U.S. markets closed
  • S&P 500

    4,117.86
    -46.14 (-1.11%)
     
  • Dow Jones

    33,949.01
    -207.68 (-0.61%)
     
  • Nasdaq

    11,910.52
    -203.27 (-1.68%)
     
  • Russell 2000

    1,942.60
    -30.01 (-1.52%)
     
  • Petróleo

    78.42
    -0.05 (-0.06%)
     
  • Oro

    1,875.30
    -2.10 (-0.11%)
     
  • Plata

    22.28
    -0.14 (-0.60%)
     
  • dólar/euro

    1.0720
    +0.0002 (+0.02%)
     
  • Bono a 10 años

    3.6530
    -0.0210 (-0.57%)
     
  • dólar/libra

    1.2067
    -0.0003 (-0.03%)
     
  • yen/dólar

    131.4260
    +0.0900 (+0.07%)
     
  • BTC-USD

    22,961.38
    -345.07 (-1.48%)
     
  • CMC Crypto 200

    529.02
    -7.87 (-1.47%)
     
  • FTSE 100

    7,885.17
    +20.46 (+0.26%)
     
  • Nikkei 225

    27,471.64
    -134.82 (-0.49%)
     

"Banco Santander, BNP Paribas, BMW y Chevron serían buenas opciones para 2023"

- En las últimas semanas estamos viendo unos mercados más suaves, fundamentalmente por un cambio de sentimiento por parte de los inversores ante la creencia de que la política monetaria de los bancos centrales no va a endurecerse tanto… ¿Cómo ha visto en el último mes y como ve lo que queda de año en los índices europeos?

Pensamos que la volatilidad está todavía ahí, aunque es verdad que los índices han bajado de forma muy muy significativa y no terminamos de convencernos de esta recuperación que estamos viendo en los mercados. Pero sí han ocurrido una serie de cosas en las últimas semanas que nos hacen pensar que los dientes de sierra o las caídas que podemos tener puntuales a partir de estos momentos pues pueden ser menos profundas y menos violentas y menos duraderas ¿no? ¿Por qué? En principio, la gran lucha que tiene el mundo ahora mismo es la inflación. En Europa los datos todavía no son satisfactorios, salvo algunas excepciones, por ejemplo, en España hemos visto una bajada de la inflación al menos, la inflación general, de forma significativa. Sí hemos visto que en Estados Unidos desde el mes de julio los datos poquito a poco han ido a la baja e incluso el mes pasado aunque solamente un 0,10% hemos visto una bajada en la inflación subyacente en Estados Unidos. Esto lo que nos ha llevado a llevar a pensar a la mayoría del mercado y analistas es que, en principio, las subidas de tipos van a ir ralentizándose en el sentido de que ya no van a ser tan fuertes como las que hemos visto hasta ahora mismo de tres cuartos de punto sino que serán más pequeñas. Por otro lado, seguramente ese nivel en el que tanto el Banco Central Europeo (BCE) como la Reserva Federal piensen detenerse para ver cuál está siendo el traslado de esas subidas de tipos a la economía real no llegue a ser tan elevado como pensábamos hace un mes.

Con ratios PER bastante interesantes, bastante por debajo de la media en Europa y algo por debajo de la media en Estados Unidos pensamos que el dinero va a ir tomando poco a poco posiciones en las bolsas y creemos que en lo que queda de año pues debería seguir siendo así. Prácticamente el 15 o el 16 de diciembre los grandes gestores de carteras se paran, por lo que en las próximas semanas podemos ver bastantes movimientos en carteras estratégicas pensando en el año que viene que no tienen por qué demorarse a enero sino que se pueden hacer todavía en las próximas dos o tres semanas. Por tanto, podemos ver todavía algún signo positivo en las bolsas de aquí a fin de año.

- Con la situación macroeconómica actual y las previsiones de las mismas a corto-medio plazo, ¿cree que las empresas podrán mantener los márgenes que tienen ahora mismo? ¿Los inversores están descontando esto a la hora de mover las carteras?

Todavía hay estadísticas muy curiosas que apuntan que el año que viene los beneficios empresariales van a subir muchísimo menos que en este ejercicio, pero todavía tiene una expectativa positiva. Lo que pasa es que muchas de esas estadísticas se basan en que van a ser posible mantener los márgenes por parte de las empresas y nosotros eso lo vemos bastante más complicado. Indudablemente los márgenes en un momento en el que estamos o estaremos en recesión algún algunos meses es difícil pensar que se puedan mantener. Las fuertes caídas que hemos visto en el mercado, sobre todo en los mercados estadounidenses, creemos que tienen bastante descontado que los beneficios empresariales se van a estancar o a reducir ligeramente. Si esos márgenes bajarán de forma mucho más significativa de lo que pensamos pues indudablemente podríamos asistir todavía a una nueva corrección de la bolsa para ajustarlo a esas expectativas de beneficio, lo que pasa es que esa expectativa de beneficio pues se podrían compensar porque llegásemos también al tope en los tipos y por lo tanto una cosa pues podría neutralizar la otra. Con todo ello, pensamos que el ejercicio que viene los beneficios no van a ser malos. Hemos visto que muchas empresas han conseguido trasladar una parte muy importante de los costes de todo tipo a sus productos finales y que en principio después de este año tan duro que hemos tenido pues podemos ver tomas de posiciones por parte de una fuerte liquidez que hay en el mercado.

- Si nos fijamos en la bolsa española, ¿qué valores cree que podrían verse más perjudicados por ello?

En principio hay una serie de empresas que ya han descontado escenarios complicados para el año que viene y por lo tanto pueden ser bastante interesantes para entrar en ellas. Sin embargo hay otras tipo Inditex que se suele defender muy bien y es un ejemplo de cómo adaptarse a los diferentes momentos del ciclo que vive el consumo. Inditex puede sufrir y también podemos ver sufrir a compañías relacionadas con la automoción porque podemos ver menos ventas. Cuando hablamos de automoción pues ahí ya tenemos que hablar de Gestamp o de grandes proveedoras de las grandes automovilísticas. Hay otras como pueden ser las eléctricas que han sido muy castigadas que lo pueden hacer bastante bien el año que viene. Dentro de las que pueden sufrir está por ver cómo puede evolucionar la morosidad en el sector financiero, en principio deberían aprovecharse de este aumento importante de márgenes que han tenido en 2022 y que va a continuar el año que viene pero depende realmente de cómo evolucione la morosidad. Nosotros pensamos que aunque la morosidad pueda hacer daño al sector financiero está muy bien armado ahora mismo, está muy provisionado y que podemos obtener buenas rentabilidades el año que viene en el sector.

- Tras este 2022 cuanto menos convulso para los mercados, ¿en qué geografías y sectores ven más valor desde Atl Capital para el próximo año?

Las bolsas que están más baratas son las europeas lo que pasa es que las compañías europeas todavía están muy retrasadas en la lucha contra la inflación y con las subidas de tipos y por lo tanto puede demorarse esa recuperación fuerte de nuestras empresas. Creemos que la zona geográfica que puede tener una mejor reacción el año que viene es EEUU, basándonos en que van mucho más adelantados en el ciclo de subidas de tipos y en su lucha contra la inflación. Además hay muchos sectores que están representados con fuerza en Estados Unidos y que han sido extremadamente castigados por lo que creemos que volverá a entrar dinero. Hablamos de la tecnología, de la salud… donde tanto en EEUU como en Europa hay pesos importantes, aunque quizá en Estados Unidos hay más tecnología médica y pueda ser más interesante. Habrá que vigilar también cómo van los países emergentes, que han tenido un año extremadamente duro, pensando en el medio y largo plazo habría que ir viendo si tomar posiciones en China que puede ser interesante. Nosotros recomendamos tener una pequeña parte de la cartera en China desde hace ya tiempo. La apertura del Covid que parecía que iba a venir pero al final no ha venido y también habría que tener ese tipo de mercado en cuenta.

En cuanto a compañías creo que sería bueno tener algún algún valor del sector financiero como puede ser Banco Santander o BNP Paribas, en temas de automoción aunque puedan sufrir compañías como BMW lo deberían hacer también bastante bien, en el sector energético alguna petrolera estadounidense tipo Chevron también puede darnos buenos buenos resultados y como decía, en general, el sector salud es uno de los que más satisfacciones quizás nos pueda dar.