Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,304.72
    +36.88 (+0.70%)
     
  • Dow Jones

    39,069.59
    +4.33 (+0.01%)
     
  • Nasdaq

    16,920.79
    +184.76 (+1.10%)
     
  • Russell 2000

    2,069.67
    +21.26 (+1.04%)
     
  • Petróleo

    77.80
    +0.93 (+1.21%)
     
  • Oro

    2,335.20
    -2.00 (-0.09%)
     
  • Plata

    30.54
    +0.09 (+0.28%)
     
  • dólar/euro

    1.0850
    +0.0032 (+0.29%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4670
    -0.0080 (-0.18%)
     
  • dólar/libra

    1.2739
    +0.0041 (+0.32%)
     
  • yen/dólar

    156.9430
    +0.0050 (+0.00%)
     
  • Bitcoin USD

    68,617.39
    +941.05 (+1.39%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,437.44
    -30.66 (-2.09%)
     
  • FTSE 100

    8,317.59
    -21.64 (-0.26%)
     
  • Nikkei 225

    38,646.11
    -457.11 (-1.17%)
     

Ahorro en pesos pierde atractivo tras baja de tasas: ¿el piso del dólar seguirá en $1.000 o subirá un escalón?

El dólar blue cerró el jueves sin cambios en $1.000 y las divisas financieras, Contado con Liquidación y MEP se mantuvieron prácticamente estables, en lo que fue la reacción inicial a la baja de la tasa de política monetaria que anunció el Banco Central. Y los analistas prevén que a pesar de esta medida la calma cambiaria continuará en los próximos días, por lo cual siguen vislumbrando en $1.000 el piso para los dólares libres

Los expertos plantean que la falta de pesos por la fuerte recesión y la caída del poder adquisitivo sumado a la mayor oferta de divisas que aporta el dólar blend que permite liquidar el 20% a través del dólar Contado con Liquidación, y la inminente llegada de la cosecha gruesa que aportará más flujo contribuirá a mantener tranquilos a los dólares paralelos.

El BCRA bajó la tasa de interés de referencia de política monetaria, que es la de pases pasivos,10 puntos porcentuales desde 80% a 70% anual, y se prevé que los bancos trasladen el mismo recorte al rendimiento de los plazos fijos tradicionales, por lo que empezarán a pagar por las colocaciones una renta de alrededor del 60% de TNA. De hecho, por ejemplo, Banco Credicoop ya publica esa tasa.

La baja de tasas y la magnitud de la reducción era esperada por el mercado en un contexto donde en el inicio de abril la entidad monetaria siguió comprando divisas para recomponer reservas, con lo cual las compras netas ya superan los u$s13.000 millones en la era Milei, el riesgo país bajó, y se desaceleran las proyecciones inflacionarias.

PUBLICIDAD

El dato oficial de inflación de marzo se conocerá este viernes a las 16, pero de acuerdo a estimaciones privadas, el costo de vida del mes pasado rondará entre 10,6% y 12,5%, lo que evidencia una desaceleración respecto al 13,2% de febrero.

Pese a que la tasa de interés real seguirá siendo muy negativa frente a la inflación, los analistas no ven riesgos de una presión alcista fuerte sobre los dólares paralelos -a lo sumo un efecto moderado- mientras existan las restricciones cambiarias, el esquema dólar blend, y noticias positivas desde el frente fiscal.

Por la baja de la tasa monetaria, el rendimiento del plazo fijo también se prevé que baje a alrededor de 60% anual
Por la baja de la tasa monetaria, el rendimiento del plazo fijo también se prevé que baje a alrededor de 60% anual

Por la baja de la tasa monetaria, el rendimiento del plazo fijo también se prevé que baje a alrededor de 60% anual

Tasa: ¿cuál es el objetivo de la baja?

El analista financiero Christian Buteler sostuvo que esta nueva reducción de la tasa monetaria "sigue en línea con lo que viene haciendo el BCRA que es licuar fuerte los pesos con tasas negativas en términos reales, a cada desaceleración inflacionaria le responde con una baja de la tasa para que los pasivos remunerados crezcan por debajo de la inflación" y así ir achicando el déficit cuasifiscal. Y enfatizó que "es una política que viene aplicando desde el momento uno, por que el cepo lo ayuda. Sin el cepo, esto no podría sostenerse", enfatizó.

En sintonía, Pablo Repetto afirmó que "la baja de tasas es ineludible en este esquema porque necesitan pagar menos por los pasivos remunerados dado que el ritmo de devaluación es tan bajo que la mejora del activo del BCRA (por la tasa de devaluación más la compra de reservas) es bastante menor que el aumento de los pasivos por la tasa y porque no mejora la demanda de pesos (algo que con la baja de tasas tampoco va a mejorar)".

Amilcar Collante, economista de Cesur, explicó que "el objetivo que busca es licuar lo máximo posible los pasivos en pesos del BCRA y achicar lo máximo de esos pesos en términos de poder de compra, en el marco de que a futuro se va a hacer un plan de estabilización y quiere que eso sea lo más chiquito posible, entendiendo que había un exceso de pesos en la economía argentina".

Por su parte, Andrés Reschini, analista de F2 Soluciones Financieras, comentó que "la tasa fue recortada ante lo que sería una probable confirmación de sendero bajista en el IPC de marzo que conoceremos este viernes". Y argumentó que ante ese escenario de inflación, bajando "la licuación pierde eficiencia si no baja la tasa".

Mauro Falcone, analista de Renta Fija de Adcap Grupo Financiero, señaló que "la baja de tasas se encontró en línea con lo esperado, es decir, un recorte menos agresivo que los anteriores y un nivel de tasa cercano al rendimiento de la Lecap de enero en los últimos días". Y destacó que "esto permitirá continuar con la disminución real del stock de pasivos del BCRA frente a un sendero de inflación menor al esperado inicialmente".

Un análisis de Facimex Valores estimó que con reducción de la tasa "la carga anualizada de intereses de los pasivos remunerados en pesos bajará de 92% a 76% de la base monetaria amplia en pesos, marcando una notoria baja contra el 180% previo al traspaso de mando, aunque sigue en niveles históricamente altos.

La baja de la tasa busca seguir licuando los pasivos remunerados del BCRA para reducir su déficit cuasifiscal
La baja de la tasa busca seguir licuando los pasivos remunerados del BCRA para reducir su déficit cuasifiscal

La baja de la tasa busca seguir licuando los pasivos remunerados del BCRA para reducir su déficit cuasifiscal

Un reciente informe de la consultora LCG plantea que "bajo un contexto de cepo cambiario, se torna evidente la estrategia de licuación de ahorros en pesos con tasas bajas". Y añadió que se verá en el futuro si esta estrategia es la vía para "levantar el cepo después de haber licuado el stock de activos en pesos con el fin de reducir la cantidad de pesos potenciales para comprar dólares y dar más espalda al BCRA para subir las tasas en el futuro, o dolarizar la economía mejorando la relación de canje por la suba esperada de reservas y la baja de stock en pesos. Nos seguimos volcamos hacia la primera opción, pero creemos que impulsar el desprecio por el peso con la baja de tasas tendrá resultados negativos a más largo plazo".

Baja de tasas: ¿puede despertar a los dólares paralelos?

Tobias Sanchez, analista de research de Cocos Capital, consideró que "la baja de tasa podría causar un efecto de rotación de activos en pesos hacia activos dolarizados" ya que "es importante tener en cuenta que, a pesar de que la inflación está desacelerando, la nominalidad permanece elevada, lo que motiva a uno a buscar resguardar su poder adquisitivo".

"En un entorno donde la tasa de interés real se vuelve más negativa, el dólar se convierte en una alternativa atractiva. Esperamos que haya un rebote moderado en la demanda de dólares a corto plazo. No obstante, la continua liquidación de divisas por parte de los exportadores (esquema blend) probablemente actúe como un factor de contención a la suba de estos", evaluó.

En la misma línea, Juan Manuel Franco, economista jefe del grupo SBS, planteó que "creemos que en contexto de cosecha gruesa, si bien el dólar libre podría moverse marginalmente al alza, lo más relevante en materia de cotización del dólar serán los flujos de dólares por liquidación de exportaciones; la dinámica del dólar vendrá dada por la fuerza de estos flujos de liquidación".

De igual mirada, el operador Gustavo Quintana opinó que "frente a una inflación que cede lentamente, la tasa vuelve a ser acentuadamente negativa y eso puede estimular una mayor apetencia por dolarizar algunas tenencias, pero era una circunstancia esperada y por lo tanto, no parece que vaya a haber un salto brusco de los precios".

Emiliano Anselmi, economista jefe de PPI, también vislumbra que habrá un "impacto moderado porque el CCL se sigue rigiendo por la liquidación del 20% de los exportadores". Y aseveró: "Flujo mata fundamento; bajan la tasa porque hay cepo y muchísimos jugadores privados están restringidos de comprar CCL".

Analistas no preven que la baja de tasas del plazo fijo despierte a los dólares paralelos
Analistas no preven que la baja de tasas del plazo fijo despierte a los dólares paralelos

Analistas no preven que la baja de tasas del plazo fijo despierte a los dólares paralelos

Por su parte, Nery Persichini, estratega de GMA Capital, juzgó que "el BCRA es el primero en saber que ‘no falta tasa, sino que sobra cepo’; también es consciente de que el ancla fiscal sin financiamiento monetario juega un rol preponderante para la construcción de credibilidad y estabilidad de expectativas".

"En este ecosistema tan novedoso en este siglo, el impacto de la decisión de tasa está mucho más amortiguado que en otras condiciones. Así, ni la nominalidad de la economía ni el dólar podrían sentir el impacto en el corto plazo". No obstante, el especialista advirtió que podría haber focos de riesgo en el margen: "Podríamos empezar a ver algún cambio de ritmo en la marcha de la cotización financiera ante una sorpresa en el ritmo de desinflación (el mercado es muy optimista) y alteraciones en los flujos".

"Por el lado de la demanda, la brecha con el tipo de cambio importador es de solo 4%, y en cualquier momento los importadores podrían tener incentivos para ir vía CCL y no MULC. Por el lado de la oferta financiera, pero de origen comercial, el tipo de cambio real multilateral (TCRM) efectivo de los exportadores con el esquema blend es el más bajo en 2 años", argumentó.

Dólares paralelos: ¿el piso seguirá en $1.000 o subirá un escalón?

La economista Natalia Motyl dijo que no creer que "la baja de tasas de interés afecte a los dólares financieros, ya que nos encontramos en una situación de contracción de liquidez".

"No veo que esto altere la estabilidad cambiaria. Sigo sosteniendo que los dólares financieros se posicionarán en torno a los $1.000 hasta la última semana de abril, no veo que haya un despertar de los dólares al menos hasta esa fechal" vaticinó. Al respecto, la analista manifestó: "Veo más probable que la subida de los dólares financieros se deba a la liquidación del sector agropecuario, ya que gran parte de esos pesos terminarán siendo volcados en las divisas financieras"

De igual lectura, el analista financiero Gustavo Ber cree "que todas las referencias (de los dólares paralelos) continuarán cerca de los $1.000 a corto plazo". Y fundamentó que "el recorte de tasa resultó inferior al que se anticipaba que podía llegar a efectuarse, y eso es mejor para los ahorristas en moneda local, por lo cual los dólares financieros continuarán calmos, más ingresando en la etapa de mayor liquidación de la cosecha".

Analistas creen que la llegada de la cosecha gruesa y el dólar blend mantendrán en calma a los dólares paralelos
Analistas creen que la llegada de la cosecha gruesa y el dólar blend mantendrán en calma a los dólares paralelos

Analistas creen que la llegada de la cosecha gruesa y el dólar blend mantendrán en calma a los dólares paralelos

Con la misma mirada, el economista Federico Glustein expresó: "No veo que se vaya a modificar la estabilidad, simplemente puede darse un pequeño alza, dejando un piso de $1.000 para mep/blue pero no más que eso, salvo que haya algún shock externo".

A su vez, Repetto coincidió que "los pisos (de los dólares libres) son estos que vemos" actualmente. Y agregó que "los valores que deberíamos ver en próximas semanas tendrían que estar más cerca de $1.200 que de $1.000 pero quizá el dólar blend demore esas subas".

Buteler tampoco espera un rebote significativo de los dólares alternativos al alegar que "hoy en día le juega a favor el cepo, y por más que el dólar se vea barato quien tiene poder de compra, que son las empresas que con poseen excedentes, tienen regulaciones cambiarias y no las dejan ir al mercado, mientras que los ahorristas minoristas, comerciantes, por la recesión no tienen excedentes en pesos" .

"Esta baja de 10 puntos de la tasa el mercado ya la preveía. Puede haber alguna suba inicial pero no creo que produzca un cambio de tendencia, el cepo los ayuda, pero en algún momento, no se cuándo, va haber un rebote", auguró.

Para Falcone, "mientras existan las restricciones cambiarias, el esquema de dólar blend y noticias positivas desde el frente fiscal y político no vemos presión significativa sobre la brecha".

En Facimex Valores también prevén que "la baja de tasas no presionaría demasiado sobre la brecha, por los flujos del dólar de exportación 80-20", ya que "si bien los dólares financieros están en mínimos de los últimos años medidos a precios constantes y la brecha cambiaria con el dólar de importación es nula, creemos que los flujos del esquema de exportaciones seguirán pesando más en el corto plazo".