Mercados cerrados
1 / 15

El contraste entre la publicidad y la pobreza en las carreteras de Perú

Un hombre recoge cables para revenderlos, junto con otros objetos reciclables, delante del anuncio de una aerolínea local. Debajo de la publicidad se alzan cruces blancas de fallecidos cerca de la autopista, coches desguazados y montículos de ladrillos usados.
Foto: AP Photo/Rodrigo Abd

15 imágenes del contraste entre pobreza y publicidad en Perú

 

La autopista Panamericana cuenta con muchísimas vallas publicitarias, como cualquier carretera de cualquier país. Lo curioso es que en las regiones costeras, donde se encuentran la capital, Lima, y la mayoría de la industria del país, se anuncian productos de lujo mientras que la tasa de pobreza era del 14,3% en 2014, según datos del gobierno.

 

Los coches atraviesan la carretera camino de playas privadas, mientras que los lugareños trabajan y viven sin servicios tan básicos como agua potable, y además amenazados por las mafias locales, que invaden y trafican con sus terrenos. Y por supuesto, nadie gana lo suficiente como para poder adquirir ninguno de los productos anunciados en los carteles. De hecho, según Wilfredo Ardito, catedrático de Derecho de la PUCP, “la publicidad en Perú muestra un mundo ideal de felicidad donde todos son blancos y todos los que no son blancos desaparecen”.

 

Relacionados: 10 pósters honestos que muestran las miserias de los lugares turísticos

Foto: AP Photo/Rodrigo Abd