U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,080.11
    +122.48 (+3.09%)
     
  • Dow Jones

    34,589.77
    +737.24 (+2.18%)
     
  • Nasdaq

    11,468.00
    +484.22 (+4.41%)
     
  • Russell 2000

    1,881.65
    +45.10 (+2.46%)
     
  • Petróleo

    80.59
    +2.39 (+3.06%)
     
  • Oro

    1,783.90
    +20.20 (+1.15%)
     
  • Plata

    22.38
    +0.94 (+4.40%)
     
  • dólar/euro

    1.0409
    +0.0074 (+0.72%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    -0.0450 (-1.20%)
     
  • dólar/libra

    1.2052
    +0.0102 (+0.86%)
     
  • yen/dólar

    138.0050
    -0.6290 (-0.45%)
     
  • BTC-USD

    17,074.03
    +582.78 (+3.53%)
     
  • CMC Crypto 200

    405.96
    +5.26 (+1.31%)
     
  • FTSE 100

    7,573.05
    +61.05 (+0.81%)
     
  • Nikkei 225

    27,968.99
    -58.85 (-0.21%)
     

En alerta por el huracán Ian: cómo es Tampa, la ciudad más vulnerable de Estados Unidos a los ciclones

Así quedó Tampa luego del huracán de 1921
Un oficial de policía conduce por una calle vacía cuando se acerca el huracán Ian el 28 de septiembre de 2022 en Sarasota, Florida - Créditos: @Sean Rayford

TAMPA.- Con tantos cuasi desastres a lo largo de las décadas, se había vuelto común creer que la región de Tampa Bay en Florida estaba protegida de alguna manera contra los huracanes. El último golpe ocurrió hace más de un siglo, en 1921, inundando gran parte de Tampa y los pueblos de los alrededores.

Desde entonces, los rascacielos relucientes se han multiplicado en el centro de Tampa a lo largo del río Hillsborough. Condominios nuevos y relucientes con vista a la bahía en San Petersburgo. El valor de las viviendas en enclaves ricos como Shore Acres ha subido cada vez más, a pesar de que muchas de las propiedades están apenas a 30 centímetros sobre el nivel del mar.

Huracán; Huracán Ian; tormenta; mundo; florida
Esta imagen proporcionada por FLDOT muestra un vehículo de emergencia que viaja en Sunshine Skyway sobre Tampa Bay, Florida, el miércoles 28 de septiembre de 2022

A medida que el huracán Ian avanza hacia el norte después de pasar por el oeste de Cuba, la región de Tampa Bay y el suroeste de Florida ahora podrían enfrentar un nivel de destrucción que muchos de los que viven a lo largo de la costa densamente poblada y sus playas de arena blanca nunca han experimentado. No importa dónde golpee la tormenta, millones de personas se verán afectadas.

Se pronostica que Ian tocará tierra en el suroeste de Florida como un gran huracán el miércoles por la noche, con vientos de hasta 130 mph (210 kph) y la marejada ciclónica más grande, de hasta 12 pies (3,6 metros), pronosticada aproximadamente entre Sarasota y Naples. Ese aumento y la lluvia que lo acompaña son de particular preocupación para la costa occidental del estado porque el Golfo de México es poco profundo, lo que deja un exceso de agua sin otro lugar adonde ir que a tierra. Esa peculiaridad geográfica ayuda a explicar por qué los funcionarios locales han instado a 2,5 millones de personas en ocho condados a evacuar.

Danny Aller y su esposa Karen tapan las ventanas mientras se preparan para la llegada del huracán Ian a Indian Shores, 25 millas al oeste de Tampa, Florida, el 26 de septiembre de 2022
Danny Aller y su esposa Karen tapan las ventanas mientras se preparan para la llegada del huracán Ian a Indian Shores, 25 millas al oeste de Tampa, Florida, el 26 de septiembre de 2022 - Créditos: @RICARDO ARDUENGO

Los residentes en la Costa del Golfo han observado la trayectoria tambaleante de Ian con creciente ansiedad, vaciando supermercados, ferreterías y estaciones de servicio incluso lejos de la llegada a tierra proyectada del huracán. Con las evacuaciones en curso a lo largo de la costa, las autopistas y las principales rutas que conducen al este se han visto atascadas por el tráfico.

Casi todo el mundo, al parecer, había recibido el mensaje de que no es necesario que una tormenta golpee directamente a una comunidad para que sea desastrosa.

“Prefiero que la casa vuele sin mí que conmigo”, dijo Roger Glaim mientras él y su esposa, Muriel, ambos de 92 años, se registraban en un refugio de emergencia en North Port High School en el condado de Sarasota el martes. “Solo trato de estar a salvo”, agregó Muriel Glaim.

El huracán Ian mató al menos a dos personas en Cuba, provocó que la mayoría de los distritos escolares de Florida cancelaran clases y condujo a una declaración preventiva de estado de emergencia en Georgia.

El recorrido de Ian

El lunes parecía que el huracán Ian podría ser lo que muchos expertos advirtieron durante mucho tiempo que es el peor de los escenarios de Florida: una tormenta que ahoga vastas franjas de propiedades y pone en peligro vidas a lo largo de las costas densamente pobladas de Tampa Bay y el tramo adyacente del golfo de México.

“Será como inflar un globo”, dijo W. Craig Fugate, exdirector de emergencias de Florida que luego dirigió la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, y describió cómo podría hincharse el agua en Tampa Bay. “Una vez que comience a empujar, va a subir”.

Para el martes, cuando el camino de Ian se desplazó hacia el este, esas preocupaciones se habían aliviado un poco para Tampa Bay, que podría salvarse del peor lado de la tormenta. Pero surgieron preocupaciones similares para Charlotte Harbor, una ensenada poco profunda entre Sarasota y Fort Myers.

Se suponía que el huracán importante más reciente que azotó esta parte de la costa del Golfo, el huracán Charley en 2004, también impactaría directamente en Tampa Bay, pero cambió en el último minuto y tocó tierra como una tormenta de categoría 4 alrededor de Punta Gorda. Esa tormenta fue más pequeña, se movió rápidamente y produjo más daños por viento en edificios y árboles que inundaciones.

“La marejada ciclónica que verán generada a partir de esto eclipsará con creces lo que vimos allí”, dijo el gobernador Ron DeSantis durante una conferencia de prensa en Sarasota el martes por la mañana, comparando a Ian con Charley.

DeSantis también advirtió que Ian es una tormenta mucho más grande, un hecho subrayado por sus efectos que se sintieron en las partes del sur del estado incluso antes de que se acercara a Florida en serio.

“Esta cosa es real”, dijo DeSantis el martes por la noche en Tallahassee. “Es una gran, gran tormenta”.

Una marea real semestral inundó las calles de los Cayos de Florida cuando las bandas de lluvia del huracán Ian se arremolinaron, provocando pequeños cortes de energía. Los aguaceros inundaron Miami. En preparación para el empeoramiento de las condiciones, Disney dijo que cerraría algunos de sus resorts cerca de Orlando a partir del miércoles. El aeropuerto de Orlando dijo que suspendería los vuelos comerciales el miércoles.

Los funcionarios del Aeropuerto Internacional de Tampa dijeron que las operaciones de vuelo se detuvieron el martes por la noche y que el aeropuerto cerraría por completo el miércoles. El aeropuerto está cerca de Tampa Bay, por lo que las marejadas ciclónicas y las inundaciones son una de las principales preocupaciones, dijo John Tiliacos, vicepresidente ejecutivo de operaciones aeroportuarias.

“Que yo sepa, nunca hemos tenido una tormenta de esta magnitud que nos haya impactado”, dijo.

Una zona vulnerable

La tormenta de 1921, la más destructiva que azotó el área de Tampa desde 1848, fue tan poderosa que destruyó estructuras costeras a lo largo de kilómetros y estrelló barcos contra los muelles después de sacarlos de sus amarras. El huracán Tampa/Tarpon Springs, como se conoce a la tormenta, tocó tierra el 25 de octubre con vientos de aproximadamente 120 mph (193 kph), una velocidad que la habría convertido en una tormenta de categoría 3.

Así quedó Tampa luego del huracán de 1921
Así quedó Tampa luego del huracán de 1921 - Créditos: @National Metereological Service

En 2015, un informe de Karen Clark and Co., una firma de modelos de catástrofes con sede en Boston, calificó a Tampa Bay como el lugar más vulnerable de los Estados Unidos a las marejadas ciclónicas de los huracanes, y fijó las posibles pérdidas de tales inundaciones en US$175 mil millones. En 2013, un estudio del Banco Mundial clasificó a Tampa como la séptima ciudad más vulnerable a las tormentas del mundo.

Hogar de más de 3 millones de personas, con más de 1100 kilómetros de costa, la región es vulnerable incluso a tormentas menores porque el Golfo de México es poco profundo, dijo David S. Nolan, profesor del departamento de ciencias atmosféricas de la Universidad de Miami. En comparación, la marejada ciclónica en Miami puede regresar al Océano Atlántico más rápidamente porque el fondo del océano cae cientos de metros no lejos de la costa.

Así quedó Tampa luego del huracán de 1921
Así quedó Tampa luego del huracán de 1921 - Créditos: @National Metereological Service

Luego está Tampa Bay, que también es poco profunda y está rodeada por tierra baja en tres lados. Si los vientos golpean en cierto ángulo, como si una tormenta gira hacia el interior para tocar tierra justo al norte, pueden llevar mucha agua a la tierra, especialmente si la tormenta se desacelera.

“Es solo una geometría muy particular de esa bahía”, dijo Nolan. “Por la forma en que está posicionado, es difícil que un huracán tome una ruta que va a soplar viento hacia la bahía continuamente”.

Martha Kohen, profesora de arquitectura en la Universidad de Florida que dirige el Centro de Urbanismo Hidrogenerado, ha estudiado las comunidades bajas del área y dijo que le preocupa tanto la falta de elevación como la cantidad de casas más viejas y débiles que podrían ser en el camino de la marejada ciclónica del huracán Ian. Florida endureció sus códigos de construcción para soportar vientos tormentosos más fuertes después de que el huracán Andrew devastara el sur de Florida en 1992.

Así quedó Tampa luego del huracán de 1921
Así quedó Tampa luego del huracán de 1921 - Créditos: @National Metereological Service

“No va a ser posible reconstruir de la misma manera”, dijo. “El seguro pagará una vez, tal vez dos veces, pero debe cambiar su ubicación o cambiar su elevación para poder tener seguro nuevamente”.

Por Patricia Mazzei, Charles Ballaro y Elisabeth Parker