U.S. markets closed
  • F S&P 500

    3,946.75
    +1.75 (+0.04%)
     
  • F Dow Jones

    33,658.00
    +25.00 (+0.07%)
     
  • F Nasdaq

    11,575.25
    +9.25 (+0.08%)
     
  • RTY=F

    1,814.70
    +0.60 (+0.03%)
     
  • Petróleo

    74.41
    +0.16 (+0.22%)
     
  • Oro

    1,781.40
    -1.00 (-0.06%)
     
  • Plata

    22.28
    -0.05 (-0.22%)
     
  • dólar/euro

    1.0459
    -0.0010 (-0.09%)
     
  • Bono a 10 años

    3.5130
    -0.0860 (-2.39%)
     
  • Volatilidad

    22.17
    +1.42 (+6.84%)
     
  • dólar/libra

    1.2124
    -0.0010 (-0.08%)
     
  • yen/dólar

    137.2090
    +0.2490 (+0.18%)
     
  • BTC-USD

    17,070.57
    -12.05 (-0.07%)
     
  • CMC Crypto 200

    402.94
    +1.13 (+0.28%)
     
  • FTSE 100

    7,521.39
    -46.15 (-0.61%)
     
  • Nikkei 225

    27,721.25
    -164.62 (-0.59%)
     

Quién es Ales Bialiatski, el defensor de derechos humanos preso en Bielorrusia que recibirá el Premio Nobel de la Paz

Ales Bialiatski
Ales Bialiatski

MOSCU.– Ales Bialiatski, un defensor de derechos humanos de Bielorrusia y que fue galardonado hoy con el Premio Nobel de la Paz, es conocido como la conciencia del país eslavo por la crítica constante de las violaciones del régimen de Alexandr Lukashenko, que le merecieron varias condenas de cárcel.

“Lo importante es no caer en la depresión. Confío en que todo estará bien pronto. Lo que no nos mata, nos hace más fuertes”, escribió Bialiatski en una carta, enviada desde prisión en 2021.

Fundador del Vesná

Bialiatski nació en 1962 en una región de la Unión Soviética cercana a Finlandia y sirvió en el ejército antes de estudiar filología. Dedicó toda su vida a la lucha por la democracia y la libertad en Bielorrusia. Nominado al Nobel de la Paz cinco veces, inició su carrera de defensor de derechos en la época de la perestroika de Mikhail Gorbachov –la reforma política y económica destinada a desarrollar una nueva estructura interna de la Unión Soviética–, y unos años después, en 1996, creó el centro de derechos humanos Vesná, que significa “primavera”.

Según esta organización, su fundador es la cuarta persona en el mundo que recibe el Nobel de la Paz estando en prisión.

Durante más de 25 años, esta ONG se ha dedicado a la defensa de los derechos de los bielorrusos, ha supervisado las elecciones y ha brindado asistencia a las víctimas de la represión política, que se recrudeció en los últimos años.

El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko
El presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko

Los activistas de la organización fueron constantemente perseguidos por las autoridades y ahora, junto con Bialiatski, otros seis miembros de Vesná están detrás de las rejas.

La anterior condena de Bialiatski tuvo lugar en 2011, cuando el defensor de derechos recibió cuatro años y medio de prisión con confiscación de bienes por cargos de supuesta evasión fiscal.

Estados Unidos, la Unión Europea y diversas organizaciones internacionales tacharon de “políticamente motivado” el veredicto y reconocieron a Bialiatski como un preso político.

Merced a la presión de la comunidad internacional, el fundador de Vesná fue puesto en libertad en el verano de 2014.

Condenado tras elecciones fraudulentas

En julio de 2021, un año después de las fraudulentas elecciones presidenciales de Bielorrusia, Bialiatski fue nuevamente detenido por las fuerzas del orden del país. El activista y otros miembros de su ONG enfrentan ahora entre 7 y 12 años de cárcel por presunta “financiación de acciones que violan burdamente el orden público”.

Previamente, Bialiatski, junto con la Nobel de Literatura bielorrusa, Svetlana Alexievich, y otras destacadas personalidades del país, formó parte del consejo coordinador de la oposición bielorrusa, para impulsar la transición, que fue disuelto por las autoridades.

El activista criticó duramente las detenciones masivas de los manifestantes antigubernamentales después de los comicios y su procesamiento penal. “Desde los tiempos de Stalin no se había visto nada parecido en Bielorrusia”, dijo en una entrevista, concedida en medio de la represión desatada por Lukashenko para acallar a los disidentes, muchos de los cuales optaron por exiliarse en el extranjero, y los que quedaron en el país fueron detenidos en su mayoría.

Tras la votación, Bialiatski describió el “verdadero terror” que se apoderó de las ciudades regionales y de la capital, Minsk, mientras las autoridades se esforzaban por sofocar la disidencia. “El objetivo es muy sencillo: conservar el poder a cualquier precio e infundir miedo en la sociedad para que no haya protestas contra la falsificación de estas elecciones”, dijo.

Protestas masivas contra el gobierno en Bielorrusia
Protestas masivas contra el gobierno en Bielorrusia - Créditos: @EPA

Según el defensor de derechos humanos, tras la disolución de las protestas, Bielorrusia comenzó a “deslizarse rápidamente hacia el abismo del totalitarismo y el absolutismo feroz, que implanta Lukashenko, pisoteando todas las reglas y leyes”.

El actual encarcelamiento de Bialiatski y sus compañeros de Vesná está relacionado con “represiones sin precedentes” contra la sociedad civil bielorrusa tras las elecciones de 2020, en las que Lukashenko revalidó su cargo, sin que el resultado de los comicios fuera reconocido por Occidente, según un grupo de organizaciones de derechos de Bielorrusia.

El Comité Nobel 2022 señaló que los galardonados con el premio de la Paz, entre los que figuran también el centro de derechos ruso Memorial y el ucraniano Centro para las Libertades Civiles, fueron destacados por promover durante muchos años “el derecho a criticar el poder y proteger los derechos fundamentales de los ciudadanos”.

“Han realizado un esfuerzo extraordinario para documentar los crímenes de guerra, los abusos de los derechos humanos y el abuso de poder. Juntos demuestran la importancia de la sociedad civil para la paz y la democracia”, señala el comunicado oficial.

“Nuestro mensaje es exhortar a las autoridades de Bielorrusia a liberar a Bialiatski y esperamos que eso ocurra y que pueda venir a Oslo y recibir el premio”, declaró la presidenta del Comité Noruego del Nobel, Berit Reiss-Andersen. “Pero hay miles de presos políticos en Bielorrusia y temo que mi deseo quizá no sea muy realista”.

Bialiatski ya ha sido reconocido con varios premios, en su mayoría de instituciones occidentales, entre ellos el Premio a la Libertad Andrei Sájarov.

Agencias AFP y EFE