U.S. markets closed
  • S&P 500

    3,269.96
    -40.15 (-1.21%)
     
  • Dow Jones

    26,501.60
    -157.51 (-0.59%)
     
  • Nasdaq

    10,911.59
    -274.00 (-2.45%)
     
  • Russell 2000

    1,538.48
    -23.10 (-1.48%)
     
  • Petróleo

    35.72
    -0.45 (-1.24%)
     
  • Oro

    1,878.80
    +10.80 (+0.58%)
     
  • Plata

    23.72
    +0.35 (+1.52%)
     
  • dólar/euro

    1.1650
    -0.0029 (-0.24%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8600
    +0.0250 (+2.99%)
     
  • dólar/libra

    1.2951
    +0.0028 (+0.22%)
     
  • yen/dólar

    104.6200
    +0.0100 (+0.01%)
     
  • BTC-USD

    13,566.10
    +30.71 (+0.23%)
     
  • CMC Crypto 200

    265.42
    +1.78 (+0.68%)
     
  • FTSE 100

    5,577.27
    -4.48 (-0.08%)
     
  • Nikkei 225

    22,977.13
    -354.81 (-1.52%)
     

Demostrado: colar anuncios falsos en Internet es más fácil de lo que parece

Fernando Gonzalo
·2  min de lectura
La publicidad programática está basada en algoritmos que segmentan la audiencia y dirigen la publicidad de manera personalizada a los clientes potenciales. Foto: Getty Image.
La publicidad programática está basada en algoritmos que segmentan la audiencia y dirigen la publicidad de manera personalizada a los clientes potenciales. Foto: Getty Image.

Con la evolución de las tecnologías, la industria de la publicidad va inventando nuevas formas de optimizarse y de adaptarse a los nuevos tiempos. Recientemente, hemos visto un auge de la publicidad programática: se trata de un tipo de publicidad online basada en algoritmos que segmentan la audiencia y dirigen la publicidad de manera personalizada a los clientes potenciales.

Este tipo de redes ofrece algunas ventajas sobre la publicidad tradicional: permite una mayor segmentación, facilita la comunicación con el público objetivo, aumenta la precisión en la creación de una campaña y, a través de la geolocalización, permite incluso ofrecer el servicio o producto idóneo al usuario en el momento preciso en que lo está buscando. ¿Dónde está el inconveniente?

Efectivamente, la publicidad programática también tiene su lado oscuro y un estudio acaba de poner de manifiesto su punto más débil: la facilidad con la que se puede cometer fraude en estas redes en comparación con la publicidad comprada directamente a medios. Una organización de consumidores británica ha hecho la prueba a través de la red programática de Google (AdSense) y también creando una página de empresa fake en Facebook y promocionar sus contenidos.

Lo que hicieron fue crear dos marcas falsas de pseudoterapias: una era una marca de agua llamada Remedii que prometía ayudar a perder peso y mejorar el estado de ánimo; la otra, una compañía de servicios online llamada Natural Hydration que supuestamente ofrecía consejos de salud e hidratación.

Google es actualmente uno de los reyes de la publicidad online. (Foto: Filip Radwanski/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)
Google es actualmente uno de los reyes de la publicidad online. (Foto: Filip Radwanski/SOPA Images/LightRocket via Getty Images)

El resultado fue demoledor: ambos anuncios circularon sin problemas durante un mes, durante el cual lograron 100.000 impresiones sin llegar a ser en ningún momento detectados por Google, e incluso lograron colarse en una página oficial del servicio de salud. En Facebook, a pesar de que supuestamente existen restricciones para este tipo de anuncios, la organización fue capaz de promover a sus anchas sus productos con consejos de pseudociencia y de acumular 500 likes en apenas una semana.

Según explican los responsables del estudio, para crear una campaña en AdSense el único requisito es disponer de una cuenta de Gmail: no se exige ningún tipo de identificación oficial ni de pruebas de que se trata de una empresa legal. Y es que las nuevas tecnologías pueden aportar enormes beneficios, pero es necesaria una fuerte regulación para que no se conviertan en campo abonado para nuevas formas de delincuencia.

Más historias que te pueden interesar: