U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,071.70
    -4.87 (-0.12%)
     
  • Dow Jones

    34,429.88
    +34.87 (+0.10%)
     
  • Nasdaq

    11,461.50
    -20.95 (-0.18%)
     
  • Russell 2000

    1,892.84
    +11.16 (+0.59%)
     
  • Petróleo

    80.34
    -0.88 (-1.08%)
     
  • Oro

    1,797.30
    -3.80 (-0.21%)
     
  • Plata

    23.35
    +0.51 (+2.25%)
     
  • dólar/euro

    1.0531
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5060
    -0.0230 (-0.65%)
     
  • dólar/libra

    1.2296
    +0.0040 (+0.33%)
     
  • yen/dólar

    134.2900
    -1.0160 (-0.75%)
     
  • BTC-USD

    16,992.17
    +18.84 (+0.11%)
     
  • CMC Crypto 200

    404.33
    +2.91 (+0.72%)
     
  • FTSE 100

    7,556.23
    -2.26 (-0.03%)
     
  • Nikkei 225

    27,777.90
    -448.18 (-1.59%)
     

Agustín Rossi. Boca sostiene el sueño de campeón en las manos de su arquero

Agustín Rossi, la gran figura de Boca en 2022 (ESPN)
Agustín Rossi, la gran figura de Boca en 2022 (ESPN)

Boca sostiene su ilusión de coronarse campeón de la Liga Profesional con el entusiasmo, el empuje y las condiciones que imponen sus jóvenes atacantes. Los estrenos de Luca Langoni y Gonzalo Morales no pudieron ser más oportunos ni más eficaces.

Sin embargo, la figura de Agustín Rossi crece semana a semana. Ante Vélez, el arquero xeneize fue fundamental para mantener el cero en su valla. Con sobriedad, pero también con sentido de la ubicación y con la lucidez suficiente como para meter un contragolpe con un saque rápido para Langoni, que finalmente no prosperó.

En este contexto, y aun con un rearmado constante de su última línea por lesiones y citaciones a diversos seleccionados, Rossi sigue luciéndose. A tal punto que llegó a los 500 minutos sin recibir goles en el torneo. Después de aquel que, hace casi un mes (el 4 de septiembre), le marcó Luis Pulga Rodríguez para establecer el 1 a 1 parcial entre Colón y el Xeneize, se encadenaron cuatro 1 a 0 (River, Lanús, Godoy Cruz y Vélez) y un 0 a 0 con Huracán.

El último gol que recibió Rossi

De todas maneras, el récord del club todavía está lejos. Los 824 sin goles recibidos alcanzados por Carlos Navarro Montoya en el Apertura 92 recién podrían ser superados a los 10 minutos del segundo tiempo del encuentro contra Newell’s, programado para la penúltima jornada de esta Liga. Para que eso suceda, antes Rossi debería mantener su arco en cero frente a Gimnasia, Aldosivi y Sarmiento.

La solidez defensiva tan buscada por el trinomio técnico que lidera Hugo Ibarra es un bastión que Boca intenta sostener contra viento y marea. Y aun cuando hay actuaciones individuales que no están a la altura (Carlos Zambrano hizo agua otra vez y le regaló un peligrosísimo mano a mano a Lucas Pratto en el primer tiempo, que el Oso malogró con un inoportuno resbalón), lo cierto es que el equipo se las ingenia para disimular de la mejor manera posible las ausencias de sus jugadores titulares en esa zona, sean Nicolás Figal, Marcos Rojo o Facundo Roncaglia.

Después del desalmado 0-3 de la fecha 11 frente a Patronato en Paraná, Boca se dio cuenta que no podía regalar más puntos. Y este sprint final es notable, más allá de cómo sea el epílogo. El equipo de la Ribera suma 11 partidos sin conocer la derrota, de los cuales ganó 8 y empató 3. Son, en total, 27 puntos logrados de 33 posibles. El porcentaje de efectividad es sorprendente: 81 por ciento.

En esos juegos mantuvo su valla invicta en 8 ocasiones (los cinco ya mencionados más Racing, Rosario Central y Defensa y Justicia). Solo Platense, Atlético Tucumán y Colón pudieron vulnerar a Rossi. El gran presente del arquero de Boca se da en un contexto incómodo, como lo es un proceso en el que el futbolista y el club no logran ponerse de acuerdo en la renovación de un vínculo que concluye a mediados del año próximo.

En medio de declaraciones inadecuadas de su representante e incluso de la contratación de Sergio Romero, el arquero solo se enfocó en hacer su trabajo dentro del campo de juego de la mejor manera y mantener su frecuente perfil bajo ante las cámaras. “Yo quiero quedarme en Boca. Y estoy para sumar desde donde me toque”, dijo después del 0 a 0 ante Central, cuando comenzaba a sonar la posibilidad de dejar de ser titular.

Precisamente las grandes actuaciones suyas, la cantidad de puntos que le permitió ganar al equipo y esa actitud alejada de la polémica fue lo que reabrió unas negociaciones que parecían cerradas. Porque además, en el medio se lesionó Chiquito Romero y los planes iniciales del Consejo debieron que reacomodarse.

Mientras mantiene viva la esperanza de un llamado de Lionel Scaloni para formar parte del plantel mundialista que compita en el Mundial Qatar 2022, sigue habiendo un enorme signo de interrogación en relación a si Rossi seguirá siendo el arquero de Boca después de junio de 2023. Lo que sí es una realidad es que hoy es uno de los únicos indiscutidos de este equipo xeneize que se ilusiona con dar una nueva vuelta olímpica.