ArcelorMittal invertirá en altos hornos de Florange y no despedirá

El grupo siderúrgico ArcelorMittal invertirá 180 millones de euros en los próximos cinco años en los altos hornos de Florange (noreste de Francia), y no realizará despidos, anunció el viernes el primer ministro Jean-Marc Ayrault, que descartó una "nacionalización transitoria" de estas instalaciones donde trabajan 2.700 personas y 629 estaban concernidas por un posible cierre.

Una fuente de Matignon, sede del primer ministro, precisó que se producirán supresiones de puestos "a medida" que se produzcan jubilaciones y aseguró que no habrá despidos ni traslados por la fuerza.

Desde hace tres días había negociaciones frenéticas entre ArcelorMittal, que quería cerrar parte de las instalaciones, y el gobierno socialista francés, que amenazaba con nacionalizarlas para luego cederlas a un inversor y así garantizar la actividad.

El primer ministro puntualizó que no habrá "reactivación de los altos hornos a corto plazo", debido a "la baja actividad actual en Europa".

El grupo, que deseaba cerrar la rama caliente (producción de acero bruto, incluyendo los altos hornos), se ha comprometido finalmente a "mantener los altos hornos" de Florange "en su estado actual" en espera de la realización de un proyecto europeo de captación y almacenamiento de CO2, bautizado Ulcos, explicó el primer ministro.

Ulcos (Ultra-Low Carbon Dioxide Steelmaking), propuesto para uno de los altos hornos de Florange, es un prototipo de captación y almacenamiento del CO2 que debe permitir reducir de forma drástica la contaminación de la industria del acero.

El proyecto, en el que podría aumentar su participación el Estado, está pendiente de financiación europea prevista de aquí a finales de diciembre.

Ante los "compromisos incondicionales" de ArcelorMittal, "el gobierno ha descartado la nacionalización transitoria", precisó ante la prensa el primer ministro francés.

Ayrault puntualizó que "el Estado tomará en la medida de lo necesario participaciones en empresas estratégicas cuya supervivencia esté en peligro, como fue el caso de Alstom".

El mandatario añadió que el Estado deberá "invertir en proyectos de futuro que no son rentables en lo inmediato".

En Florange, los sindicatos acogieron con frialdad los anuncios del Gobierno. La CFDT estimó que los asalariados han sidos "traicionados una vez más" y exige una reunión tripartita entre Gobierno, sindicatos y dirección de la empresa.

"Exigimos que las obras de renovación empiecen enseguida", declaró el representante del sindicato, Edouard Martin.

El representante de la federación metalúrgica de Force Ouvrière, Frédéric Souillot, se declaró "satisfecho" aunque se teme que el acuerdo sea una "cortina de humo".

La opositora UMP denunció "una forma de improvisación al frente del Estado" y recalcó que la industria francesa "necesita reformas estructurales".

Más allá de su peso real (650 empleados de los 20.000 que suma ArcelorMittal en Francia), los altos hornos de Florange, en la región de Lorena, se han convertido en el símbolo de la desindustrialización francesa, frente a la que el gobierno anunció un "pacto de competitividad".

Y es que en la última década, la industria francesa perdió 750.000 empleos.

El asunto tiene una carga política muy fuerte para el presidente François Hollande. En Florange se comprometió durante su campaña electoral a promover una ley que obligue a los grupos que cierren fábricas a cederlas a un inversor que las siga explotando.

Cargando...

 

YAHOO FINANZAS EN FACEBOOK

 
Cotizaciones recientes
Símbolo Precio Variación % Cmb 
Los teletipos visualizados más recientemente aparecerán aquí automáticamente si escribe el teletipo en el campo "Ingresar símbolo/compañía" en la parte inferior del módulo.
Debe activar los cookies de su explorador para ver sus citas más recientes.
 
Inicia sesión para ver las cotizaciones en tus portafolios.