U.S. markets open in 59 minutes
  • F S&P 500

    4,090.75
    +9.50 (+0.23%)
     
  • F Dow Jones

    34,616.00
    +17.00 (+0.05%)
     
  • F Nasdaq

    12,068.75
    +26.50 (+0.22%)
     
  • RTY=F

    1,895.20
    +7.70 (+0.41%)
     
  • Petróleo

    81.80
    +1.25 (+1.55%)
     
  • Oro

    1,800.00
    +40.10 (+2.28%)
     
  • Plata

    22.38
    +0.60 (+2.75%)
     
  • dólar/euro

    1.0484
    +0.0076 (+0.73%)
     
  • Bono a 10 años

    3.7030
    0.0000 (0.00%)
     
  • Volatilidad

    20.56
    -1.33 (-6.08%)
     
  • dólar/libra

    1.2224
    +0.0162 (+1.34%)
     
  • yen/dólar

    135.8110
    -2.2690 (-1.64%)
     
  • BTC-USD

    17,141.67
    +267.00 (+1.58%)
     
  • CMC Crypto 200

    406.39
    +5.69 (+1.42%)
     
  • FTSE 100

    7,584.00
    +10.95 (+0.14%)
     
  • Nikkei 225

    28,226.08
    +257.09 (+0.92%)
     

Arabia Saudita: petróleo caro y esquí en el desierto

AFP - FAYEZ NURELDINE

Hace cuatro años, Arabia Saudita fue duramente criticada tras el asesinato del periodista Jamal Jashoggi, pero hoy es más cortejada que nunca. El maná que extrae de su petróleo le permite todo tipo de excesos. Lo último: organizar los Juegos Asiáticos de Invierno de 2029.

Por Mounia Daoudi

Con un superávit presupuestario de 24.000 millones de dólares este año y 26.500 millones de dólares previstos para 2023, la economía saudita tiene un vigor excepcional en estos tiempos de crisis. La agencia Standard & Poor's estimó recientemente el crecimiento del PIB en un 7,5% en 2022, en un momento en que la recesión se está imponiendo en casi todo el mundo. Y la inflación, que pesa sobre muchas economías, apenas superará el 2,5% este año, según el Ministerio de Finanzas saudí.

Se trata de un desempeño notable si se tiene en cuenta que el reino ha recorrido un largo camino. La pandemia había secado sus dos principales fuentes de ingresos, el petróleo y el turismo religioso. Hoy en día, este periodo es un recuerdo lejano. El Hajj y el Umrah, las peregrinaciones mayores y menores, se están llenando y los precios del petróleo superan los 90 dólares por barril, cuando habían caído por debajo de los 10 dólares durante la pandemia.

La actual crisis energética debería beneficiar aún más al país

La decisión adoptada el 5 de octubre por la Opec+, de la que Arabia Saudita es uno de los miembros más influyentes, de reducir drásticamente sus cuotas de producción de petróleo -la primera vez que esto ocurre desde el inicio de la pandemia- es probable que impulse los precios, en gran beneficio de los países productores de petróleo y, por tanto, de las finanzas sauditas.


Leer más sobre RFI