Anuncios
U.S. markets closed
  • S&P 500

    5,303.27
    +6.17 (+0.12%)
     
  • Dow Jones

    40,003.59
    +134.21 (+0.34%)
     
  • Nasdaq

    16,685.97
    -12.35 (-0.07%)
     
  • Russell 2000

    2,095.72
    -0.53 (-0.03%)
     
  • Petróleo

    80.00
    +0.77 (+0.97%)
     
  • Oro

    2,419.80
    +34.30 (+1.44%)
     
  • Plata

    31.77
    +1.90 (+6.36%)
     
  • dólar/euro

    1.0872
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    4.4200
    +0.0430 (+0.98%)
     
  • dólar/libra

    1.2706
    +0.0035 (+0.28%)
     
  • yen/dólar

    155.6190
    +0.3120 (+0.20%)
     
  • Bitcoin USD

    67,168.54
    +131.61 (+0.20%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,371.12
    -2.72 (-0.20%)
     
  • FTSE 100

    8,420.26
    -18.39 (-0.22%)
     
  • Nikkei 225

    38,787.38
    -132.88 (-0.34%)
     

“Nos avisaron ayer”: el drama de un grupo de padres tras el sorpresivo cierre de un colegio, a días del comienzo de clases

Se trata del Centro Educativo Nuevo Horizonte
Se trata del Centro Educativo Nuevo Horizonte

El cierre abrupto de una escuela, situada en el barrio porteño de San Cristóbal, mantiene en vilo a la comunidad de padres del Centro Educativo Nuevo Horizonte. “Nos avisaron ayer”, admitió con desesperación una de las madres que se acercó a la institución en busca de alguna solución.

“Estamos todos los papás desesperados, no sabemos cómo pedir ayuda. No sabemos qué puede hacer el gobierno de la Ciudad. No sabemos cómo frenar esta situación”, expresó Celeste, madre y exalumna de la escuela, en diálogo con TN.

“Por lo menos que nos den un tiempo, no nos pueden avisar ayer que van a cerrar. Y los chicos, ¿adónde van a ir?”, cuestionó la mujer, quien se acercó a la escuela junto un grupo de padres que reclama algún tipo de respuesta por parte del colegio. Y en ese sentido agregó: “Hay gente que está de vacaciones y se está enterando en este momento que no tiene colegio”

Se trata del Centro Educativo Nuevo Horizonte, situado en la calle Matheu 1472, en el barrio porteño de San Cristóbal. Según dieron a conocer los familiares, las autoridades de la escuela les comunicaron ayer del cierre, después de haber pagado la matrícula y a días de iniciarse las clases en la Ciudad de Buenos Aires.

PUBLICIDAD

Si bien no se precisaron los motivos del cierre, ayer se informó a los padres que la escuela iba a ser vendida y se les devolvió las matrículas.

“La verdad es que hablamos con medio mundo para que por favor hagan algo. Ofrecemos lo que sea, estamos dispuestos a dialogar a buscar una solución, porque la verdad es que es un buen colegio y queremos que los chicos sigan acá”, manifestó la mujer sobre la escuela a la que asisten por lo menos 250 alumnos y centenares de docentes.

Por su parte, el ministerio de Educación porteño aclaró a LA NACION que si bien la institución recibía un 60 % de aporte estatal, era de gestión privada.

“No deja de ser una empresa privada que cierra sus puertas por la crisis económica”, señalaron desde la cartera de Educación porteña. “Desde la Dirección General de Educación de Gestión Privada del Ministerio de Educación porteño se está acompañando el proceso administrativo y legal para el cierre de la institución”, precisaron.

Y tras ello aclararon: “El equipo de Supervisión se encuentra a disposición de las familias para brindarles información sobre las escuelas de la zona que cuentan con vacantes para recibir a los estudiantes”.

Según se informó, asistían al Centro Educativo Nuevo Horizonte alrededor de 50 alumnos con algún tipo de discapacidad. “Nuestra opción no es cambiarlos, sino pelear por este colegio. Que los chicos puedan seguir yendo a una escuela que los contiene, apoya e incluye, que tiene propuestas para todos”, destacó la mujer.

En tanto, otra madre que también se acercó al lugar en busca de respuestas sostuvo que desde la institución se negaron a buscar soluciones.

“Los padres les ofrecimos todas las soluciones y ellos no quieren saber nada. Ofrecimos pagar el doble de cuota y sacar las becas, pero devolvieron las matrículas”, señaló. Y en medio del disgusto concluyó: “Los chicos están llorando, hay algunos que ni siquiera saben que no tienen colegio. Se creen que esto es supermercado”.