U.S. markets open in 40 minutes
  • F S&P 500

    4,277.00
    +12.25 (+0.29%)
     
  • F Dow Jones

    33,261.00
    +60.00 (+0.18%)
     
  • F Nasdaq

    14,785.25
    +70.75 (+0.48%)
     
  • E-mini Russell 2000 Index Futur

    1,745.20
    +3.30 (+0.19%)
     
  • Petróleo

    87.35
    -1.88 (-2.11%)
     
  • Oro

    1,841.30
    -0.20 (-0.01%)
     
  • Plata

    21.40
    +0.02 (+0.08%)
     
  • dólar/euro

    1.0533
    +0.0064 (+0.61%)
     
  • Bono a 10 años

    4.7560
    -0.0460 (-0.96%)
     
  • Volatilidad

    19.54
    -0.24 (-1.21%)
     
  • dólar/libra

    1.2173
    +0.0096 (+0.80%)
     
  • yen/dólar

    148.8090
    -0.2490 (-0.17%)
     
  • Bitcoin USD

    27,621.00
    +130.16 (+0.47%)
     
  • CMC Crypto 200

    588.28
    -1.70 (-0.29%)
     
  • FTSE 100

    7,460.48
    -9.68 (-0.13%)
     
  • Nikkei 225

    30,526.88
    -711.06 (-2.28%)
     

Mi asesor es un robot. Inversiones para subirse al boom de la inteligencia artificial

"Armar una cartera de inversión de inteligencia artificial puede ser una estrategia interesante para aquellos inversores que buscan diversificar su portafolio y apostar por un sector en crecimiento”, es el consejo que da el ChatGPT cuando se le consulta de cuáles son las mejores alternativas de inversión
"Armar una cartera de inversión de inteligencia artificial puede ser una estrategia interesante para aquellos inversores que buscan diversificar su portafolio y apostar por un sector en crecimiento”, es el consejo que da el ChatGPT cuando se le consulta de cuáles son las mejores alternativas de inversión - Créditos: @Leon Neal

El avance sin pausa de la Inteligencia Artificial (IA) no es nuevo, no es algo de este año, sin embargo, en los últimos meses se volvió un tema casi viral. A ChatGPT se le pregunta de todo, entre sorpresa e incredulidad por la cantidad de respuestas que puede darnos en pocos segundos. Desde un menú para el almuerzo o una película para el fin de semana, hasta una clase de historia antigua o recomendaciones sobre cómo armar una estrategia de inversión para posicionarnos, justamente, en esta tecnología revolucionaria.

Está claro que la inteligencia artificial es un avance que no se detendrá e irá por más. “Para graficar el boom que puede generar en términos económicos, se espera que para 2026 el mercado global de IA crezca a un ritmo del 19% anual, totalizando ingresos por más de US$900.000 millones”, apunta Maximiliano Donzelli, Head of Research de IOL invertironline.

Los inversores, enloquecidos con la inteligencia artificial tipo ChatGPT

¿De qué se trata exactamente la inteligencia artificial? Según se define a sí misma en OpenAI. “La IA es un campo de la informática que busca desarrollar sistemas capaces de realizar tareas que requieren de inteligencia humana como el aprendizaje, la percepción, el razonamiento y la resolución de problemas”

¿Cómo inversores podemos subirnos a este avance?, ¿es demasiado riesgoso?, ¿hay alternativas para inversores con base en la Argentina de las regulaciones y de las restricciones?. La primera respuesta la buscamos -obviamente- preguntándole a ChatGPT: “Armar una cartera de inversión de inteligencia artificial puede ser una estrategia interesante para aquellos inversores que buscan diversificar su portafolio y apostar por un sector en crecimiento”, es la respuesta de la IA.

Cartera inteligente

“Existen tres vehículos principales para invertir en IA: fondos de inversión, ETF y acciones. Para invertir en fondos de inversión internacional y ETF, se necesita tener dólares en el extranjero, que se pueden obtener a través del Contado con Liquidación (CCL) o la conversión de activos, pero la alternativa más simple desde Argentina es invertir a través de los cedear, en acciones que desarrollen negocios en el sector”, explica de entrada Ariel Manito, director comercial de PPI. Los cedear pueden comprarse con pesos que se mantendrán ajustados por la evolución del dólar CCL y, obviamente, por el precio del activo subyacente (la acción en cuestión) en su mercado de origen.

Gaston Lentini, asesor financiero certificado por CNV, apunta también a las diferentes formas de poner un pie en este boom. “Invertir en empresas tecnológicas que estén desarrollando productos o servicios de Inteligencia Artificial, invertir en ETFS especializados como pueden ser Global X Robotics & Artificial Intelligence o el ETF ARK Innovation que puede comprarse en el mercado local a través del cedear ARKK o en acciones de compañía que utilicen la IA”.

Los problemas de la economía argentina y sus soluciones, según ChatGPT

Paulino Seoane, Head of Ivestment ideas en Balanz, remarca que “como todo sector incipiente puede ser una oportunidad de inversión siempre considerando el mediano y largo plazo”. Hay que tener en cuenta, explica, que “cuando una industria disruptiva comienza a hacerse popular aparecen muchas empresas dedicadas a esa industria y solo unas pocas sobreviven. Puede ser muy riesgoso si uno no diversifica bien en toda la industria de inteligencia artificial, no solo los grandes nombres sino también en los proveedores o desarrolladores de esa industria”.

Algunas de las compañías que están muy vinculadas e invirtiendo fuertemente en desarrollo de proyectos en base a inteligencia artificial y a las que se puede acceder con pesos desde una cuenta de inversión o cuenta comitente argentina son Microsoft, Google, Amazon, Nvidia, AMD, IBM, entre otros.

Todas estas empresas tienen cedear y lo interesante es que no juegan solo en la cancha de la inteligencia artificial sino que son pesos pesado dentro de muchos otros sectores,

“Se espera que la asociación entre Microsoft y OpenAI produzca importantes avances en la investigación y el desarrollo de la IA, con aplicabilidad directa en optimización de herramientas como el Paquete Office y también en su buscador, Bing”, detalla Manito de PPI. El inversor debe tener en cuenta que Microsoft es una empresa de gran capitalización, la segunda más valiosa a nivel global luego de Apple por lo que no se trata de una inversión específica en IA.

“Desde Google estuvieron trabajando en el desarrollo de Inteligencia Artificial durante las últimas dos décadas. Algunos de sus productos más populares como Lens y Translate, se crearon completamente con utilización de inteligencia artificial, a través de la aplicación de reconocimiento óptico de caracteres y el aprendizaje automático”, explica Donzelli.

Acceso indirecto

Una forma indirecta de posicionarse en este sector es a través de empresas que utilizan la IA para apalancar o potenciar sus negocios. Es el caso de Meta Platforms -Facebook- y de Amazon. “Amazon es una compañía que utiliza activamente la IA mediante sistemas de aprendizaje automático, explica Manito. “Además -agrega- la empresa optimiza la eficiencia logística en sus centros de distribución para aumentar su rentabilidad. Algo similar, aunque a diferente escala, ocurre con Alibaba y Mercado Libre”.

En IOL invertironline, por ejemplo, crearon un portafolio conformado por “empresas relacionadas con el desarrollo, implementación y aplicación de inteligencia artificial de forma directa, pero que, especialmente, se puedan ver beneficiadas con la expansión de esta tecnología. Desde diciembre hasta ahora, el rendimiento de este portafolio fue de 47% en pesos”, dice Donzelli.

En la cartera de IA incluyen a Google, Amazon, Baidu (el motor de búsqueda de origen asiático), IBM, Microsoft, Nvidia, “que posee una fuerte presencia en el desarrollo de GPU que permiten la aplicación de IA”, dice el experto, Oracle, Salesforce y Taiwan Semiconductor (TSM). “Incluimos a TSM en la cartera de inteligencia artificial porque la firma asiática es el principal fabricante de chips de inteligencia artificial. Actualmente es quien se encarga de la fabricación de los procesadores de IA para Intel, AMD y Nvidia”, detalla Donzelli.

Seoane de Balanz, remarca primero que solo recomiendan este sector “para perfiles de inversores arriesgados y que entienden el juego” y desgrana a continuación los papeles que incluiría: “Un portafolio de IA debería incluir un vertical de la industria, uno o dos proveedores de semiconductores y equipamiento como IBM, Nvidia y AMD; uno o dos desarrolladores (Microsoft, Google, IBM) y los usuarios o beneficiarios de IA, por ejemplo Amazon, entre otros”.