U.S. Markets closed
1 / 10

Holmene, el archipiélago artificial que construirá Dinamarca

En la imagen, Holmene, el plan presentado por el gobierno de Dinamarca y el municipio de Hvidovre, a las afueras de Copenhague, que consiste en nueve islas artificiales y totalmente sostenibles que albergarán un centro tecnológico para 380 empresas y 12.000 trabajadores. Se trata de un proyecto del estudio de arquitectura Urban Power. (Foto: Urban Power / Hvidovre Municipality).

(FOTOS) Dinamarca construirá nueve islas artificiales y sostenibles que albergarán un centro tecnológico

El gobierno de Dinamarca y el municipio de Hvidovre, situado a las afueras de Copenhague, han presentado un plan para construir nueve islas artificiales que albergarán un centro tecnológico al que muchos apodan ya como el Silicon Valley europeo. El nuevo archipiélago, llamado Holmene (los islotes), comprenderá 3 millones de metros cuadrados de terreno y tendrá más de 15 kilómetros de costa. Se trata de un proyecto del estudio de arquitectura Urban Power, para cuyo diseño se ha basado en el respeto al medio ambiente.

Además del centro tecnológico, pensado para dar cabida a 380 empresas y generar 12.000 puestos de trabajo directos, en el archipiélago se construirá la mayor planta de conversión de residuos en energía del norte de Europa. Será capaz de transformar los residuos biológicos y las aguas negras generadas por los habitantes de Copenhague y los municipios colindantes en agua limpia y biogás. Por otro lado, algunos islotes y arrecifes permanecerán inaccesibles para mejorar la biodiversidad de la zona.

En este 2019 se llevarán a cabo las evaluaciones del impacto ambiental del proyecto, aunque el inicio de las obras está previsto para el año 2022. Holmene costará 425 millones de euros y, para formar las islas, se necesitarán 26 millones de metros cúbicos de tierra, que se obtendrán de las obras del metro de la ciudad de Copenhague. Se espera que la construcción finalice en el 2040.

RelacionadoEsta ciudad futurista de Maldivas será capaz de producir su propia energía