Anuncios
U.S. markets close in 2 hours 42 minutes

El antiguo "palacio del poder" romano reabre sus puertas a los turistas 50 años después de su cierre por restauración

El antiguo "palacio del poder" romano reabre sus puertas a los turistas 50 años después de su cierre por restauración

Un antiguo palacio imperial romano situado en lo alto de la colina del Palatino reabrió sus puertas a los turistas el jueves (21 de septiembre), casi 50 años después de su cierre para ser restaurado.

La Domus Tiberiana, de casi 2.000 años de antigüedad, albergó a los gobernantes de la época imperial de la ciudad. El palacio, de grandes dimensiones, ofrece vistas panorámicas del Foro Romano.

El público puede visitarlo ahora, tras décadas de trabajos de restauración estructural para apuntalar el palacio por razones de seguridad.

Las excavaciones descubrieron objetos de siglos de vida roamana tras el declive del imperio.

El palacio data originalmente de la época de Nerón

El director del Parque Arqueológico del Coliseo, que incluye el Palatino, en una descripción escrita del palacio restaurado, lo apodó "el palacio del poder por excelencia".

En vísperas de la reapertura, la funcionaria, Alfonsina Russo, citó a un poeta romano del siglo I que afirmaba que el palacio parecía "infinito" y que "su grandiosidad era como la del cielo".

AP Photo/Gregorio Borgia
Un visitante pasea por la recientemente restaurada domus Tiberiana, uno de los principales palacios imperiales. - AP Photo/Gregorio Borgia

Aunque la domus, o residencia, lleva el nombre de Tiberio, que gobernó el imperio tras la muerte de Augusto, los estudios arqueológicos indican que los cimientos del palacio datan de la época de Nerón, poco después del incendio del año 64 d.C. que devastó gran parte de la ciudad.

Tras la desaparición del Imperio Romano, la residencia sufrió siglos de abandono, hasta que, en el siglo XVI, la familia noble Farnesio desarrolló un extenso jardín alrededor de las ruinas.

AP Photo/Gregorio Borgia
Una vista del Foro Romano desde un balcón de la restaurada domus Tiberiana. - AP Photo/Gregorio Borgia

Gracias a la reapertura del palacio al público, los visitantes de hoy pueden hacerse una mejor idea del camino que recorrían los antiguos emperadores y sus cortes de camino a la domus.

Cientos de objetos expuestos

La palabra inglesa "palatial" se inspira en la suntuosa residencia imperial situada en lo alto del Palatino, una de las siete colinas de la antigua Roma.

La domus, construida en la ladera noroeste de la colina, se considera el primer verdadero palacio imperial. Además de la residencia del emperador, el complejo incluía jardines, lugares de culto, cuarteles para la guardia pretoriana que protegía al gobernante y un barrio de servicios para los trabajadores que daba al Foro Romano.

AP Photo/Gregorio Borgia
Un visitante admira hallazgos arqueológicos dentro de la restaurada domus Tiberiana. - AP Photo/Gregorio Borgia

Los trabajos de excavación y restauración, llevados a cabo también durante la pandemia de coronavirus, cuando durante meses el turismo estuvo bajo mínimos, ayudaron a los arqueólogos a reconstruir lo que Russo llama siglos de historia en un lugar que "de alguna manera cayó en el olvido".

Quienes visiten la domus reabierta podrán ver una selección de los cientos de artefactos hallados, incluidos objetos de metal y cristal.

También se desenterraron estatuas, otros adornos y monedas antiguas.