U.S. markets open in 3 hours 55 minutes

91 empresas con beneficios de la lista Fortune 500 no pagaron impuestos en 2018 con la ley de Trump

Cada vez más empresas pagan menos impuestos en Estados Unidos. Foto: Getty Image.

En virtud de la Ley de Recortes de Impuestos y Empleo (TCJA, por sus siglas en inglés), 91 empresas que lograron beneficios incluidas en la lista Fortune 500 pagaron 0 dólares en impuestos por ingresos en 2018. Así lo explica un nuevo informe del Instituto de Impuestos y Política Económica (ITEP, por sus siglas en inglés). Entre las 379 empresas rentables del Fortune 500, la tasa de impuestos efectiva era solo del 11,3%, un poco más de la mitad de la tasa del 21% contemplada en la ley actual. 

“En 2018, las 379 empresas ganaron 765.000 millones de dólares en beneficios preimpositivos en Estados Unidos”, señala el informe. “Si todas esas ganancias hubieran sido declaradas al Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) y se hubieran gravado con una tasa impositiva para empresas del 21%, las 379 empresas habrían pagado casi 161.000 millones de dólares en impuestos sobre la renta en 2018”.

En lugar de eso, las empresas solo pagaron 86.800 millones de dólares, alrededor del 54% de lo que debían.

‘Un efecto pernicioso’

¿Pero cómo?

Matthew Gardner, miembro del ITEP y autor principal del informe, dice que lo que están haciendo las empresas es “completamente ilegal”: evitan pagar los impuestos gracias a exenciones fiscales.

“Una gran cantidad de exenciones de impuestos en el código tiene este efecto pernicioso colectivo”, dice Gardner, pero añadió: “esto no exonera a esas empresas de irregularidades”.

“Lo que estamos viendo es un producto de las acciones del Congreso, ayudado e incitado por lobistas de las empresas”, explicó. “Es la consecuencia predecible de crear exenciones de impuestos para cualquier actividad que se te ocurra”.

Esta tendencia está respaldada por datos del IRS. En 2018 ‒el primer año en vigor de la TCJA‒ el Departamento del Tesoro recaudó 91.000 millones de dólares menos que en 2017.

En 2017, el IRS recaudó más de 338.500 millones de dólares en impuestos a las ganancias (antes de las devoluciones) de las empresas. Esa cifra cayó un 22% hasta unos 262.700 millones de dólares en el año fiscal 2018. En comparación, en el año fiscal 2016, los impuestos a las ganancias recaudados a las empresas fueron parecidos a los de 2017, unos 345.600 millones de dólares.

Las cifras de 2018 suponen la cantidad más baja recaudada por el Tesoro a las empresas en casi una década; en 2011, el IRS consiguió 242.800 millones de dólares de las empresas.

“Es un problema muy antiguo”, dice Gardner. 

Gardner dice que dado que el ITEP comenzó a hacer un seguimiento de las tasas impositivas en 1982, “nunca antes hemos visto una tasa impositiva efectiva tan baja como ahora”.

“Desde esta perspectiva, parece que las empresas nunca antes habían disfrutado de un momento en la historia moderna en que fueran tan exitosas a la hora de evitar los impuestos”, explica.

Artículo relacionado que te puede interesar:

Varias de las 91 empresas que han evadido sus impuestos federales en 2018, según el Instituto de Impuestos y Política Económica.

Gardner advierte que este es el primer año en el que se dispone de datos bajo el nuevo régimen fiscal; pasarán años hasta que podamos ver si la TCJA permite que cada vez más empresas evadan impuestos.

Aun así, esto es cinco veces en promedio el número de empresas que evadieron los impuestos corporativos entre 2008 y 2015. Durante ese período, 18 empresas se las arreglaron para pagar 0 % o menos (disfrutando de un período de ocho años con una tasa impositiva efectiva de alrededor del -4 %).

“No lo hemos mejorado”, dice Gardner. “Queda por ver si empeorará, pero el Congreso no parece haber hecho nada importante para arreglar el problema”.

Cada vez más reembolsos

No solo es que las empresas no paguen menos impuestos, sino que el gobierno también les está otorgando cada vez más exenciones tributarias. 

El año pasado, el IRS reembolsó a las empresas 60.000 millones de dólares por una recaudación neta de 202.700 millones de dólares. En 2017, la cifra de reembolsos fue un total de unos 45.000 millones de dólares por una recaudación neta de 293.600 millones de dólares.

De acuerdo al ITEP, las ventajas fiscales a las 379 empresas sumaron un total de 73.900 millones de dólares y la mitad de las ventajas ‒37.100 millones de dólares‒ fueron a solo 25 empresas. La investigación del ITEP descubre que todas esas empresas tuvieron exenciones fiscales por valor de 650.000 millones de dólares el año pasado. 

“El Bank of America encabezó la lista de receptores de ventajas fiscales con más de 5.500 millones de dólares en exenciones en 2018”, dice el informe. “Otros de los principales receptores de ventajas son JP Morgan Chase (3.700 millones de dólares), Wells Fargo (3.200 millones de dólares), Amazon (2.400 millones de dólares) y Verizon (1.700 millones de dólares)”. Verizon es la empresa matriz de Yahoo Finance.

Los defensores de la ley fiscal dijeron que aumentarían las inversiones en la economía y que estimularía el crecimiento.

Una trabajadora de la Cámara de Representantes coloca un cartel que dice “Ley de Recortes de Impuestos y Empleo” antes de una reunión de representantes republicanos en la Cámara en la que hicieron declaraciones a los medios luego de una votación sobre el proyecto de reforma fiscal del Partido Republicano el jueves 16 de noviembre de 2017 en Capitol Hill, Washington (AP Photo / Jacquelyn Martin).

Y si bien el gasto de capital creció al ritmo más rápido en los últimos 25 años en 2018, las recompras de acciones en empresas que cotizan en bolsa también alcanzaron el nivel de 1 billón de dólares, de acuerdo a Goldman Sachs. Las empresas del S&P 500 compraron 833.000 millones de dólares en acciones en 2018, dijo la firma de inversión.

“Las empresas que cotizan en bolsa recomprarán acciones (o pagarán dividendos) con el exceso de efectivo cuando sientan que invertir para crecer y financiar fusiones y adquisiciones no les ofrece rendimientos atractivos debido al riesgo”, explicó Sam Ro de Yahoo Finance. “Es un uso del efectivo controvertido y a menudo politizado, ya que se considera una opción menos productiva que enriquece a los accionistas”.

Además, la disminución de los ingresos fiscales solo ha hecho que aumentar el déficit, dado que la deuda nacional se ha disparado a más de 23 billones de dólares.

Pero al mismo tiempo que las empresas podían evadir los impuestos gracias a la nueva ley del Partido Republicano, el IRS se llevó unos 2 billones de dólares de las declaraciones de impuestos de personas individuales, un salto de casi 100 000 millones de dólares respecto a la suma recaudada en 2017.

Aunque la mayoría de estadounidenses vieron reducidos sus impuestos, muchos se quejaron de haber recibido reembolsos menores a los anticipados o incluso recibir una factura “sorpresa” .

Lo que dicen los candidatos para 2020

Los candidatos presidenciales Bernie Sanders y Elizabeth Warren han criticado a las empresas por la evasión fiscal y han incluido planes fiscales a las empresas en su lista de propuestas de campaña. 

Warren propuso un nuevo impuesto corporativo que generaría un estimado de 1 billón de dólares en ingresos. En una publicación de Medium, el equipo de campaña de Warren declaró que el “impuesto real a las ganancias corporativas” solo se aplicaría “a empresas que declararen más de 100 millones de dólares en beneficios, alrededor de 1.200 de las empresas más rentables del país el año pasado. Los primeros 100 millones de dólares quedan exentos, pero por cada dólar de ganancias por encima de esa cifra, la empresa pagará un impuesto del 7 %. Cualquier empresa que sea lo suficientemente rentable para calificar al impuesto real a las ganancias corporativas pagará el impuesto además de cualquier otro al que esté obligada bajo la actual ley de impuestos corporativos”.

El equipo de Warren añadió que el impuesto “haría que nuestras corporaciones más grandes y rentables paguen más y que se garantice que ninguna de ellas vuelva a pagar cero de impuestos cuando ganan miles de millones de dólares”.

En la campaña de Sanders, el senador propone derogar la ley fiscal de Trump, “cerrando los vacíos legales en torno a los impuestos corporativos para recaudar hasta 3.000 millones de dólares en 10 años”, como parte de su plan de Responsabilidad Empresarial y Democracia.

Con este plan, la tasa impositiva a las empresas volvería a ser del 35 % y eliminaría “prácticamente todas las exenciones fiscales y vacíos legales”.

Kristin Myers