U.S. Markets open in 4 hrs 13 mins

Amazon podría estar plagiando sus productos más exitosos y la Comisión Europea lo estaría investigando

Si has comprado un cable HDMI o un cargador para el móvil en Amazon, seguro que en los resultados de búsqueda te habrán salido muy destacados productos que llevan el propio logo de la compañía de Jeff Bezos. Sí, porque Amazon, al igual que Mercadona o Carrefour, tiene su propia marca blanca, y casi siempre es para productos de electrónica de consumo. Pero esos aparatos se parecen mucho a los de la competencia. Tanto, que podrían ser plagios.

Al menos eso es lo que cree la Comisión Europea, que ha enviado a la empresa con mayor cotización bursátil del mundo un cuestionario de 16 páginas en el que le inquiere sobre esta práctica. Bruselas cree que Amazon vende productos sospechosamente parecidos o idénticos a los de sus competidores. Y para más inri, esos artículos ‘plagiados’ habían sido comercializados previamente en esta mega tienda online.

Amazon podría estar plagiando sus productos más exitosos ( Christian Wiediger/Unsplash)

Además, según informa Xataka, la Comisión también se ha puesto en contacto con las marcas plagiadas, a las que también ha enviado un cuestionario para recoger sus quejas y pruebas sobre Amazon y sus prácticas presumiblemente ilegales.

La Comisión Europea cree que Amazon podría haber decidido ‘plagiar’ estos productos al disponer de sus cifras de ventas y su impacto económico. Es decir, que vieron que eran productos que se vendían bien, que eran económicos y habría decidido copiarlos y venderlos bajo su propia marca.

La Comisión también ha preguntado a las marcas por el supuesto perjuicio que podrían haber sufrido en forma de un bajón en las ventas a partir del día que Amazon decidió comercializar sus propios cables y cargadores.

Hasta ahora, no hay una acusación en firme, ya que Bruselas está recopilando datos. Pero todo parece indicar que la investigación será oficial y también se pedirán más explicaciones a Amazon.

En una investigación paralela llevada a cabo por la firma TJI Research se descubrió que Amazon había creado hasta 120 marcas diferentes para comercializar estos productos. Entre ellas está Amazon Basics, que todo el mundo puede asociar rápidamente con la casa madre, pero otras tienen nombres más rebuscados y que pueden lleva r al engaño, según revela Bloomberg.

En caso de que la Comisión Europea considere que Amazon está plagiando determinados artículos, la compañía de Jeff Bezos se podría enfrentar a una millonaria multa por posición dominante y prácticas fraudulentas en contra de la competitividad. ¿El problema? Que por muy elevada que sea la sanción, no repercutirá casi en nada en el más de un billón de dólares en la que está valorada. Un tamaño incluso demasiado grande para las leyes.