U.S. Markets closed

Acusan a dos estudiantes de estafar a Apple casi un millón de dólares

Dos estudiantes chinos de ingeniería en Oregon enfrentan cargos criminales en una corte federal acusados de estafar a Apple cientos de miles de dólares en reemplazos de iPhones.

Desde 2017, Yangyang Zhou, quien acaba de completar su licenciatura en ingeniería en la Universidad Estatal de Oregon, y Quan Jiang, quien también estudió ingeniería pero en el Linn Benton Community College, contrabandearon miles de iPhones falsificados a EEUU desde China y luego los enviaron para que Apple los reparara o reemplazara, alegando que no encendían.

Un trabajador de Apple maneja un iPhone en una de las tiendas de la empresa. REUTERS/Adnan Abidi/File Photo

Jiang, quien tenía la misma dirección postal que Zhou, llevaba los teléfonos falsificados a Apple usando internet o en persona para solicitar los reemplazos. Después de que los iPhones reales se enviaran a China para ser vendidos con fines de lucro, un cómplice le enviaba el dinero a la madre de Jiang, quien luego depositaba los fondos en una cuenta que Jiang usaba en EEUU, según la demanda.

De acuerdo con documentos federales, tanto Jiang como Zhou afirman que no sabían que los teléfonos originales eran falsificados. Ambos permanecen libres, pero Jiang, quien fue acusado en 2018, está siendo monitoreado por GPS. Zhou es acusado de exportar productos ilegalmente, mientras que Jiang está acusado de tráfico ilegal de productos falsificados y de cometer fraude electrónico.

Un funcionario de Seguridad Nacional explicó el fraude funcionó principalmente porque los empleados de las tiendas de Apple no podían verificar la autenticidad de los dispositivos porque no se encendían. Pero el proceso de reemplazo de teléfono de Apple se iniciaba, ya que los hombres afirmaron que estaban cubiertos por la garantía del producto. Al parecer, Apple no requirió comprobante de compra para reemplazar los teléfonos.

Casi un millón de dólares

En total, Apple otorgó 1.493 iPhones de reemplazo. Si se estima que cada teléfono valía 600 dólares, Apple perdió casi 900.000 dólares por la estafa.

Finalmente alguien en la compañía se percató. En junio y julio de 2017, Apple envió órdenes de cese y desistimiento a Jiang a la dirección de Zhou, notificando a Jiang que Apple sabía que estaba importando iPhones falsos. Jiang no respondió.

Desde luego, este no es el único caso de estafa que ha enfrentado el gigante de tecnología. El año pasado, un ciudadano chino que vivía en Nueva Jersey con una visa de estudiante se declaró culpable de vender iPhones y iPads falsos a los clientes, y se embolsó 1,1 millones de dólares en ingresos.

Y el mes pasado, un hombre lituano se declaró culpable de estafar a Google y Facebook por 100 millones de dólares enviándoles facturas falsas por correo electrónico y haciéndose pasar por una empresa de hardware taiwanesa.

Artículo relacionado que te puede interesar:

Estafa 109 millones de euros a Facebook y a Google mandándoles facturas falsas que cobraba sin problemas