U.S. Markets closed
1 / 6

1956

En este anuncio de 1956 la marca de cervezas muestra a una esposa diligente que cuida del hogar y apoya a su marido, que es el que trabaja y lleva el sueldo a casa. Una visión que actualmente ha cambiado, terminando con este estereotipo machista.

Foto: Budweiser

Budweiser adapta sus anuncios sexistas de los años 50 y 60 a la realidad feminista de 2019

Dice el refrán que más vale tarde que nunca. Es precisamente lo que se puede decir de la idea de la marca de cervezas estadounidense Budweiser de adaptar tres de sus anuncios del pasado a los nuevos tiempos.

La publicidad en los años 50 y 60 mostraba una realidad mucho más sexista que la que tenemos hoy en día. En ella, las mujeres estaban subordinadas al marido y se encargaban de hacer las tareas del hogar, sin posibilidad de trabajar fuera de casa. Ellos, según estos anuncios, eran los que llevaban el sueldo a casa, mientras que ellas servían la comida o una cerveza.

Aún no se ha producido la igualdad plena, pero es evidente que en estos años las cosas han cambiado. Ya no se ve con recelo que las mujeres trabajen fuera del hogar y evidentemente no se ocupan de servir al marido, sino que disfrutan del tiempo para ellas mismas. Una realidad social que la marca de cervezas ha querido reflejar. Por eso, ha transformado tres anuncios machistas del pasado en otros escenarios muy distintos y que tienen mucho más que ver con la sociedad actual.

Más información en Budweiser

Relacionado: Las 10 cervezas más consumidas del mundo