U.S. markets open in 29 minutes
  • F S&P 500

    3,925.75
    -14.75 (-0.37%)
     
  • F Dow Jones

    31,762.00
    -118.00 (-0.37%)
     
  • F Nasdaq

    11,719.50
    -51.50 (-0.44%)
     
  • RTY=F

    1,759.60
    -4.80 (-0.27%)
     
  • Petróleo

    111.21
    +1.44 (+1.31%)
     
  • Oro

    1,850.80
    -14.60 (-0.78%)
     
  • Plata

    21.82
    -0.25 (-1.12%)
     
  • dólar/euro

    1.0652
    -0.0086 (-0.80%)
     
  • Bono a 10 años

    2.7420
    -0.0180 (-0.65%)
     
  • Volatilidad

    30.10
    +1.62 (+5.69%)
     
  • dólar/libra

    1.2499
    -0.0033 (-0.26%)
     
  • yen/dólar

    127.0810
    +0.2520 (+0.20%)
     
  • BTC-USD

    29,536.82
    +295.17 (+1.01%)
     
  • CMC Crypto 200

    656.84
    +1.01 (+0.15%)
     
  • FTSE 100

    7,512.81
    +28.46 (+0.38%)
     
  • Nikkei 225

    26,677.80
    -70.34 (-0.26%)
     

Aceleración del dólar oficial: los riesgos de la nueva estrategia del BCRA que advierten expertos

·5  min de lectura

En diciembre del año pasado, el Gobierno comenzó a acelerar el ritmo de devaluaciones diarias (crawling-peg), tal como lo había anticipado el presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, en la 27° Conferencia de la Unión Industrial Argentina (UIA), donde adelantó que cambiaría la política que venía aplicando para el tipo de cambio.

Según anticipó en ese momento, desde el mes pasado, se comenzó a monitorear el proceso inflacionario y el dólar acompañará, en la medida de lo posible, los índices mensuales de suba de precios.

Miguel Ángel Pesce adelantó en 2021 su plan de acelerar el dólar oficial.
Miguel Ángel Pesce adelantó en 2021 su plan de acelerar el dólar oficial.

Miguel Ángel Pesce adelantó en 2021 su plan de acelerar el dólar oficial.

Razones de la medida

El fin de esta política es evitar un salto devaluatorio, sabiendo el efecto que eso puede tener eso en los precios y en la economía hogareña de los argentinos.

A partir de enero de este año, se observa una aceleración algo mayor de este ritmo devaluatorio y se espera que se siga apurando.

Según explican algunos economistas, esta decisión está en línea con lo que se está negociando con el Fondo Monetario Internacional (FMI), ya que, en su último informe anual sobre Regímenes de Tipo de Cambio y restricciones cambiarias, el organismo marcó un punto de quiebre en la Argentina en agosto de 2019, cuando abandonando un régimen de flotación para pasar a ‘otro tipo de administración’, que es el control de cambios.

Pero, además, el retraso de las microdevaluaciones diarias del dólar mayorista en relación a la inflación que se venía dando hasta noviembre de 2021 no podía perdurar mucho tiempo más, teniendo en cuenta que ritmo mensual del primero era cercano al 1% y el de la segunda, de entre el 3% y 4%.

Esta situación, según analistas económicos, está forzando al Gobierno a encarar un cambio en su política monetaria por estos días, que se ve reflejada en una leve aceleración del tipo de cambio y un cambio en las tasas de interés.

El Gobierno comenzó a acelerar el tipo de cambio en diciembre.
El Gobierno comenzó a acelerar el tipo de cambio en diciembre.

El Gobierno comenzó a acelerar el tipo de cambio en diciembre.

¿Cómo avanza el crawling peg?

La expectativa es que el crawling peg podría pasar a un ritmo del 3% ó 4% mensual, buscando recuperar el terreno perdido, pero sin meter presión sobre la inflación. Asimismo, algunas fuentes apuntan que la evolución del oficial para enero-marzo de 2022 estará entre el 2,8% ó 3%.

Mateo Reschini, Senior Research Analyst de la consultora Inviu, señala que "en enero, la tasa mensual de devaluación casi se duplicó respecto de mediados del año pasado, porque teniendo en cuenta la evolución diaria, da un promedio del 2% en el mes y venía siendo del 1%". Sin embargo, advierte que, por el momento, sigue detrás de la inflación, por lo que aún falta para que no se atrase más el tipo de cambio mayorista.

Esto se debe a que el Gobierno tiene que manejar un equilibrio muy delicado en este proceso porque, si bien hay una necesidad concreta de actualizar el tipo de cambio mayorista, entre otros motivos, porque las reservas netas del BCRA no alcanzan para sostener ese ritmo de devaluación y porque el comercio exterior requiere cada vez más de un dólar que siga siendo competitivo, también puede sufrir algunos efectos rebote de esta medida, sobre todo, en los otros tipos de cambio, generando un recalentamiento de las brechas con el oficial.

La brecha con los otros tipos de cambio podría acelerarse, por lo que hay que llevar un delicado equilibrio.
La brecha con los otros tipos de cambio podría acelerarse, por lo que hay que llevar un delicado equilibrio.

La brecha con los otros tipos de cambio podría acelerarse, por lo que hay que llevar un delicado equilibrio.

Los riesgos del crawling peg

"Por un lado, la aceleración del ritmo de devaluación puede desincentivar la liquidación de divisas, lo que haría recalentar los dólares paralelos. Este escenario sucedería si el Banco Central mueve el dólar oficial por encima de la tasa de interés (que se actualizó hace unas semanas) y el campo le encuentra rentable apalancarse en pesos y posponer la liquidación", advierte el analista de Eco Go Lucio Garay Méndez.

Así, anticipa que una baja liquidación de divisas complicaría el balance en dólares del Central y ese desequilibrio podría generar una mayor brecha con los otros tipos de cambio.

Y, por otra parte, indica que, si el Banco Central mueve el dólar oficial demasiado rápido, eso probablemente se trasladaría a la inflación y así, aumentaría la demanda de los dólares paralelos (MEP, CCL, blue y SENEBI), lo que también recalentaría su precio.

"Creo que esos son dos riesgos que surgen a partir de la aceleración del ritmo de devaluación. Eso explica en parte porque el Banco Central se mueve tímidamente en apurar el crawling-peg desde el 1% al 3%, piso que pareciera mostrar la inflación", sostiene Garay Méndez.

En igual sentido, el economista Federico Glustein indica que "la aceleración del crawling-peg afectará los tipos de cambio alternativos con algunas implicancias, por ejemplo, si sube por sobre la inflación mensual, como señal de depreciación constante del tipo de cambio".

En un escenario semejante, considera que la demanda de dólares blue y financieros estarían supeditados a las expectativas en torno a los ingresos por exportaciones y al resultado de la balanza comercial.

"Si sube el tipo de cambio oficial e ingresan muchos dólares, probablemente se estabilicen los alternativos. Sin embargo, si aumenta menos que la inflación, serán ascendentes las cotizaciones, porque seguirá muy por debajo de un valor apetecible para el mercado, amén de que habrá más demanda por estar bajo", explica.

Sin embargo, por estos días, Reschini señala que los tipos de cambio por fuera del oficial mayorista muestran una aceleración también, pero considera que no está tan relacionada al crawling peg, que ha aumentado muy poco su ritmo, sino que señala que "está muy relacionada con la cantidad de dinero disponible en el mercado".

Asimismo, observa que, más allá de que se dé un proceso de aceleración mayor en el mayorista que pueda redundar en una suba de los otros tipos de cambio, hay que tener en cuenta que estos últimos también están retrasados respecto del nivel inflacionario que hubo el año pasado. "Creo que todos tienen espacio para la suba y hay que ver qué nivel de crawling-peg se fijará hacia adelante", concluye.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.