U.S. markets closed
  • F S&P 500

    4,064.00
    -11.50 (-0.28%)
     
  • F Dow Jones

    33,992.00
    -31.00 (-0.09%)
     
  • F Nasdaq

    12,042.00
    -64.75 (-0.53%)
     
  • RTY=F

    1,906.20
    -4.30 (-0.23%)
     
  • Petróleo

    81.20
    +0.19 (+0.23%)
     
  • Oro

    1,928.30
    -1.70 (-0.09%)
     
  • Plata

    23.94
    -0.08 (-0.31%)
     
  • dólar/euro

    1.0887
    -0.0005 (-0.04%)
     
  • Bono a 10 años

    3.4930
    +0.0310 (+0.90%)
     
  • Volatilidad

    18.73
    -0.35 (-1.83%)
     
  • dólar/libra

    1.2402
    -0.0004 (-0.04%)
     
  • yen/dólar

    129.7100
    -0.4430 (-0.34%)
     
  • BTC-USD

    22,767.10
    -456.18 (-1.96%)
     
  • CMC Crypto 200

    515.93
    -11.26 (-2.14%)
     
  • FTSE 100

    7,761.11
    +16.24 (+0.21%)
     
  • Nikkei 225

    27,386.12
    +23.37 (+0.09%)
     

El BCE advierte de pérdidas al pagar el precio de una década de impresión de dinero

FOTO DE ARCHIVO. Banderas de la Unión Europea ondean frente a la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania

FRÁNCFORT, 29 nov (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) advirtió el martes que podría tener pérdidas, ya que la elevada inflación le obliga a subir los tipos de interés y a pagar la factura de una década de agresiva impresión de dinero.

Después de haber subido los tipos de interés para luchar contra los precios desbocados, el BCE debe hacer enormes pagos de intereses a los bancos comerciales por unos 5 billones de euros de depósitos que creó mediante la compra masiva de bonos y préstamos baratos.

Estas herramientas de estímulo, desplegadas durante varios años cuando la inflación era demasiado baja, pueden ahora empujar al BCE y a algunos de sus accionistas, como los bancos centrales de Alemania, Países Bajos y Bélgica, a números rojos.

Esto podría obligar a algunos de estos bancos centrales a solicitar un rescate que pondría en duda su independencia y despertaría la ira de los contribuyentes.

"Tenemos que luchar (contra la inflación) subiendo los tipos de interés, lo que se traduce en mayores gastos de intereses que pagamos a los bancos", dijo el BCE en su página web el martes. "En este caso, nuestro beneficio cae e incluso podríamos tener pérdidas".

Irónicamente, los bancos centrales de los países más prudentes desde el punto de vista fiscal serán los más afectados, ya que almacenan una mayor proporción de depósitos bancarios y los bonos que compraron por cuenta del BCE rinden cero o menos.

El banco central neerlandés ha reconocido abiertamente el riesgo de que pueda necesitar una recapitalización por parte de su Gobierno, aunque la ministra de Finanzas, Sigrid Kaag, advirtió posteriormente que esto "aún no está sobre la mesa".

El BCE, que es en su mayoría propiedad de los bancos centrales nacionales de los 19 países que han adoptado el euro y representa el 8% del balance del llamado Eurosistema, dijo que tenía otras medidas de protección.

Además de agotar sus provisiones, podría aprovechar cualquier ingreso que los bancos centrales nacionales obtengan en sus operaciones de política monetaria, como bonos y préstamos.

Y podría aplazar cualquier pérdida restante anotándola en su balance como un crédito contra futuros beneficios, una posibilidad que también citó el Bundesbank la semana pasada.

"En última instancia, la vuelta a un entorno de tipos de interés positivos favorece la rentabilidad del Eurosistema a medio plazo", dijo el BCE.

Por lo general, los bancos centrales pueden funcionar incluso si sufren pérdidas que agotan todo su capital, como ha ocurrido en las últimas décadas en varios países, entre ellos Alemania.

Sin embargo, la doctrina del BCE dice que debe mantenerse bien capitalizado para proteger su independencia de los Gobiernos y su credibilidad como luchador contra la inflación.

Y los Gobiernos de la eurozona se han beneficiado enormemente de la política monetaria laxa del BCE, tanto por la reducción de los costes de los préstamos como por los dividendos pagados por sus bancos centrales nacionales, lo que significa que se podría esperar que devolvieran algo de dinero.

"Es importante recordar que los bancos centrales no son como las empresas ordinarias: pueden perder dinero y seguir funcionando eficazmente", dijo el BCE. "Aun así, el principio de independencia financiera implica que los bancos centrales nacionales deberían, en última instancia, estar siempre suficientemente capitalizados".

(Información de Francesco Canepa; editado en español por José Muñoz en la redacción de Gdańsk)