U.S. Markets closed

20 años con una selfie diaria, 2 décadas de un retrato semanal, 44 años capturando fotos familiares

LA NACION

Este lunes Noah Kalina volvió a publicar un video en YouTube. Quizá a alguien le suene el nombre: cuando tenía 19 años comenzó a tomarse una selfie, un autorretrato, todos los días. Luego transformó esas imágenes en un video, en 2006. Y siguió: completó 20 años de fotos diarias entre el 11 de enero de 2000 y el 11 de enero de 2020. 7263 fotos que muestran dos décadas de peinados, barbas, ropas, lugares diferentes y un par de ojos que nunca pestañean enfrentan (y muestran) la marcha del tiempo en el rostro.

En Gizmodo rescatan otro caso notable, el de Lotte Hofmeester: esta chica acumula 20 años de selfies con movimiento (en rigor, trozos de videos más largos grabados en forma semanal), pero desde el primer día de su vida, lo que genera un impacto mayor: pasa de ser una beba a una mujer en 5 minutos y monedas. El video es de octubre último. Su hermano Vince también tiene su propio video mostrando cómo creció en estos 16 años.

Pero ninguno de estos proyectos se acerca al del fotógrafo argentino Diego Goldberg, que desde 1976 documenta (cada 17 de junio) su rostro y el de su familia. Una tradición que nació como un pedido simple (una retrato para un familiar que al año siguiente quisieron renovar) y que a lo largo de 44 años ha sumado hijos, parejas y nietos, una flecha del tiempo que avanza y deja su rastro, pero que también va ampliando su camino para mostrar la evolución de más vidas.