U.S. Markets open in 1 hr 21 mins

Amazon sirve de plataforma para la venta de productos nazis, racistas y supremacistas

Amazon vuelve a estar una vez más en el ojo del huracán. La popular compañía de comercio electrónico creada por Jeff Bezos, ha sido acusada de divulgar ideas como la supremacía blanca o el racismo en un informe que han publicado dos organizaciones sin ánimo de lucro que luchan por la justicia racial.

Pese a que la empresa presume de que sus políticas le permiten prohibir productos y contenidos ofensivos que inciten al odio, lo cierto es que su vigilancia no es muy buena y con demasiada frecuencia se cuelan elementos que no deberían estar, lo que provoca que estos grupos tengan una plataforma perfecta para propagar sus ideas, generar ingresos y expandirse.

Algunos de los productos analizados (Amazon).

Son varios los productos cuestionables que se pueden comprar en Amazon, y el informe señala algunos de ellos como por ejemplo un disfraz que deja marcas en el cuello como si hubieras estado colgado de una soga (imitando las prácticas supremacistas), bodies para bebés con cruces ardiendo, juguetes para niños con simbología nazi o libros de editoriales racistas, tal y como cuenta The New York Times.

Tras la publicación del informe, en los primeros días de julio, la plataforma retiró algunos de los productos que señalaba la investigación, pero no todos y por ejemplo aún se puede adquirir una espada con símbolos nazis u otros artículos que incitan a la violencia.

Las organizaciones exigen a Amazon que desarrolle una serie de políticas mejores en las que vigile de forma eficiente lo que se cuelga y que no dude a la hora de destruir de sus almacenes aquellos artículos que fomentan el odio al tiempo que los retira de su página web. Una petición que ya se ha hecho en varias ocasiones a una compañía que sigue fallando en sus medidas de prevención.

Jeff Bezos (Getty).

Un representante de la empresa ha recordado que los terceros que usen su servicio de mercado en línea para vender productos deben “seguir nuestras políticas” y aquellos que no lo hagan estarán sujetos a medidas inmediatas, entre ellas la eliminación completa de la cuenta.

Pese a que Amazon no dio más información sobre esta controversia, el Washington Post, propiedad del propio Jeff Bezos, aseguró que la empresa tiene como objetivo eliminar bandas neonazis de su plataforma de música.

Y es que la responsabilidad de una de las empresas más grandes e importantes del mundo es garantizar que a través de sus plataformas no se van a difundir mensajes de odio. Veremos si este suceso cambia algo en la forma de actuar de Amazon.