U.S. Markets open in 3 hrs 5 mins

Bruselas pide a los países de la UE que usen euros para comprar energía

Bruselas, 5 dic (EFE).- La Comisión Europea (CE) instó hoy a los Estados miembros y actores económicos de la Unión Europea (UE) a utilizar el euro como divisa para sus transacciones energéticas, con el fin de potenciar el papel internacional de la moneda única frente al dominio del dólar.

Esta recomendación es la principal iniciativa dentro de un paquete de medidas presentado hoy por el Ejecutivo comunitario para que el euro, que en 2019 cumplirá 20 años y es ya la segunda divisa más usada del mundo, gane peso a nivel global y los europeos ganen independencia con respecto a las decisiones de terceros países, especialmente Estados Unidos.

La UE es el principal importador energético del mundo, con una factura de unos 300.000 millones de euros en los últimos cinco años, pero la mayor parte de estas compras se realizan en dólares, incluso cuando se da entre miembros del bloque comunitario.

Así, en 2017 solo se facturó en euros el 10 % de los 181.000 millones de euros en importaciones de petróleo y el 30 % de los 75.000 millones de importaciones de gas natural a los Veintiocho.

"Esto expone a las empresas a riesgos asociados a las divisas y riesgos políticos, como decisiones unilaterales que afecten directamente a las transacciones denominadas en dólares", dice en su propuesta la Comisión Europea, que hace referencia también al efecto de posibles sanciones extraterritoriales impuestas por terceros países.

Aunque no menciona directamente a Estados Unidos, la propuesta llega en un momento en que la administración de Donald Trump ha empezado a hacer del dólar una herramienta de política exterior y ha reintroducido sanciones a Irán, así como en un contexto de volatilidad en el mercado de divisas que genera riesgos para la economía europea.

Bruselas, que reconoce que la decisión de utilizar el euro corresponde a los actores del mercado, consultará también sobre las posibilidades de ampliar su uso en el comercio de petróleo, productos refinados y gas.

Asimismo, consultará sobre un posible mayor uso en el comercio de materias primas (metales y minerales) y productos agroalimentarios, así como en el sector de la manufactura de medios de transporte aéreo, marítimo y por ferrocarril.

Los resultados se darán a conocer en el verano de 2019.

Más allá de fomentar el uso del euro en sectores estratégicos, la Comisión llama a mejorar la integración del sector financiero en Europa y adoptar iniciativas a nivel internacional.

En este sentido, insta a aumentar las emisiones de deuda denominada en euros por parte de instituciones europeas y a utilizar "diplomacia económica" para fomentar su uso para constituir reservas de divisas y en pagos internacionales.

Actualmente, un 20 % de las reservas de divisas mundiales están en euros, frente a un 62 % en dólares, mientras que los pagos internacionales en euros suponen un 40 % y en dólares un 36 % (ninguna otra divisa supera el 5 %).

Los jefes de Estado y de Gobierno abordarán estas propuestas en su cumbre de la semana próxima. EFE

lpc/mb/ig

(Más información sobre la Unión Europea en euroefe.euractiv.es)