U.S. markets open in 11 minutes
  • F S&P 500

    3,630.50
    -2.25 (-0.06%)
     
  • F Dow Jones

    29,934.00
    -64.00 (-0.21%)
     
  • F Nasdaq

    12,106.50
    +30.50 (+0.25%)
     
  • RTY=F

    1,848.30
    -3.20 (-0.17%)
     
  • Petróleo

    45.48
    +0.57 (+1.27%)
     
  • Oro

    1,812.30
    +7.70 (+0.43%)
     
  • Plata

    23.41
    +0.11 (+0.47%)
     
  • dólar/euro

    1.1908
    +0.0011 (+0.10%)
     
  • Bono a 10 años

    0.8720
    -0.0100 (-1.13%)
     
  • Volatilidad

    21.64
    -1.02 (-4.50%)
     
  • dólar/libra

    1.3342
    -0.0016 (-0.12%)
     
  • yen/dólar

    104.4090
    -0.0710 (-0.07%)
     
  • BTC-USD

    19,160.48
    -106.16 (-0.55%)
     
  • CMC Crypto 200

    379.52
    +9.77 (+2.64%)
     
  • FTSE 100

    6,392.23
    -39.94 (-0.62%)
     
  • Nikkei 225

    26,296.86
    +131.27 (+0.50%)
     

La batalla de los tequileros contra Heineken por la denominación de origen

Surya Palacios
·4  min de lectura
La batalla de los tequileros contra Heineken por la denominación de origen
La batalla de los tequileros contra Heineken por la denominación de origen

Desperados, una cerveza que elabora y comercializa la multinacional holandesa Heineken, dice tener sabor y aroma a tequila, aunque solo contiene menos del 1% de la famosa bebida mexicana, por lo que la cervecera no solo engaña a los consumidores, sino que pone en riesgo la Denominación de Origen del Tequila, la figura que protege a toda la cadena que en México produce cada año más de 300 millones de litros de la bebida espirituosa.

Heineken “se quiere apropiar indebidamente de una Denominación de Origen como la del tequila, dándole un uso como si se tratara de un genérico”, cuando en realidad es un producto que está protegido nacional e internacionalmente, explicó en entrevista con ALTO NIVEL, Ramón González, director del Consejo Regulador del Tequila (CRT).

La cerveza Desperados se anuncia como una bebida saborizada con tequila, lo cual está expresamente prohibido en las normas que rigen a todas las denominaciones de origen que existen en el mundo. Por ejemplo, el champán francés no puede convertirse en aroma o sabor para aderezar un refresco, lo mismo sucede con el coñac o con el whisky escocés.

Al igual que esas bebidas típicas de Francia y Escocia, el tequila solo puede utilizarse siguiendo una regulación específica: Para usar el nombre del famoso licor mexicano, la base alcohólica del producto debe contener por lo menos 25% de tequila.

Heineken “no le pone tequila a esa cerveza”, se trata “de un fraude agroalimentario”, pues su producto solo contiene un aroma y sabor que se fabrica alterando el tequila, detalla González.

Pulso legal

El Consejo Regulador del Tequila ha demandado a Heineken para que deje de utilizar la palabra tequila en el etiquetado de la cerveza Desperados, o en su caso, que siga las normas en cuanto al contenido que debe tener cualquier bebida que efectivamente se fabrique con tequila.

Para proteger la Denominación de Origen del Tequila, el CRT también necesita la ayuda del gobierno mexicano. De hecho, el jueves el presidente Andrés Manuel López Obrador apuntó que este tema ya lo está viendo la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín.

De manera específica, se requiere que la Subsecretaría de Industria, Comercio y Competitividad de la Secretaría de Economía instruya a la Dirección General de Normas (DGN) para que emita una resolución favorable para la cadena productiva agave-tequila, de la que dependen más de 70,000 familias.

“No hemos recibido aun esa resolución, ese pronunciamiento que diga ‘no se vale’ que hagan esas prácticas, (…) estamos en espera de que esto ya suceda”, explica Ramón González.

Ese pronunciamiento del Estado mexicano será presentado en el juicio que el Consejo Regulador del Tequila lleva en Holanda en contra de Heineken, además de que también servirá para la defensa del tequila en un procedimiento de queja que promovió por la cervecera en la Comisión Europea.

“Esperamos una resolución que respalde al tequila, que respalde el razonamiento que estamos haciendo y que permita parar esa práctica” de la empresa holandesa, apunta el director del CRT.

A Heineken se le ha dicho que es muy sencillo hacer una cerveza con tequila, “solo tiene que agregarle tequila al producto” en un 25% de su base alcohólica, así se cumple con la norma. Pero “si no le pones tequila debe retirarse esa palabra” del etiquetado, añade Ramón González.

Cadena agave-tequila en riesgo

La Denominación de Origen es la figura jurídica que protege en México y en el extranjero el nombre de una región geográfica que sirve para designar un producto estrechamente vinculado a esa zona, a partir de que su calidad y características se deben esencialmente al origen geográfico de las materias primas, los procesos de producción, así como a los factores naturales y culturales que inciden en el mismo.

Esta protección no solo incluye al nombre y al producto tequila, sino que abarca a toda la cadena productiva que hace posible la fabricación de la bebida, cuya existencia no sería posible sin el agave azul tequila weber, la cactácea que solo puede sembrarse en 181 municipios de los estados de Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Nayarit y Tamaulipas.

Es gracias a esa cadena productiva que México alcanzó -en 2019- una producción récord de 330 millones de litros de la bebida. Esto no sería posible si no existieran las reglas que hay que cumplir para comercializar cualquier producto que contenga tequila.

El conflicto con la cervecera holandesa Heineken pone en riesgo a toda la cadena, pues esa firma compite deslealmente con las empresas tequileras que también cuentan con productos que mezclan el tequila con otras bebidas, cumpliendo con la reglamentación que les exige el Consejo Regulador del Tequila.

Ese organismo reporta que Heineken ha hecho más de 400 millones de litros de la cerveza Desperados, usando indebidamente la palabra tequila, además de la imagen del agave.

Como institución acreditada por el gobierno mexicano para evaluar la calidad del tequila y los productos que se hacen con base en tequila, el CRT advierte que la bebida mexicana no puede utilizarse de manera genérica, el tequila tampoco puede ser una esencia o un aroma, y mucho menos un saborizante, pues ello implica alterar por completo al emblemático licor mexicano.