U.S. markets close in 3 hours 54 minutes
  • S&P 500

    3,959.02
    +25.10 (+0.64%)
     
  • Dow Jones

    33,795.65
    +197.73 (+0.59%)
     
  • Nasdaq

    11,061.15
    +102.60 (+0.94%)
     
  • Russell 2000

    1,824.25
    +17.35 (+0.96%)
     
  • Petróleo

    72.54
    +0.53 (+0.74%)
     
  • Oro

    1,802.10
    +4.10 (+0.23%)
     
  • Plata

    23.32
    +0.39 (+1.71%)
     
  • dólar/euro

    1.0555
    +0.0041 (+0.39%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4660
    +0.0580 (+1.70%)
     
  • dólar/libra

    1.2234
    +0.0029 (+0.24%)
     
  • yen/dólar

    136.4590
    -0.0650 (-0.05%)
     
  • BTC-USD

    16,941.55
    +125.98 (+0.75%)
     
  • CMC Crypto 200

    398.62
    +3.94 (+1.00%)
     
  • FTSE 100

    7,472.17
    -17.02 (-0.23%)
     
  • Nikkei 225

    27,574.43
    -111.97 (-0.40%)
     

Corrigen a la baja el número de víctimas tras un partido de futbol: el gobierno indica 125 muertos

Imágenes dantescas es lo que vivieron el sábado de noche los espectadores del futbol en Indonesia, en la ciudad de Malang, en Java. Tras la derrota del equipo FC Arema miles de seguidores invadieron el campo de juego. La policía reaccionó lanzando gases lacrimógenos hasta que buena parte del lugar quedo cubierto de una espesa ola de humo mientras miles de gentes corrían en todos los sentidos. Más de 100 muertos entre personas aplastadas o asfixiadas es el resultado del drama.

El presidente indonesio Joko Widodo ordenó detener el campeonato del futbol y pidió a las autoridades realicen una investigación afín de determinar las causas que desembocaron en la mayor tragedia del futbol local. El lugar donde aconteció el drama es el estadio de Malang, un campo deportivo con 60 años de historia, escenario del partido entre FC Arema, local, y el Persebaya Surabaya. Los fanáticos del club local, conocidos como "leones locos", son considerados los más aguerridos seguidores de un equipo en el país, reporta la corresponsal de RFI en Kuala Lumpur.

Tras la derrota dl FC Arema por score de 2-3, miles de seguidores invadieron el campo; las fuerzas del orden respondieron usando bombas de gas lacrimógeno a discreción, hasta que el campo de juego quedo cubierto de una densa ola de humo. En las tribunas miles de espectadores intentaban huir, generando movimientos de pánico y caos.

De acuerdo con las autoridades, había mucho más espectadores que los que el estadio es capaz de recibir. 42 mil entradas fueron vendidas para 38 mil lugares que el aforo normal del estadio.

Las autoridades hablan también de otro error. El partido se jugó de noche cuando que los encuentros se realizan generalmente de tarde.


Leer más sobre RFI