Análisis

La trascendencia de la reforma laboral Oscar De la Vega Gómez* MEXICO, D.F., diciembre 12 (EL UNIVERSAL).- La reciente reforma laboral es un paso histórico hacia la consecución de un mercado laboral moderno, competitivo e incluyente.

La anterior Ley Federal del Trabajo (LFT), vigente desde 1970 y hasta hace unos días, tenía por principio toral la estabilidad del empleo.

Hoy, los retos del mercado laboral mexicano son muy distintos.

Diversos economistas –como David Kaplan, Carmen Pagés y el nobel James Heckman— han mostrado que las leyes laborales excesivamente proteccionistas limitan la competitividad y promueven la informalidad y la desigualdad.

Al elevar los costos del despido y la movilidad laboral, propician que las empresas, para ahorrar, recurran a la informalidad y eviten crear nuevos empleos.

Además, el proteccionismo genera desventajas para quienes carecen de trabajo formal y tienen menor antigüedad (que en mayor proporción son jóvenes y mujeres): concentra en ellos la incertidumbre laboral, pues abarata su despido en comparación con los empleados con más antigüedad y prestaciones, y limita la creación de opciones laborales.

En México, se encuentran en esta situación al menos 54.2% de los trabajadores que, según la OIT, laboran en condiciones de informalidad.

Bajo la LFT de 1970, la competitividad de las pymes era la principal afectada.

Por ejemplo, al no establecer límite a los salarios caídos, los costos económicos de un juicio laboral podían llevar a la quiebra a la mayoría de las pymes, considerando que la duración promedio de los juicios laborales es de 38 meses.

Este sector representa el 99.2% de las empresas del país, genera el 77.2% del empleo y 51% del PIB.

Otro gran reto del mercado laboral mexicano es su estructura inequitativa.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, III, 2012) revela que la tasa de desocupación para la PEA de 14 a 29 años es casi el doble de la tasa general.

Del total de personas desocupadas 56% son jóvenes, mientras que la OIT reporta que 53.4% de los trabajadores jóvenes labora en condiciones de informalidad.

Asimismo, la ENOE indica que la tasa de participación económica femenina (43.6%) se encuentra muy por debajo de la masculina (77.9%), aún cuando, según el último censo del INEGI, más de la mitad de la población (57.5%) son mujeres.

Algunas de las reformas promoverán el acceso de las mujeres, los jóvenes y los trabajadores informales al empleo formal.

Por ejemplo: la introducción de nuevos contratos, como los de temporada y capacitación inicial, así como los periodos de prueba y el pago por hora, facilitarán el acceso de los jóvenes a un primer empleo, donde podrán adquirir experiencia y habilidades así como también favorecerán la conciliación entre trabajo y familia, que es una seria dificultad para la empleabilidad: más del 70% de las mujeres económicamente activas son madres (ENOE).

De igual forma el trabajo a domicilio (home office) de reglamentarse correctamente propiciará la inclusión al mercado laboral de grupos vulnerables como lo son trabajadores con capacidades diferentes, madres trabajadoras o personas de la tercera edad.

Una de las reformas más importantes es la limitación de la acumulación de los salarios caídos hasta por un término de 12 meses, transcurrido el cual se genera un interés del 2% mensual sobre la suma de 15 meses de salario.

Hay también avances relevantes en materia de democracia, transparencia y rendición de cuentas sindical: se deroga la cláusula de exclusión; se obliga a las mesas directivas a rendir semestralmente cuentas sobre los recursos; y deberá hacerse pública la información sobre contratos colectivos, reglamentos interiores, registro sindical, entre otras.

Persisten, sin embargo, algunas deficiencias en la LFT que es urgente corregir: se reguló la subcontratación de manera excesiva y confusa; no se hicieron las enmiendas para erradicar la nociva práctica –para trabajadores y empresas— de los emplazamientos a huelga por firma de contrato colectivo de trabajo sin necesidad de acreditar previamente a la huelga su legitimación por parte de los trabajadores afectados.

México requiere una legislación laboral que no sólo proteja a quienes ya cuentan con un empleo, sino que promueva condiciones de competitividad, así como la inclusión de los grupos más desfavorecidos al mercado laboral formal.

Pese a las graves omisiones señaladas, entre otras, la reforma laboral es un paso fundamental en esta dirección.

*Presidente del Comité Técnico Nacional de Capital Humano del IMEF

Cargando...

 
 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.