U.S. markets close in 3 hours 27 minutes
  • S&P 500

    3,993.06
    -33.06 (-0.82%)
     
  • Dow Jones

    34,085.62
    -261.41 (-0.76%)
     
  • Nasdaq

    11,145.98
    -80.38 (-0.72%)
     
  • Russell 2000

    1,849.20
    -19.99 (-1.07%)
     
  • Petróleo

    77.37
    +1.09 (+1.43%)
     
  • Oro

    1,743.90
    -10.10 (-0.58%)
     
  • Plata

    21.04
    -0.39 (-1.82%)
     
  • dólar/euro

    1.0383
    -0.0022 (-0.21%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7050
    +0.0140 (+0.38%)
     
  • dólar/libra

    1.2025
    -0.0066 (-0.55%)
     
  • yen/dólar

    138.7880
    -0.3120 (-0.22%)
     
  • BTC-USD

    16,265.26
    -269.52 (-1.63%)
     
  • CMC Crypto 200

    381.81
    +1.52 (+0.40%)
     
  • FTSE 100

    7,474.02
    -12.65 (-0.17%)
     
  • Nikkei 225

    28,162.83
    -120.20 (-0.42%)
     

Alicia Vikander repite éxito con las trenzas, el peinado fácil de invitada que resta años

La temporada ya empezó en septiembre confirmando un idilio con las trenzas. El peinado que nos recuerda a la infancia, a las mañanas preparándonos para ir al cole y a los looks que reservábamos entonces para ocasiones especiales inunda alfombras rojas, fotografías de street style y eventos de etiqueta, además de alzarse como el look de cabecera de algunas de las chicas más estilosas del momento. Lo mejor del styling que no pasa de moda es su capacidad de reinventarse y si hace un par de semanas nos enamoramos de la propuesta de dos cabos con la que vimos a Gigi Hadid por las calles de Nueva York, ahora viajamos hasta París para descubrir nuestro nuevo flechazo: la versión alta que Alicia Vikander ha llevado al desfile de Louis Vuitton que estiliza la línea del cuello.

VER GALERÍA

alicia-vikander
alicia-vikander

-Nueve peinados de invitada con los que acertar en tu próxima boda

El idilio con las trenzas de Alicia Vikander

Ha asistido en París al desfile que Louis Vuitton ha celebrado en la capital francesa para presentar su colección Primavera/Verano 2023. Vestida de la firma como buena embajadora, la sueca nos ha recordado que las trenzas son la mejor opción para despejar toda la melena del rostro, cederle el foco al estilismo y, al mismo tiempo, presumir de un peinado con raíces artesanales. Y es que, al contrario que la coleta clásica, el trenzado confiere una textura y acabado en el cabello que inspira trabajo y dedicación, aunque la realidad en casos como el de Alicia es que no se precisa de demasiada maña ni tiempo para conseguir un look como el de la protagonista de La chica danesa: alto, con más volumen en la base que en el final y con el superpoder de estilizar la silueta al dejar al descubierto la línea del cuello y la mandíbula.

VER GALERÍA

alicia-vikander-peinados
alicia-vikander-peinados

-Del 'pixie' a la melena con capas: cortes de pelo de tendencia para todas las larguras

Si echamos la vista atrás comprobamos que el flechazo que siente Alicia por los trenzados viene de lejos y que, aparte del clásico de tres cabos también nos ha inspirado con versiones ultrarománticas en las que el look se crea como una suerte de corona que enmarca delicadamente los rasgos. Además, esta opción va a convencer a quienes busquen un "efecto lifting" en la mirada, pues la forma en la que los mechones laterales "tiran" del rasgo ayuda a levantarlo. Como detalle extra, optar por un ahumado que alargue el extremo exterior de los ojos como hace nuestra protagonista intensifica el truco.

VER GALERÍA

alicia-vikander-trenza
alicia-vikander-trenza

-María Valverde nos recuerda lo bien que sientan las mechas californianas de (muy) bajo mantenimiento

El final de este pequeño repaso de las veces que Vikander ha recurrido a las trenzas para darle un aire especial a sus looks de alfombra roja termina (por ahora) en 2019, cuando la estrella acudió al Festival Internacional de cine de Tokio con otra corona trenzada que esta vez enmarcaba su rostro de lado a lado. El peinado, que imita la función de despejar la cara con la misma efectividad que una diadema, va a convencer a quienes prefieren llevar el pelo suelto a sus eventos y buscan otra idea para arreglarlo más allá de las ondas que, dicho sea de paso, nunca fallan.