Anuncios
U.S. markets open in 13 minutes
  • F S&P 500

    5,085.00
    +4.75 (+0.09%)
     
  • F Dow Jones

    39,085.00
    -31.00 (-0.08%)
     
  • F Nasdaq

    18,018.00
    +41.00 (+0.23%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    2,050.50
    +18.30 (+0.90%)
     
  • Petróleo

    78.15
    +0.57 (+0.73%)
     
  • Oro

    2,044.30
    +5.40 (+0.26%)
     
  • Plata

    22.67
    +0.14 (+0.62%)
     
  • dólar/euro

    1.0847
    -0.0006 (-0.05%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2890
    -0.0100 (-0.23%)
     
  • Volatilidad

    13.60
    -0.14 (-1.02%)
     
  • dólar/libra

    1.2678
    -0.0009 (-0.07%)
     
  • yen/dólar

    150.3160
    -0.3360 (-0.22%)
     
  • Bitcoin USD

    56,796.14
    +5,499.48 (+10.72%)
     
  • CMC Crypto 200

    885.54
    0.00 (0.00%)
     
  • FTSE 100

    7,670.40
    -13.90 (-0.18%)
     
  • Nikkei 225

    39,239.52
    +5.81 (+0.01%)
     

"El mercado está subestimando de manera sistemática el impacto del 5G"

- La velocidad, intensidad y diversidad de las comunicaciones está aumentando exponencialmente en los últimos años. ¿Cuáles son las previsiones?

Efectivamente es una tendencia que está creciendo mucho en los últimos años, pero no nos equivoquemos, es una tendencia que ha estado siempre así, estamos hablando de una temática como es toda la parte de comunicación, que es una necesidad que tenemos todos por el mero hecho de ser seres humanos. La tendencia que sí que vemos más clara es un poco esa evolución del offline al online y del online al mobile. Actualmente la forma que tenemos todos de comunicarnos, de relacionarnos, es todo a través de las redes y ahí es la importancia que obtiene todo lo relacionado con las redes de comunicación. Desde Fidelity creemos que estamos en una edad dorada en cuanto a la conectividad entre las personas, los lugares y las cosas, algo que está desencadenando una disrupción enorme en el mercado y algo que va a traer muchísimas oportunidades.

- 5G, IoT, automatización, Big data… ¿Qué tecnologías serán más importantes y más disruptivas a futuro?

Creemos que todas y cada una de ellas van a tener su importancia futura, pero hay una que destaca entre todas ellas, que es la llegada del 5G. El 5G, una vez que se implemente a nivel local en el mundo, trae un abanico de oportunidades enorme. A día de hoy, que muchos creemos que el 5G ya está aquí y no se ha desarrollado… no está ni en un 5% a nivel global desarrollado. Es verdad que tiene más presencia en Asia, tiene más presencia en Estados Unidos, en Europa todavía está por llegar… pero, en términos generales, el desarrollo que le queda es enorme y las oportunidades que trae aún más. Por eso creemos que el mercado está subestimando de manera sistemática el impacto, la cantidad y la duración del crecimiento asociado a toda esta tecnología que llega de la mano del 5G.

- ¿Qué aporta la inversión en conectividad en un momento como el actual?

Lo que aporta, principalmente, es diversificación, tanto por temática, como por geografía. Es el acceso a un mercado muchísimo más innovador que lo que estamos acostumbrados y que no es solo en el ámbito tecnológico, sino que esto va a afectar a una cantidad de industrias enorme. Por ejemplo, todo lo que es la industria de la medicina o relacionado con la cirugía va a tener un cambio enorme, porque una vez que llegue el 5G, el tiempo de latencia baja hasta 10 veces. El tiempo de latencia es el tiempo que se tarda desde que tú das la orden a un dispositivo y el dispositivo la ejecuta. ¿Por qué hablo de la parte de la cirugía? Vamos a tener a médicos alrededor del mundo, un médico en Nueva York, que te está operando a ti que estás en Madrid, donde, gracias a la robótica y con esa bajada del tiempo de latencia consigue hacerlo en tiempo real. Con lo cual, una de las industrias sería toda la parte medicina. Otra, sería toda la parte de energías renovables. Estamos viendo como muchas centrales eólicas están invirtiendo mucho dinero en toda la parte de automoción, donde, desgraciadamente, (porque por un lado es una ventaja pero por otra es una desgracia), toda la parte de robótica está sustituyendo a la mano de obra humana y, en estos casos, conseguimos que los molinos de viento, gracias a la robótica, puedan actuar solos. Y, por último, otro ejemplo diferente, es cómo muchas economías donde la pirámide poblacional se está dando la vuelta, donde hay mucha más gente mayor que gente joven, estos países están invirtiendo una barbaridad de dinero también en robótica para que esa falta de mano de obra joven se pueda suplementar con la robótica.

- ¿Qué busca el FF Sustainable Future Connectivity Fund? ¿Cuál es su estilo de inversión?

Lo que busca principalmente es una revalorización de capital a largo plazo a través de una serie de oportunidades que todavía están por llegar. La idea es batir al índice global contra el que se compara. Tiene en un proceso de inversión muy disciplinado. Estamos hablando de una cartera global, de miles de compañías dentro del universo de inversión. Entonces, para Fidelity, el primer filtro son siempre todos los analistas que tenemos por todo el mundo de forma local, que están buscando las mejores oportunidades que hay en el mercado. Una vez que las filtran los analistas, es entonces el gestor cuando busca dentro de esas compañías cuáles son las mejores oportunidades. El resultado de la cartera a nivel geográfico y a nivel sectorial es siempre fruto del stock picking del gestor. Actualmente, ¿qué está haciendo el fondo? A nivel geográfico encuentra más oportunidades en la parte de emergentes, encuentra más oportunidades en la parte del mercado británico y también muchas en la parte europea, que tiene menor exposición. En la parte sectorial, al gestor le está gustando mucho toda lo relacionado con sistemas de comunicación, con semiconductores, cualquier compañía de entretenimiento y toda la parte de telecomunicaciones inalámbricas le parece que tiene mucho recorrido.

- ¿Nos podría dar un par de ejemplos de valores en cartera?

El fondo lo que hace es que invierte en tres categorías distintas, de ahí la gran diversificación del producto. Invierte, en primer lugar, en una categoría que nosotros llamamos “facilitadores”, que son todas aquellas compañías que hacen la carcasa donde luego va a ir colgado un servicio o producto, compañías como Ericsson, como Samsung o como Apple, que te pone la tablet o un teléfono, donde luego va a ir un producto. Luego tiene otra categoría que son las redes, todas las compañías propietarias de las redes de 3G, 4G y 5G; aquí algún ejemplo sería compañías como Rakuten o Cellnex, que es un gustazo tener una empresa española dentro de la cartera. Y la tercera categoría es la parte de innovadores, que son las compañías que están constantemente sacando servicios o productos que, sin tener los anteriores, sin redes y facilitadores, sería imposible. Me refiero a aplicaciones como pueden ser Activision, para la parte de juego, a compañías como Facebook, como Amazon, como Sony. Son varios ejemplos dentro de las tres categorías en las que está invirtiendo el gestor.

- ¿Qué papel juega la sostenibilidad en el fondo?

Este es uno de nuestros fondos dentro de la categoría de fondos sostenibles, donde en Fidelity ya vamos creciendo y cada vez tenemos más. Su propio nombre lo indica, Fidelity Funds - Sustainable Future Connectivity Fund, es un fondo artículo 8, lo que significa que el 70% de las compañías de la cartera tienen que ser sostenibles. El gestor, por supuesto, mira el conjunto de las características medioambientales, sociales y de gobernanza, pero pone un foco especial en lo que es la parte de ética digital. Esto quiere decir que el gestor, cuando analiza las distintas compañías que tiene en cartera, se enfoca de forma particular en todo lo que son temas como la ciberseguridad, la privacidad de datos, todo lo que está relacionado con la inclusión digital; hay un 41% de la población que todavía no son activos en Internet. Otro ejemplo serían toda la parte de la inteligencia artificial ética. Se le da mucha importancia a qué tipo de algoritmos tienen las compañías detrás y si está mirando o no distintos riesgos. Es una idea de inversión que mira toda la parte de sostenibilidad muy de cerca y, además, con un foco distinto, que es toda esa parte de la ética digital.