Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,594.63
    +26.83 (+0.59%)
     
  • Dow Jones

    36,245.50
    +294.61 (+0.82%)
     
  • Nasdaq

    14,305.03
    +78.81 (+0.55%)
     
  • Russell 2000

    1,862.64
    +53.62 (+2.96%)
     
  • Petróleo

    74.38
    -1.58 (-2.08%)
     
  • Oro

    2,091.70
    +34.50 (+1.68%)
     
  • Plata

    25.90
    +0.24 (+0.92%)
     
  • dólar/euro

    1.0885
    -0.0008 (-0.08%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2260
    -0.1260 (-2.90%)
     
  • dólar/libra

    1.2714
    +0.0086 (+0.68%)
     
  • yen/dólar

    146.7610
    -1.4040 (-0.95%)
     
  • Bitcoin USD

    39,504.98
    +748.91 (+1.93%)
     
  • CMC Crypto 200

    802.76
    +11.20 (+1.41%)
     
  • FTSE 100

    7,529.35
    +75.60 (+1.01%)
     
  • Nikkei 225

    33,431.51
    -55.38 (-0.17%)
     

Alemania detiene a 25 sospechosos de complot ultraderechista para instalar a un príncipe

Por Miranda Murray

BERLÍN, 7 dic (Reuters) - Alemania detuvo el miércoles a 25 integrantes y simpatizantes de un grupo de extrema derecha que, según la fiscalía, estaba preparando un derrocamiento violento del Estado.

Los fiscales dijeron que el grupo se inspiraba en las teorías conspirativas del Estado profundo de QAnon y los Reichsbuerger, que no reconocen la legitimidad de la Alemania moderna, insistiendo en que el "Deutsche Reich", mucho más amplio, seguía existiendo a pesar de la derrota de los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

El complot preveía que un antiguo miembro de la familia real alemana, identificado como Heinrich XIII P.R. en virtud de la ley de privacidad alemana, fuera el líder de un futuro Estado, mientras que otro sospechoso, Ruediger v.P., era el jefe del brazo militar, según la fiscalía.

Heinrich, que usa el título de príncipe y procede de la Casa Real de Reuss, que había gobernado partes de Alemania oriental, se había puesto en contacto con representantes de Rusia, a quien el grupo consideraba su contacto central para establecer su nuevo orden. No hay pruebas de que los representantes hayan reaccionado de forma positiva a la petición.

La embajada rusa en Alemania fue citada por la agencia de noticias RIA diciendo que las instituciones diplomáticas y consulares rusas en Alemania no mantienen contactos con representantes de grupos terroristas y otros grupos ilegales.

La ministra alemana del Interior, Nancy Faeser, declaró que el gobierno responderá con todo el peso de la ley contra tales intentos de atentar contra el Estado y afirmó que las investigaciones posteriores revelarán hasta qué punto habían avanzado los planes golpistas del grupo.

"Las investigaciones permiten vislumbrar el abismo de una amenaza terrorista del entorno de los Reichsbuerger", dijo Faeser en un comunicado, añadiendo que el Estado constitucional sabe cómo defenderse de "los enemigos de la democracia".

Un soldado en activo y varios reservistas se encontraban también entre los investigados, según declaró a Reuters un portavoz del servicio de inteligencia militar. El soldado en activo es miembro de la fuerza de élite KSK de la Bundeswehr, que ha sido investigada en los últimos años debido a una serie de incidentes de extrema derecha.

Los investigadores sospechan que algunos miembros del grupo tenían planes concretos para asaltar la Cámara Baja del Bundestag en Berlín con un pequeño grupo armado, según la fiscalía.

En agosto de 2020, manifestantes asaltaron las escalinatas del edificio del Parlamento alemán, el Reichstag, algunos de ellos con banderas de extrema derecha, durante marchas multitudinarias contra los controles por el coronavirus.

La agencia de inteligencia nacional de Alemania estima que unas 21.000 personas pertenecen al movimiento Reichsbuerger (Ciudadanos del Reich), de las que alrededor del 5% se consideran de extrema derecha. Unos 2.100 de ellos están dispuestos a utilizar la violencia para alcanzar sus objetivos, según el informe del año pasado de la agencia.

CASA DE REUSS

La Casa de Reuss se había distanciado con anterioridad de Heinrich, calificándolo como un hombre confundido que seguía teorías conspirativas, según los medios locales. La casa no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios.

En un discurso en 2019 en el que denunciaba las estructuras políticas modernas, Heinrich Reuss dijo que su dinastía familiar se remontaba al año 900 dC. Según dijo, en el antiguo principado de Reuss, la gente llevaba "vidas felices" porque las estructuras administrativas eran "directas y transparentes".

"Si las cosas no funcionaban bien, simplemente se acudía al príncipe", afirmó. "¿A quién se supone que hay que dirigirse hoy en día?".

Según indicó, Alemania era un Estado vasallo desde la Segunda Guerra Mundial, gobernado por los aliados occidentales.

La monarquía alemana fue abolida hace un siglo. Cuando la Constitución de Weimar entró en vigor el 14 de agosto de 1919, se abolieron los privilegios legales y los títulos de la nobleza alemana. Por lo tanto, oficialmente, no hay príncipes ni princesas en Alemania.

Según la fiscalía, las redadas fueron llevadas a cabo por más de 3.000 agentes de policía y fuerzas de seguridad en 11 estados federados alemanes. Los sospechosos fueron detenidos en los estados alemanes de Baden-Wuerttemberg, Baviera, Berlín, Hesse, Baja Sajonia, Sajonia, Turingia, así como en Austria e Italia, dijo la oficina.

Los sospechosos están acusados de preparar, desde finales de noviembre de 2021 como poco, acciones basadas en su ideología, según la oficina. Estas acciones incluyen la adquisición de material, el reclutamiento de nuevos miembros y la celebración de clases de tiro, añadió.

El objetivo de los esfuerzos de reclutamiento eran principalmente miembros del ejército y agentes de policía, dijo la oficina.

El grupo era consciente de que su plan implicaría muertes, dijo la oficina, añadiendo que sus miembros consideraban este escenario como un "paso intermedio necesario" hacia un cambio general del sistema.

El servicio de inteligencia militar dijo que había trabajado con los fiscales en su investigación y compartido información con el servicio de inteligencia nacional y los investigadores criminales federales en el periodo previo a las redadas.

Los detenidos comparecerán ante un juez del Tribunal Federal de Justicia el miércoles y el jueves, que dictará las órdenes de detención y decidirá sobre su prisión preventiva.

(Reporte de Sabine Siebold, Sarah Marsh y Kirsti Knolle; reporte adicional de Dmitry Antonov; escrito rpo Miranda Murray y Rachel More; editado en español por José Muñoz y Carlos Serrano)