U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,070.56
    +10.13 (+0.25%)
     
  • Dow Jones

    33,978.08
    +28.67 (+0.08%)
     
  • Nasdaq

    11,621.71
    +109.30 (+0.95%)
     
  • Russell 2000

    1,911.46
    +8.39 (+0.44%)
     
  • Petróleo

    79.38
    -1.63 (-2.01%)
     
  • Oro

    1,943.90
    -2.80 (-0.14%)
     
  • Plata

    23.73
    -0.30 (-1.23%)
     
  • dólar/euro

    1.0874
    -0.0018 (-0.16%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5180
    +0.0250 (+0.72%)
     
  • dólar/libra

    1.2395
    -0.0012 (-0.10%)
     
  • yen/dólar

    129.8000
    -0.3530 (-0.27%)
     
  • BTC-USD

    22,974.44
    -149.21 (-0.65%)
     
  • CMC Crypto 200

    526.66
    +9.65 (+1.87%)
     
  • FTSE 100

    7,765.15
    +4.04 (+0.05%)
     
  • Nikkei 225

    27,382.56
    +19.81 (+0.07%)
     

5 claves para medir la productividad del trabajo a distancia

¿Cómo medir la productividad del trabajo a distancia? Se pueden implementar múltiples reglas o métodos para trabajar de forma eficiente y saludable. Algunos de estos métodos son:

 

1-Contar con una distribución clara del trabajo


Para poder medir la productividad es esencial darle a cada miembro del equipo temas concretos. Cada colaborador debe ser responsable de un asunto específico, con tiempos de inicio y fin bien definidos.

Es fundamental que se eviten superposiciones, así como que queden temas sin un encargado directo. Cuando el trabajo es claro y tiene una fecha puntual de entrega es más fácil evaluar si se cumplió o no.

 

2-Medir los resultados

 

Antiguamente era muy común que los jefes estuvieran encima de sus colaboradores para ver qué estaban haciendo o controlando los horarios de llegada y salida de la oficina.

Hoy en día, para poder medir la productividad, es mejor medir los resultados, sin importar desde dónde ni en qué horarios se hagan las tareas. 

Home office.

3-Utilizar apps en la nube


En la web existen todo tipo soluciones que permiten organizar el trabajo en equipo y hacer un seguimiento del desempeño. Muchas de ellas son gratuitas y otras ofrecen pruebas sin costo.

  • Trello: es un software de administración que utiliza la metodología japonesa de los tableros de Kanban para el registro de las actividades. Permite agregar tarjetas, listas y archivos de forma flexible y supervisar su progreso.

  • Asana: es una aplicación web y móvil diseñada para mejorar la comunicación y el trabajo en equipo. A través de ella se pueden compartir, planificar y organizar las tareas en las que cada miembro está trabajando.

  • Todoist: es un sistema de gestión que posibilita seguir el avance de los proyectos y generar listas de pendientes, delegar temas a otras personas, monitorear cómo avanzan dichas actividades y determinar plazos de entrega.

  • Slack: es un centro de colaboración que reemplaza al correo electrónico y ayuda a los equipos a trabajar juntos sin inconvenientes.



4-Mantener una comunicación fluida

 

Si bien cada colaborador puede trabajar desde su casa sin problemas, es importante que mantenga una comunicación fluida con sus compañeros y superiores. De esta forma podrá evacuar dudas, reportar progresos y recibir un feedback.

Para esto, las plataformas de videoconferencia son una gran opción. Con ellas se podrán calendarizar reuniones periodicas y evaluar el desempeño más fácilmente. 

OFICINA- HOME OFFICE- TRABAJO REMOTO.

5-Apoyarse en reportes de gestión y fijar objetivos claros y utilizar fórmulas


Los informes de gestión son otra manera eficaz de medir la productividad. Por ejemplo, un reporte de ventas permite evaluar el desempeño de cada uno de los ejecutivos del área comercial y saber cuántas transacciones y contactos con clientes realizaron en un período de tiempo determinado. Hoy gracias a las soluciones de contabilidad en línea como Xubio es posible administrar estas y otras operaciones de una manera rápida, segura y eficiente.

Otra manera simple de valorar el desempeño es mediante la fijación de objetivos concretos en un plazo determinado. Estas metas deben ser fácilmente medibles, en lo posible en forma numérica, para poder evaluar el grado de cumplimiento.

 

Otras variables para tener en cuenta


En algunos casos, la fórmula anterior no es suficiente. Además de la cantidad de productos vendidos o producidos y el gasto generado, también se deben analizar otros factores como la calidad del servicio, la satisfacción de los clientes, el tiempo transcurrido hasta la finalización del proyecto, el cumplimiento de las metas fijadas y el costo en la formación del empleado. En definitiva, la medición dependerá en gran parte de las métricas establecidas.


*La columna fue escrita por Fernando Arzuaga, CEO y cofounder de Xubio