Mercados cerrados

Las grandes pifias de los gurús económicos sobre la crisis financiera

Jaime Quirós – ¿Cuántas veces hemos escuchado en tertulias predicciones absolutamente apocalípticas o todo lo contrario? Los expertos en economía hablan siempre con una contundencia pasmosa, aunque muchas veces los hechos a posteriori no los respaldan. Esas son las conclusiones que se pueden extraer después de observar los pronósticos que hicieron en relación a la grave crisis económica unos años después. Unas previsiones que hicieron aguas.

Demasiado alarmistas o altamente optimistas.  Los gurús de la economía siempre se encuentran bajo el foco de si sus palabras se trasladan en éxito. Pero no es así. Entre otros, Pedro Solbes, Ministro de Economía en la era Zapatero, no reconoció la explosión de la crisis subprime en Estados Unidos llegando a señalar que tendría “un impacto relativamente pequeño” en la economía española. Obviamente, no estaba en lo cierto.

En otra línea, mucho más halagüeña, se encontraba José Carlos Díez, ahora mismo una de las voces más reconocidas en el entorno financiero. Allá por el año 2007 el experto tildaba como “un pura sangre” a la economía del país, al mismo tiempo que se mostraba “optimista”, a pesar de todo lo que sucedía al otro lado del charco.

Y es que, en un informe desarrollado para Ibercaja, afirmaba al hablar del mercado de la vivienda que habían “fundamentos de oferta y demanda que permitían descartar la existencia de una gran burbuja” en España. Nada más lejos de la realidad, como luego se pudo observar. Poco después estalló la burbuja inmobiliaria provocando incluso una caída del precio medio de la vivienda del 40%.

Sin embargo, poco después, el reputado economista comentó a través de su blog que España tendía uno de los sistemas bancarios “más eficientes y capitalizados del planeta”. No pasó mucho más tiempo para que se ejecutara el rescate financiero cifrado en más de 60.000 millones de euros.

También de interés: Las predicciones de Bill Gates;  algunas ya se han hecho realidad y otras podrían hacerlo pronto]

Nouriel Roubini, profesor de Economía y Negocios Internacionales en la Leonard N. Stern School of Business. REUTERS/Ruben Sprich (SWITZERLAND – Tags: BUSINESS POLITICS)

Asimismo, en el plano optimista se encuentra también Nouriel Roubini, economista y profesor de la Universidad de Nueva York de nacionalidad turca. En octubre de 2008 explicó durante unas jornadas conmemorativas organizadas por IESE en Madrid que la recesión en España duraría “entre 18 y 24 meses”. Nada ajustado con lo que sucedió.

Otro de los expertos con gran reputación que realizó un pronóstico que nunca llegó a concretarse fue José María Gay de Liébana. En 2012 anunció que habría “un corralito” y el déficit y los rescates “acabarían con la España que conocemos”. El tiempo terminaría jugando en su contra.

El caso de Santiago Niño Becerra, catedrático de la Universidad Ramón Llull, también es destacable en esta misma línea. En su libro ‘El crash de 2010′ explicaba que los años más graves de la crisis empezarían una vez se produjera el cambio de decenio y que el desempleo sobrepasaría el 30% en 2012. Nada de esto sucedió. El paro tocó máximos históricos en el 26,94%.

Los españoles siempre nos dejamos guiar por las voces de los que más saben. No obstante, el transcurso de los hechos siempre termina colocando las cosas en su sitio. Equivocarse es de sabios y la razón absoluta no la tiene nadie. Ni siquiera los más entendidos de una materia tan importante como la economía.

IDNet Noticias