Anuncios
U.S. Markets closed
  • S&P 500

    4,967.23
    -43.89 (-0.88%)
     
  • Dow Jones

    37,986.40
    +211.00 (+0.56%)
     
  • Nasdaq

    15,282.01
    -319.49 (-2.05%)
     
  • Russell 2000

    1,947.66
    +4.70 (+0.24%)
     
  • Petróleo

    83.24
    +0.51 (+0.62%)
     
  • Oro

    2,406.70
    +8.70 (+0.36%)
     
  • Plata

    28.75
    +0.37 (+1.29%)
     
  • dólar/euro

    1.0661
    +0.0015 (+0.1386%)
     
  • Bono a 10 años

    4.6150
    -0.0320 (-0.69%)
     
  • Volatilidad

    18.71
    +0.71 (+3.94%)
     
  • dólar/libra

    1.2373
    -0.0065 (-0.5222%)
     
  • yen/dólar

    154.5620
    -0.0380 (-0.0246%)
     
  • BTC-USD

    64,705.54
    -569.97 (-0.87%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,340.16
    +27.54 (+2.10%)
     
  • FTSE 100

    7,895.85
    +18.80 (+0.24%)
     
  • Nikkei 225

    37,068.35
    -1,011.35 (-2.66%)
     

Australia recupera una cápsula radiactiva perdida: como encontrar "la aguja en el pajar"

Miembros del Equipo de Gestión de Incidentes coordinan la búsqueda de una cápsula radiactiva perdida en tránsito por un contratista contratado por Rio Tinto, en el Complejo de Servicios de Emergencia de Cockburn,

Por Lewis Jackson y Melanie Burton

SÍDNEY, 1 feb (Reuters) - Las autoridades australianas encontraron el miércoles una cápsula radiactiva más pequeña que una moneda que se había perdido en el vasto Outback, el remoto interior del país, tras casi una semana de búsqueda en la que participaron unas 100 personas a lo largo de un tramo de carretera de 1.400 kilómetros, según informaron fuentes oficiales.

La cápsula de Cesio-137, perdida en tránsito hace más de dos semanas, fue descubierta cuando un vehículo que circulaba a 70 kilómetros por hora equipado con un equipo de detección especializado captó la radiación, según las autoridades del estado de Australia Occidental.

El equipo de búsqueda utilizó entonces equipos de detección portátiles para encontrar la cápsula, que se encontraba a unos 2 metros del arcén de la carretera, en una zona remota alejada de cualquier comunidad, añadieron.

PUBLICIDAD

La cápsula radiactiva formaba parte de un dispositivo utilizado para medir la densidad del mineral de hierro de la mina de Rio Tinto Gudai-Darri, situada en la remota región de Kimberley. El medidor estaba siendo trasladado a unas instalaciones situadas en los suburbios de Perth, la capital del estado, recorriendo una distancia mayor que la longitud de Reino Unido.

Se había advertido a los ciudadanos que se mantuvieran a una distancia mínima de cinco metros si veían la cápsula, ya que la exposición podría causar quemaduras o mareos por radiación. Sin embargo, se consideraba que pasar junto a ella en coche suponía un riesgo relativamente bajo, similar al de una radiografía.

El ministro de Servicios de Emergencia de Australia Occidental, Stephen Dawson, declaró que el hallazgo era un "resultado extraordinario" tras una búsqueda en la que participaron el departamento de respuesta a emergencias del estado, las autoridades de defensa y especialistas en radiación.

"Si tenemos en cuenta el alcance de la zona de búsqueda, localizar este objeto ha sido un reto monumental, los grupos de búsqueda han encontrado literalmente la aguja en el pajar", declaró.

Se ha establecido una zona de exclusión de 20 metros alrededor de la cápsula mientras los miembros de las fuerzas de defensa la verifican mediante un número de serie.

A continuación, se colocará en un contenedor de plomo y se almacenará durante la noche en un lugar seguro de Newman, una ciudad minera situada a unos 1.200 km al noroeste de Perth, antes de ser trasladada a la capital del estado el jueves.

La cápsula de plata, de 6 mm de diámetro y 8 mm de longitud, contiene Cesio-137, que emite una radiación equivalente a 10 rayos X por hora.

Las autoridades dijeron que al parecer la cápsula se cayó de un camión durante el transporte y aterrizó en el arcén de la carretera, y añadieron que era poco probable que hubiera contaminación en la zona.

El jefe de la división de mineral de hierro, Simon Trott, declaró a la prensa que Rio Tinto está dispuesta a sufragar el coste de la búsqueda si así lo solicita el Gobierno. Añadió que se realizaría una investigación completa sobre las circunstancias de la pérdida y que la empresa pondría en marcha controles adicionales para evitar que se repita.

Rio dijo en un comunicado que investigaría si el uso de contratistas especializados había sido apropiado, habiendo confiado el calibrador a SGS Australia y Centurion para el embalaje y el transporte respectivamente.

(Redacción de Praveen Menon; editado en español por Tomás Cobos)