Mercados cerrados

Alza del cemento afectaría a megaproyectos en México

(BNamericas.com) - La reciente alza experimentada por los precios del cemento tendrá un impacto en el costo de los proyectos de obras públicas de México, como el nuevo aeropuerto internacional que se construye en la capital, señaló el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Gustavo Arballo.

"Claro que se va a ver afectado, sin ninguna duda, eso no tiene ni vuelta. Estamos hablando de todo lo que hay por hacer a precio nuevo", dijo Arballo a BNamericas.

El impacto del aumento del precio dependerá del tipo de proyecto, en tanto que los más perjudicados serán los que utilicen la mayor cantidad de cemento, como vías pavimentadas con concreto hidráulico, de acuerdo con el dirigente.

El incremento implementado por las cementeras mexicanas de 8-12% entró en vigencia el 1 de julio. Por ejemplo, Cemex aplicó un alza de 8% al precio de sus productos de cemento a partir de este mes, lo que se suma a un ascenso de 11% en enero. Por su parte, la firma también subió los precios de sus productos de concreto en 12%.

Arballo manifestó que, pese a que los costos de las obras públicas subirán como resultado de la decisión, es difícil predecir cómo serán dichas alzas en realidad.

"A lo mejor el resultado en una obra va a ser el 1%, en otra el 5% y en otra el 8%, y quizás en una podría llegar a 12%; todo va a depender del tipo de obra", agregó.

Además, el presidente de la CMIC dijo que la medida por parte de las empresas del sector de cemento es totalmente injustificada.

"No encontramos elementos justificatorios para un alza de esa magnitud. Estamos en plena etapa de estabilidad económica, es decir, no hay ningún incremento de insumos, por ejemplo", indicó Arballo. "En lo macroeconómico, no hay nada que esté afectando esto, pues la verdad es que para nosotros la respuesta es que no existe justificación".

Como resultado del aumento de los precios, algunos sugieren la posibilidad de importar cemento desde otros países, aunque el dirigente declaró que esta solución solo sería eficiente para áreas ubicadas cerca de los puertos por los cuales arriban los productos de cemento, pero no para otras regiones del país debido a los altos costos del transporte local.

"Yo creo que sería bajísimo el porcentaje de lo que se pudiera importar. Puedo hablar de cinco o siete puertos en el país entre el golfo y el Pacífico para poder traer cemento desde Asia o desde Europa o el Caribe", indicó.

Pese a que Arballo aclara que la cámara no pide al gobierno implementar controles del precio, destacó que las compañías a las que representa buscan una explicación de por qué se aplicó la medida.

"Sin embargo, insisto que cuando le llamamos al gobierno [a hacer algo] lo consideramos como consumidor [de cemento para obras públicas]", explicó. "No buscamos al gobierno para que ejerza el control de precios, lo buscamos para que nos diga cómo le va a afectar en lo económico, porque el gobierno no tiene más recursos fiscales".

La CMIC pidió además al regulador de la competencia Cofece realizar análisis y estudios relevantes a fin de determinar si se justifica el incremento del precio y si la decisión de las firmas del sector cumple con la normativa actual.

De acuerdo con Arballo, las empresas de construcción y las cementeras acordaron discutir la situación durante una futura sesión organizada por la cámara industrial Concamin, organismo que incluye a ambos grupos.

www.BNamericas.com