U.S. Markets open in 1 hr 29 mins

5 objetos que usamos diariamente que cambiarán por completo en la próxima década

Así como hemos visto desaparecer de nuestros hogares los reproductores de películas VHS o los tocadiscos, en los próximos años varios de los objetos que hoy usamos cambiarán completamente. La tecnología pretende hacerlos más “inteligentes”, dándole funciones adicionales o sustituyéndolos por otras herramientas. Aquí te presentamos cinco predicciones desde el mundo de la tecnología:

El millonario Bill Gates quiere construir un inodoro que recicle el agua y queme los desechos humanos (Foto: Nicolas Asfouri/AFP)
Los inodoros están entre los objetos a los que le puso el ojo el millonario Bill Gates, quiere construir uno que recicle el agua y queme los desechos humanos (Foto: Nicolas Asfouri/AFP)

Los inodoros

Hasta el multimillonario Bill Gates está interesado en transformar estos objetos donde nos sentamos a diario. Desde 2011 lanzó un desafío global para reinventar el inodoro, pero es el modelo sin sistema de cloacas su favorito: está pensado para países en desarrollo, porque funciona sin agua y su tecnología es capaz de tratar directamente los residuos. Bajo el impulso de Samsung, la propuesta que entusiasma a Gates incluye una tecnología que permite reciclar el agua tratada y deshidratar los residuos sólidos. Así, los desechos se secan para convertirse en cenizas

Otros creativos buscan formas de darle mayor valor a estos objetos: la empresa Kohler ya cuenta con una versión que incluye altavoces que reproducen música y se pueden conectar con un asistente virtual como Alexa; mientras que dos estudiantes de la Universidad de Huddersfield en Inglaterra han propuesto un modelo que puede plegarse para reducir su espacio. Aunque el modelo de retrete de proyectan en la Universidad de Stanford parece el más útil: será capaz de analizar el color, textura y volumen de excrementos y orina para advertir enfermedades.

Espejos

Cepillarse los dientes frente al espejo puede ofrecer una dinámica distinta en la próxima década. Los gurú de la tecnología adelantan que estos objetos dejarán de ser solo para verse el rostro, pues su funcionalidad se expandirá para permitir ver videos de YouTube, revisar su cámara de seguridad de la casa y hasta responder notificaciones. Es más, el informe Connected Consumer 2030 de la telefónica Vodafone predice que “los espejos de los baños podrían estar equipados con sensores que verifiquen el flujo sanguíneo y los cambios anormales en el color de la piel, o altavoces inteligentes que soliciten automáticamente una receta para la detección de sonidos como tos y estornudos”. Se prevé que los dispositivos podrán evaluar mediciones vitales como la hidratación, el azúcar en la sangre y la presión arterial para predecir o prevenir condiciones de salud crónicas antes de que aparezcan.

LEER TAMBIÉN: ¿Puede una moneda virtual desplezar el peso en México? 

Una APP más para el teléfono móvil: a través de identificaciones biométricas podremos abrir las puertas sin necesitar llaves en el futuro
Una APP más para el teléfono móvil: a través de identificaciones biométricas podremos abrir las puertas sin necesitar llaves en el futuro

Las llaves

Perder las llaves podría dejar de ser un problema. En el futuro próximo se prevé que ya no necesitemos de estos objetos metálicos para acceder a nuestros automóviles u hogares. Los dispositivos inteligentes están tomando protagonismo, por lo que podremos abrir las puertas gracias a nuestras huellas dactilares, el iris del ojo o el ADN.

Actualmente existen vehículos que no requieren llaves para abrir sus puertas, apenas que el conductor se acerque con un dispositivo electrónico que enlace. También, otros modelos están conectados a la red Wifi, que se enlazan con asistentes como Amazon Echo o Google. James Canton, director ejecutivo del Instituto de Futuros Globales de EEUU, dice que en los próximos cinco años crecerá el uso de la seguridad biométrica en los hogares, como ya se usa en espacios corporativos. Algunas de las cerraduras inteligentes recientes tienen incorporadas cámaras que se conectan con los teléfonos, según un reportaje que publica Forbes.

LEER TAMBIÉN: México, el país que lleva la delantera en la carrera de los autos eléctricos de la región

Las tarjetas bancarias

MasterCard confirmó que desde 2024 sus tarjetas en Europa ya no tendrán banda magnética, dejando el camino exclusivo para nuevas tecnologías como el contactless (pago inalámbrico). Y aunque en EEUU esa medida no comenzará a implementarse sino hasta 2027, ya hoy se puede pagar con cualquier dispositivo que esté conectado con tu cuente bancaria, desde teléfonos celulares hasta el reloj. Los datos de MasterCard confirman que desde finales del año pasado 45% de todas las transacciones de pago en personas a nivel mundial fueron con la tecnología que elimina el contacto. "Estas nuevas tecnologías son mucho más sencillas de habilitar, lo que las hace más accesibles incluso para los comerciantes más pequeños", explicó la compañía en un comunicado. En China, por ejemplo, actualmente solo 7% de las compras se hacen con tarjetas: lo más usual es el uso de códigos QR.

La Covid impulsó la búsqueda de formas de pago sin contacto, acelerando lo virtual sobre el efectivo  (Foto: Mark Blinch/Reuters).
La Covid impulsó la búsqueda de formas de pago sin contacto, acelerando lo virtual sobre el efectivo (Foto: Mark Blinch/Reuters).

El dinero en efectivo

Ya Suecia lleva la delantera en este sentido. Aunque con quejas de los sectores más rurales del país, el banco central sueco se propuso hace una década eliminar el uso de dinero en efectivo como método de pago: actualmente se estima que solo 9% de la población lo utiliza, de acuerdo a un reportaje de El Economista. La predicción, sin embargo, es que en Latinoamérica el efectivo tardará más en desaparecer que en otras regiones más desarrolladas, pues los niveles de bancarización son menores.

La economista Carolina Pagliacci advierte que “el final del efectivo pareciera inevitable”, sin embargo, estima que este método de pago es “una reserva de valor en momentos de mucha incertidumbre. Ante acontecimientos inesperados que motiven una percepción borrosa del futuro, las personas tienden a demandar efectivo como un seguro para el consumo. Asimismo, el efectivo es y ha sido también el medio de pago preferido por las personas mayores, y las que participan en la economía informal”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La cocina del futuro nos permitirá guisar sobre la encimera