan cómo vivir saludablemente. En estos programas, se tratan temas como la dieta, las adicciones, el estrés y otros elementos que afectan nuestra salud.

En muchos casos están experimentando con premios de dinero y otros beneficios para incentivar a que las personas que deben cambiar su estilo de vida, realmente lo hagan. Según un reciente estudio patrocinado por Healthy Quest, cada dólar que una empresa invierte en programas de educación y apoyo para que los empleados vivan más saludablemente, genera $4.80 en ahorros en el costo de los beneficios de salud y seguro. Sin duda, es una excelente inversión.