U.S. Markets closed

Todo sobre la alerta en Apple por baterías defectuosas en algunas MacBook

Milenka Peña
Riley Young/Digital Trends

Los dueños de computadoras Mac generalmente no tienen que preocuparse por ataques de virus en su sistema, pero si tienes una MacBook Pro de generación más antigua podrías enfrentar un problema aún más preocupante. La Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA por sus siglas en inglés) ha emitido una prohibición para llevar en vuelos algunas computadoras MacBook Pro, debido a un posible riesgo de incendio de sus baterías.

La agencia alertó a las principales aerolíneas estadounidenses, recordándoles que se adhieran a las pautas de seguridad de 2016, que prohíben que las baterías retiradas del mercado se lleven en vuelos, tanto en el área de carga como en el equipaje de mano. A principios de esta semana, cuatro aerolíneas internacionales (Air Italy, Air Transat, Thomas Cook Airlines y TUI Group Airlines) prohibieron los modelos retirados de la MacBook Pro de sus vuelos, según informa Bloomberg News.

La FAA no es la única organización que emitió una declaración al respecto. A principios de este mes, la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea publicó una advertencia sobre los dispositivos afectados, explicando que deberían permanecer apagados y no podrían ser utilizados o cargados durante el vuelo. También se aconsejó a los pasajeros que informen inmediatamente a la tripulación de cabina si su dispositivo se calentó, se dañó, produjo humo, se perdió o si se cayó y quedó atrapado en la estructura del asiento del avión.

Alertas previas de seguridad

Anteriormente, Apple emitió una alerta de seguridad global sobre sus computadoras portátiles MacBook Pro 15 2015 por problemas de sobrecalentamiento con su batería. El anuncio fue hecho público solo después de que la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de Estados Unidos confirmó 26 incidentes con “riesgo de incendio”, incluidos cinco casos confirmados de quemaduras menores y una de inhalación de humo, en Estados Unidos y Canadá.

En respuesta al problema, Apple recomendó a los propietarios de la MacBook Pro 15 2015 que verifiquen el número de serie de su dispositivo y, si se confirma que está afectado, podrán recibir un cambio de la batería de forma gratuita. Más adelante en este artículo te explicamos los detalles de este proceso.

Este anuncio marca la primera vez que Apple ha tenido que emitir un retiro de sus baterías de computadoras portátiles desde 2006. Con 458,000 computadoras portátiles MacBook Pro 15 2015 vendidas solo en Estados Unidos y Canadá durante aproximadamente dos años, este podría ser el mayor retiro de baterías de portátiles de los últimos años, dependiendo de la cuenta final de los dispositivos devueltos.

¿Recuerdas el escándalo de las baterías de Samsung?

Peor aún, dada la gravedad del problema informado y el hecho de que la batería está tan bien integrada que es casi imposible reemplazarse, los propietarios no tendrán más remedio que quedarse sin su laptop hasta que Apple complete sus reparaciones, pues estas no son inmediatas. Para los consumidores que dependen de su computadora portátil para trabajar y no tienen una de reemplazo, esto representa un gran problema.

Teniendo en cuenta el alcance potencial de los dispositivos afectados, esta situación tiene el potencial de erosionar la reputación de Apple, como la compañía de confianza que entrega hardware de calidad, aunque es demasiado pronto para decir si este será el caso o si afectará de una forma que perjudique sus ventas en un futuro.

Sin embargo, recordemos que otra falla importante de batería de la última década resultó en la cancelación y retiro completo de la línea Galaxy Note 7 de Samsung, lo que tuvo un efecto dramático en los precios de las acciones y en la reputación del fabricante, que aún se siente hasta hoy. Apple ha demostrado ser resistente a las críticas debido a su leal base de fans y su envidiable mercadotecnia, pero esto podría presentar un serio desafío para el futuro.

Qué está haciendo Apple sobre este problema

A través de un comunicado de prensa publicado el jueves 20 de junio de 2019, Apple anunció que algunas unidades anteriores del MacBook Pro podrían tener una batería que puede sobrecalentarse y “suponer un riesgo para la seguridad”. Estas unidades se vendieron principalmente entre septiembre de 2015 y febrero de 2017, y pueden identificarse por el número de serie del producto.

“La seguridad de los clientes es la mayor prioridad de Apple, y por eso se pide a los clientes que dejen de usar las unidades afectadas del MacBook Pro de 15 pulgadas”, dijo la compañía en el comunicado. El retiro solo afecta a las MacBook Pro con pantalla Retina de 15 pulgadas, y no incluye ninguna otra unidad MacBook Pro ni ninguna otra computadora portátil Mac. Los dispositivos afectados recibirán un cambio de la batería sin costo alguno.

La compañía lanzó un sitio dedicado a lidiar con este problema. Las personas que tengan una computadora Mac que podría caer bajo estas especificaciones pueden visitarlo para conocer más sobre esta situación específica, además de recibir información sobre los productos afectados.

Cómo saber si tu Mac fue afectada y recibir una nueva batería gratis

Para confirmar cuál es el modelo de tu computadora, debes elegir “Acerca de esta Mac” en el menú Apple de la esquina superior izquierda de la pantalla. Si aparece “MacBook Pro (Retina, 15 pulgadas, mediados de 2015)”, entonces dirígete al sitio de Apple dedicado a este fin, e ingresa el número de serie de tu computadora en la página del programa, para saber si es válido para que recibas un cambio de batería gratuito.

Si tu computadora es elegible, hay tres maneras de reemplazar la batería: puedes hacer una cita en una tienda de Apple, usar un proveedor de servicio que Apple haya autorizado, o simplemente comunicarse con Soporte de Apple para que te ayuden a enviar tu MacBook Pro y que pueda ser atendida en el Centro de Reparación de Apple.

Independientemente de la opción que elijas, tu Mac se enviará al Centro de reparación de Apple. La compañía dice que el proceso podría demorar de una a dos semanas, y no está claro si ese período de tiempo estimado incluye el tiempo que demora la entrega desde y hacia el Centro de Reparación.