Anuncios
U.S. markets close in 2 hours 48 minutes
  • S&P 500

    5,426.02
    -7.72 (-0.14%)
     
  • Dow Jones

    38,582.79
    -64.31 (-0.17%)
     
  • Nasdaq

    17,654.88
    -12.68 (-0.07%)
     
  • Russell 2000

    2,002.13
    -36.78 (-1.80%)
     
  • Petróleo

    78.74
    +0.12 (+0.15%)
     
  • Oro

    2,344.70
    +26.70 (+1.15%)
     
  • Plata

    29.44
    +0.38 (+1.30%)
     
  • dólar/euro

    1.0704
    -0.0038 (-0.35%)
     
  • Bono a 10 años

    4.2250
    -0.0130 (-0.31%)
     
  • dólar/libra

    1.2689
    -0.0072 (-0.57%)
     
  • yen/dólar

    157.3020
    +0.3200 (+0.20%)
     
  • Bitcoin USD

    65,323.76
    -1,513.45 (-2.26%)
     
  • CMC Crypto 200

    1,380.22
    -37.66 (-2.65%)
     
  • FTSE 100

    8,146.86
    -16.81 (-0.21%)
     
  • Nikkei 225

    38,814.56
    +94.09 (+0.24%)
     

El BCE se muestra más optimista sobre la inflación, pero sigue siendo paciente

FOTO DE ARCHIVO. Un cartel del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort, Alemania

FRÁNCFORT, 22 feb (Reuters) - Los responsables de la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) coincidieron el mes pasado en que la inflación se está controlando, pero que era prematuro hablar de recortes de tipos, dado el rápido crecimiento de los salarios y las abundantes presiones subyacentes sobre los precios, según se desprende de las actas publicadas de la reunión.

El BCE mantuvo sin cambios su política monetaria en la reunión del 24 y 25 de enero, y su presidenta, Christine Lagarde, rechazó cualquier posibilidad de recorte de los tipos de interés, argumentando que las presiones sobre los precios seguían siendo abundantes, por lo que no cabía hablar de un cambio de rumbo de la política monetaria.

"En general, los miembros del BCE señalaron que la continuidad, la cautela y la paciencia seguían siendo necesarias", señaló el informe de la reunión del BCE. "Hubo un amplio consenso entre los miembros en que era prematuro discutir recortes de tipos en la presente reunión".

Pero los dirigentes monetarios también parecían más optimistas sobre las perspectivas de inflación que en cualquier otro momento de los últimos años.

PUBLICIDAD

"Por primera vez en muchas reuniones, los riesgos para alcanzar el objetivo de inflación se consideraron equilibrados o, al menos, más equilibrados", según las actas del BCE publicadas el jueves.

La desinflación avanzaba según lo previsto y era probable que el BCE recortara sus propias previsiones en marzo, sobre todo debido a la bajada de los precios de la energía, añadieron los dirigentes.

Pero esto por sí solo no era suficiente para revertir el endurecimiento histórico de la política monetaria del banco central, especialmente porque el crecimiento salarial seguía siendo fuerte y el coste laboral unitario era marcadamente superior debido en parte a una caída de la productividad.

"Si bien el choque inflacionista inicial se había revertido en gran medida, la tarea que quedaba por delante era la inversión de los efectos de segunda ronda, que podrían resultar más obstinados", añadió el BCE.

Si el BCE no logra ahora que la inflación vuelva a su objetivo y el crecimiento de los precios se dispara, el coste reputacional sería considerable y la dificultad para controlar los precios, mayor, dijeron los dirigentes monetarios.

Las expectativas de recorte de tipos han sido un ir y venir este año. En un momento dado, los mercados esperaban que el BCE empezara a recortar los tipos ya en marzo y que realizara movimientos de 150 puntos básicos este año.

Sin embargo, las reticencias concertadas, el cambio de expectativas de la Reserva Federal de Estados Unidos, las esperanzadoras cifras de crecimiento y los nuevos datos sobre las presiones inflacionistas subyacentes redujeron la previsión a sólo 93 puntos básicos el jueves y la primera medida no estaría totalmente prevista hasta junio.

Los responsables de la política monetaria añadieron que los recortes de tipos no están automáticamente justificados, incluso si las nuevas proyecciones, previstas para marzo, muestran un cierto rebasamiento del objetivo de inflación del 2%, siempre que el rebasamiento sea pequeño y temporal.

Sin embargo, el objetivo no era alcanzarlo, ni siquiera tras años de crecimiento excepcionalmente elevado de los precios.

La próxima reunión del BCE se celebrará el 7 de marzo y, aunque no se prevé un recorte de los tipos, es probable que cambie su lenguaje, abriendo la puerta a una relajación de la política monetaria en una de sus próximas reuniones.

"Los miembros señalaron que la continuidad, la cautela y la paciencia seguían siendo necesarias, ya que el proceso desinflacionista seguía siendo frágil y un abandono prematuro podría deshacer algunos de los progresos realizados", dijo el BCE.

(Reporte de Balazs Koranyi; editado en español por Benjamín Mejías Valencia)