U.S. Markets open in 8 hrs 50 mins

Avión presidencial mexicano volverá al país para relanzar su venta

La aeronave presidencial mexicana José María Morelos y Pavón, arriba al aeropuerto Tegel en Berlín, el 10 de abril de 2016 (AFP/Archivos | TOBIAS SCHWARZ )

El gobiserno mexicano anunció este martes que un lujoso avión presidencial, que el presidente izquierdista Andrés Manuel López Obrador rechazó utilizar e intenta vender, regresará al país tras más de un año resguardado en Estados Unidos para relanzar su venta.

"Vamos a relanzar el esfuerzo de venta y por ello el gobierno mexicano también ha decidido que el avión regresará a territorio mexicano", dijo Jorge Mendoza Chávez, director del banco estatal Banobras, encargado de la operación.

Desde que asumió el poder, López Obrador se negó a viajar en la aeronave por considerarlo una ofensa contra millones de personas que viven en pobreza en México, y se desplaza en vuelos comerciales.

El Boeing Dreamliner 787-8 fue comprado por unos 218 millones de dólares durante el gobierno del presidente Felipe Calderón (2006-2012), pero fue entregado y era utilizado por su sucesor Enrique Peña Nieto(2012-2018).

El relanzamiento de la venta se decidió tras una fallida licitación que el gobierno efectuó con apoyo de Naciones Unidas, en la que participaron 11 posibles compradores y quedaron dos finalistas, que incluso presentaron posturas económicas e inspeccionaron la aeronave en septiembre pasado.

"Hasta el momento, sin embargo, ninguna de las posturas ha prosperado en la formalización de la compraventa", explicó Mendoza durante la conferencia matinal de López Obrador.

Detalló que el avión quedará en el país a resguardo de la Fuerza Aérea Mexicana para ser exhibido junto a otras 28 aeronaves oficiales que el gobierno planea subastar.

López Obrador dijo que el precio del avión, según la cotización más reciente, es de 130 millones de dólares y que su retorno a territorio mexicano se dará una vez que culmine su mantenimiento y certificación, aunque sin precisar una fecha.

"No queremos malbaratarlo (...) Había compradores, pero al final no consiguieron financiamiento y se está pasando el tiempo y por eso tomamos esta decisión", agregó el mandatario.

López Obrador reveló incluso que ha gestionado entregar el avión al gobierno de su homólogo estadounidense Donald Trump a cambio de un pago "en especie", que incluya equipos médicos como aparatos de rayos X, ambulancias y tomógrafos. "Nada más que no hemos tenido respuesta", acotó.

Durante su campaña electoral, el mandatario solía decir que ni siquiera los presidentes de Estados Unidos contaban con un avión tan ostentoso como el Dreamliner de la presidencia mexicana.

López Obrador explicó que la decisión de mantener el avión en un aeropuerto de logística en California desde diciembre de 2018 fue para darle mantenimiento adecuado y porque en ese lugar usualmente se venden esta clase de aeronaves.