U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,080.11
    +122.48 (+3.09%)
     
  • Dow Jones

    34,589.77
    +737.24 (+2.18%)
     
  • Nasdaq

    11,468.00
    +484.22 (+4.41%)
     
  • Russell 2000

    1,886.58
    +50.03 (+2.72%)
     
  • Petróleo

    80.39
    -0.16 (-0.20%)
     
  • Oro

    1,790.10
    +30.20 (+1.72%)
     
  • Plata

    22.53
    +0.75 (+3.44%)
     
  • dólar/euro

    1.0433
    +0.0025 (+0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    -0.0450 (-1.20%)
     
  • dólar/libra

    1.2084
    +0.0022 (+0.19%)
     
  • yen/dólar

    137.2120
    -0.8680 (-0.63%)
     
  • BTC-USD

    17,175.41
    +698.35 (+4.24%)
     
  • CMC Crypto 200

    407.55
    +6.86 (+1.71%)
     
  • FTSE 100

    7,573.05
    +61.05 (+0.81%)
     
  • Nikkei 225

    28,396.41
    +427.42 (+1.53%)
     

Alberto Márcico y sus anécdotas en Boca: su “cuerpo-termotanque”, la broma pesada a Mac Allister y aquella adicción que revirtió

Márcico
Alberto Márcico tiene 62 años y contó varias vivencias de su etapa como futbolista de Boca, de hace tres décadas.

Alberto Márcico es un futbolista muy querido en la historia de Boca. El hincha le reconoce hasta el día de hoy su regreso al país desde Europa y la consecución del torneo Apertura 1992 después de 11 años y medio sin vueltas olímpicas xeneizes en campeonatos locales. Luego, el correntino fue asistente del entrenador Oscar Tabárez –aquél del ’92– en 2002, y ha tenido constantes expresiones de amor a la institución.

El ex atacante reafirmó su cariño al club azul y oro en una entrevista con TyC Sports: “Fue por Boca que volví a Argentina. Otros equipos fueron a buscarme a Toulouse, pero no quise volver”, reconoció. “Si Boca no hubiera ido a buscarme, todavía estaría viviendo en Francia”. También recordó cómo vivía su fanatismo boquense en su juventud: “Toda mi vida fui hincha de Boca, desde los 12 años soy socio. Mi gran recuerdo como hincha es el viaje a Uruguay para el partido con Cruzeiro [final de la Copa Libertadores de 1977]. Cuando volví mi viejo me c... a trompadas, porque vine a los tres días y me echaron del laburo”.

Márcico
Beto Márcico es fanático de Boca, club al que representó entre 1992 y 1995; fue campeón del torneo Apertura en su primer año, inmediatamente después de volver de Francia.

Márcico contó varias historias sobre su etapa como futbolista en La Boca. Una de cuando quedó concentrado con Carlos Mac Allister llamó la atención: “No le salía una. Una vez jugó tan mal que cuando llegó a la habitación yo lo esperé con un banquito y una sábana atada al ventilador de techo y le dije ‘ponete la soga, que yo te pateo el banco’. Ésa fue la última vez que se concentró conmigo, y empezó a romperla”, narró.

Otro protagonista del Boca de aquellos tiempos fue el camerunés Alphonse Tchami, que había desarrollado una relación fuerte con Márcico por su dominio del francés (”después se puso medio pesado y le dije ‘empezá a hablar español. No me rompas las p... todos los días’”). Una vez el africano volvió con algo de sobrepeso y procuraba alimentarse mejor. “Un día le pregunté si quería un postre y me dijo que quería una fruta. Yo le pedí un panqueque. Vino un tipo a prepararlo al lado de él. Después vino [el DT Silvio] Marzolini y preguntó quién estaba comiendo eso, y yo le dije que él estaba acostumbrado”.

Alberto Márcico alejado del fútbol
El ex atacante de Ferro fue elogioso para con Román Riquelme como dirigente y el Consejo de Fútbol de Boca. - Créditos: @Imágen de TV

Claro que el talentoso enganche/delantero, campeón en Ferro en 1982 y 1984, tuvo que pelear con sus propios problemas de peso y malos hábitos durante su carrera. Pero los recuerda en tono jocoso: “En un partido contra Rosario Central uno me gritó que parecía un termotanque de mil litros, y tenía razón. Estaba un poco excedido”, reconoció. “Era adicto a la Coca Cola, tomaba siete litros por día. En Francia estuve internado y tuve que dejarla. Desayunaba, almorzaba, merendaba y cenaba con gaseosa”. Al respecto, cuando se confirmó la conquista del Apertura ’92 se subió al alambrado de la Bombonera, que se vino abajo. “Cuando me caí del alambrado estaba un poco excedido de peso, pero el alambrado no estaba en muy buenas condiciones”, comentó Márcico.

La entrevista completa con Beto Márcico

Que opinó acerca del presente de Boca, con elogios a la gestión. “Está muy bien lo que está haciendo el Consejo de Fútbol en Boca. Apoyo totalmente a los que están trabajando ahí”, manifestó, incluyendo en el halago al vicepresidente Román Riquelme. “Sabe reconocer el ADN bostero en los jugadores. Desde que volvió a Boca, la historia con River cambió. Es creer o reventar”, justificó.

Sin embargo, Márcico cerró la puerta a la posibilidad de integrarse al Consejo si no se cumple una “condición”: “Me costaría mucho levantarme temprano. Si Román me pone un helicóptero, quizás...”.