U.S. markets close in 6 hours 7 minutes
  • S&P 500

    4,096.81
    +16.70 (+0.41%)
     
  • Dow Jones

    34,551.01
    -38.76 (-0.11%)
     
  • Nasdaq

    11,529.17
    +61.17 (+0.53%)
     
  • Russell 2000

    1,894.03
    +7.46 (+0.40%)
     
  • Petróleo

    82.84
    +2.29 (+2.84%)
     
  • Oro

    1,813.10
    +53.20 (+3.02%)
     
  • Plata

    22.75
    +0.96 (+4.43%)
     
  • dólar/euro

    1.0524
    +0.0116 (+1.12%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6150
    -0.0880 (-2.38%)
     
  • dólar/libra

    1.2289
    +0.0227 (+1.88%)
     
  • yen/dólar

    135.8730
    -2.2070 (-1.60%)
     
  • BTC-USD

    17,094.07
    +247.65 (+1.47%)
     
  • CMC Crypto 200

    404.44
    -1.71 (-0.42%)
     
  • FTSE 100

    7,563.23
    -9.82 (-0.13%)
     
  • Nikkei 225

    28,226.08
    +257.09 (+0.92%)
     

Apple se quedó con una buena película de $120 millones sin estrenar... claro, eso fue antes de la cachetada de Will Smith

Will Smith en 2021 (Foto: Jordan Strauss/Invision/AP, File)
Will Smith en 2021 (Foto: Jordan Strauss/Invision/AP, File)

Apple tiene un problema con Will Smith.

Smith es la estrella de “Emancipation”, una película que se desarrolla en la era de la Guerra de Secesión y que Apple vislumbró como una contendiente segura para el Oscar cuando el rodaje concluyó a principios de este año. Sin embargo, eso fue antes de que Smith subiera al escenario durante los premios de la academia en marzo y le diera una cachetada al comediante Chris Rock, quien había hecho una broma sobre la esposa de Smith, Jada Pinkett Smith.

Will Smith, quien además ganó como mejor actor esa noche, renunció a su membresía en la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas y tiene prohibido asistir a cualquier evento relacionado con la academia, incluida la transmisión de la ceremonia de entrega del Oscar, durante la siguiente década.

Ahora, Apple se quedó con una película sin estrenar de 120 millones de dólares con un estilo que podría ganar premios que incluye a una estrella que ya no es bien recibida en la emisión de premios más grande de todas y con la mayor de las interrogantes: ¿la película puede, incluso si tiene éxito artístico, superar el bagaje que ahora acompaña a Smith?

La sensibilidad de la situación es evidente. Según tres personas involucradas con la película que hablaron con la condición de mantener su anonimato para comentar los planes de la compañía, ha habido conversaciones dentro de Apple de estrenar “Emancipation” para fines de año, lo que haría que cumpliera los requisitos para ser considerada para los premios. Sin embargo, Variety reportó en mayo que el estreno del filme sería pospuesto hasta 2023.

Cuando se preguntó para este artículo cómo y cuándo planeaba estrenar “Emancipation”, Apple declinó hacer comentarios sobre ese o cualquier otro asunto relacionado con la película.

No hay una respuesta fácil.

¿La compañía debería posponer una película basada en un tema histórico importante porque su protagonista es demasiado tóxico? ¿O Apple debe estrenar la película y ver cómo se desarrolla la situación?

El público podría reaccionar de manera negativa ante la presencia de Smith, lo que tal vez le restaría brillo a la marca bien pulida de Apple. O podría responder de forma positiva a la película, y dar pie a una campaña para el Oscar, lo que podría molestar a los miembros de la academia. También está la pregunta sobre cómo publicitar “Emancipation”, lo cual atraerá escrutinio a una unidad de mercadotecnia cinematográfica que ya ha generado quejas de insatisfacción en Hollywood por gastos publicitarios escasos y comunicación inconexa, y que se quedó sin director de mercadotecnia de video este mes.

Stephen Galloway, decano del Colegio Dodge de Cine y Artes Multimedia en la Universidad Chapman y el ex editor ejecutivo de The Hollywood Reporter, comentó: “Si enlatan la película, ¿eso mancha la reputación de Apple? Si la estrenan, ¿hacerlo mancha su reputación? A Hollywood le gustan las situaciones de ganar-ganar. Esta es de perder-perder”.

“Emancipation”, dirigida por Antoine Fuqua (“Día de entrenamiento”) y con un guion de William Collage, está basada en una historia verdadera de un esclavo que escapó al norte y se unió al Ejército de la Unión para combatir a sus antiguos captores. Filmada en las afueras de Nueva Orleans y afectada por los retrasos causados por huracanes y la COVID-19, la película se trata de un hombre conocido como “Peter, el latigueado”, cuya espalda con cicatrices fue fotografiada y se convirtió en un símbolo de protesta durante la Guerra de Secesión. El rodaje se completó alrededor de un mes antes de la transmisión de los Premios Oscar de 2022 en marzo.

“Emancipation” ya generaba rumores de nominación para los premios de 2023, pero los planes para el estreno de la película se cuestionaron cuando Smith se apresuró al escenario y abofeteó a Rock. Poco después, Smith obtuvo el galardón a mejor actor por su trabajo en “Rey Richard: Una familia ganadora”.

Aunque Smith todavía puede ser nominado por su trabajo, la reacción a la cachetada significa que las posibilidades de “Emancipation” de ganar el Oscar han disminuido de manera exponencial.

De hecho, algunas personas en la industria cinematográfica creen que estrenar “Emancipation” junto a otras películas contendientes al Oscar este año solo conseguirá despertar la ira de los votantes de la academia que se sintieron avergonzados por la conducta de Smith.

Bill Kramer, el nuevo director ejecutivo de la academia, dijo en una llamada reciente con reporteros que la ceremonia del próximo año no mencionará la bofetada, ni siquiera en forma de broma. Comentó: “Queremos avanzar y tener una ceremonia del Oscar que celebre al cine. Ese es nuestro enfoque en este momento”.

Reacción positiva

Para algunos, la película podría ser demasiado buena para pasar desapercibida. Apple organizó una proyección de prueba de “Emancipation” con público general en Chicago hace unos meses, según tres personas con conocimiento del evento que hablaron con la condición de mantener su anonimato porque no están autorizadas para hablar al respecto de manera pública. Estas señalaron que generó una reacción abrumadoramente positiva, en específico por la actuación de Smith, que una de las personas calificó de “volcánica”. Durante la retroalimentación después de la proyección, los integrantes del público manifestaron que no rechazan a Smith por su reciente comportamiento público.

Smith desapareció en gran medida del ojo público después de los Premios Oscar. Sin embargo, en julio, publicó un video en su canal de YouTube en el que expresó que estaba “profundamente arrepentido” por su comportamiento y se disculpó de manera directa con Rock y su familia.

El mea culpa público, que duró poco más de cinco minutos y consistió en Smith sentado en una silla y hablando a la cámara, ha sido visto más de 3,8 millones de veces desde su publicación el 29 de julio. Aun así, no es claro si ha mejorado la percepción del público sobre Smith. La calificación Q del actor, una métrica que mide el atractivo de las celebridades en Estados Unidos, se desplomó después de la ceremonia del Oscar. Antes de la cachetada, Smith era clasificado de manera constante entre las cinco celebridades más importantes del país, junto a Tom Hanks y Denzel Washington, según datos proporcionados a Variety. Cuando su atractivo fue medido de nuevo en julio (antes de que difundiera su videodisculpa), cayó de 39 a 24, lo que Henry Schafer, vicepresidente ejecutivo de Q Scores Co., calificó como una “caída precipitada”.

© 2022 The New York Times Company

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

¿Qué es la inteligencia artificial?